• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Literatura

100 años buscando a Bronwyn

Culturafnac
Por Culturafnac
El 03/10/2016
108
100 años buscando a Bronwyn

 

Se celebra el centenario del nacimiento de uno de los autores españoles fundamentales del siglo XX.

 

juan eduardo cirlot

 

"El arte como el hombre se encuentra entre dos fuerzas contrarias que lo solicitan: una es la belleza de la serenidad absoluta, la otra la fascinación del abismo".

 

Juan Eduardo Cirlot (1916-1973) es uno de los grandes escritores en español de la segunda mitad del siglo XX. También uno de los más extraños y misteriosos. Si bien su labor como crítico de arte y especialista en simbología fue reconocida, hasta convertirse en vida en una autoridad internacional -con ensayos ya clásicos como “Diccionario de los ismos” o “Diccionario de los símbolos”-, su poesía, una de las más portentosas de la literatura española, fue ignorada durante años. Ahora, con el centenario de su nacimiento, es el momento de recordar su obra en toda su amplitud, ahora que también contamos con una excelente biografía, “Cirlot. Ser y no ser de un poeta único” (Fundación José Manuel Lara), Premio Antonio Domínguez Ortiz de Biografías, de Antonio Rivero Tarabillo.

 

juan eduardo cirlot

 

Existía una razón, por supuesto, para ese obstinado ninguneo: su absoluta originalidad, su tono visionario, experimental y esotérico que la alejaba esteticamente de todos sus contemporáneos. También, como reconoce su biógrafo, Antonio Rivero Taravillo, su distancia de todo posicionamiento social. Cirlot fue uno de esos escritores que, como Borges o Wallace Stevens, llevan una vida burguesa, conservadora, ordenada, dedicada a leer y escribir, que, sin embargo, en su obra dan rienda suelta a una imaginación desbordante. Las circunstancias de su vida, tal y como nos las describe Rivero Taravillo, sin embargo, sirven para iluminar su obra, la de alguien que vivió como un exiliado en este mundo.

A través de la biografía de Rivero Taravillo, conocemos su infancia, su temprana fascinación por la Edad Media -fue un gran coleccionista de espadas, su paso por grupos de vanguardia, como el Postismo, el surrealismo que impregnaría para siempre su obra y el reunido en la revista Dau al set, la forja de una personalidad literaria heterodoxa que alcanzó su cumbre en el “Ciclo de Bronwyn”, una serie de libros de poemas donde crea un personaje mítico una doncella celta –“la que renace de las aguas”- en la que confluyen muy distintas tradiciones místicas, así como sus obsesiones sobre el amor imposible, la inmortalidad, las diosas primigenias, la cábala hebraica, la transmigración de las almas y un largo, etc. El Ciclo Bronwyn tiene un origen, como mínimo peculiar: en 1966, el poeta vio la película “El señor de la guerra” de Franklin Schaffner, en la que un caballero -Charlton Heston- llega a una aldea de Brabante, en el siglo XI, amenazada por hordas bárbaras, con orden de protegerla. Allí se enamora enloquecidamente de una muchacha de la aldea, Bronwyn, interpretada por una bellísima Rosemary Forsyth, a la que divisa en las aguas de un lago. Esa imagen le fascinó de tal modo que construyó a su alrededor toda una mitología personal.

El centenario del nacimiento de Cirlot también nos ha permitido recuperar, igualmente, su única novela, “Nebiros”, inédita tras ser prohibida por la censura franquista. El Cirlot treintañero, empapado de surrealismo y simbolismo, que escribió Nebiros tenía poco en común con la gris España que la rodeaba, y mucho menos con la cultura oficial. En Nebiros un hombre que carece de nombre recorre los prostíbulos de una ciudad portuaria que tampoco tiene nombre y que puede ser Barcelona. El título alude a un libro de magia que enumera las jerarquías infernales: Luzbel, Satanachia, Nebiros… «Cada demonio reinaba sobre un pecado capital, pero de Nebiros se decía que sus dominios consistían en un pecado que alude la Biblia, que no se puede nombrar o, mejor dicho, del cual se ignora la esencia». Ese paseo por los arrabales del deseo culmina en el encuentro con una mujer llamada, significativamente, Lilith. La narración discurre enteramente desde un atardecer hasta el alba siguiente en el que la mínima acción queda sumergida bajo el retrato psíquico del protagonista, entre sus oscuros impulsos sexuales y sus dilemas espirituales.

 

(Del ciclo de Bronwyn)


Nunca he tocado nada de lo que
tú eres.
Estás como una idea en un instante
puro.
Clara en tu firmamento de firmeza
blanca.
Desnuda Bronwyn, llámame, ya voy;
caigo.

 


Texto: José Martínez (Fnac.es)

Etiquetas: libros literatura
Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
2 producto(s)s
Bronwyn

Bronwyn

Juan Eduardo Cirlot, Victoria Cirlot Normal | Libro | Victoria Cirlot | Desde: 26,60€
El peor de los dragones

El peor de los dragones

Juan Eduardo Cirlot, Elena Medel Normal | Libro | Elena Medel | octubre de 2016 Desde: 18,95€