Amy Winehouse

Amy Jade Winehouse (Londres, 1983-2011) fue una cantante y compositora británica de jazz, Rhythm & Blues y Soul. Conocida por su poderosa voz, llegó a ser descrita como la Diva del Soul. La artista se crió en un barrio londinense en el seno de...
Leer Biografía
Amy Winehouse

Amy Jade Winehouse (Londres, 1983-2011) fue una cantante y compositora británica de jazz, Rhythm & Blues y Soul. Conocida por su poderosa voz, llegó a ser descrita como la Diva del Soul.

La artista se crió en un barrio londinense en el seno de una familia con tradición musical en el jazz, género que comenzó a despertar su interés por la música, y con tan solo 10 años fundó un grupo de rap llamado Sweet ‘n’ Sour. A los 13 años recibió su primera guitarra y se inició en la composición de algunos temas que presentó en diversos bares londinenses. Durante esta época salía con el cantante Tyler James, que le entregó una maqueta de Amy al productor Simon Fuller, con el que firmó su primer contrato con 16 años.

Tras algunas grabaciones, un representante de la discográfica Island Records la escuchó y se la presentó a su jefe, Nick Gatfield, que deslumbrado por su talento firmó de inmediato un contrato editorial con EMI y le presentó a su futuro productor, Salaam Remi. Comenzaba así la carrera artística de Amy Winehouse con el álbum debut Frank (en honor a Frank Sinatra, su ídolo), lanzado en 2003. El disco, con influencias jazz y todos los temas coescritos por la propia cantante, obtuvo una buena crítica y diversos reconocimientos como el disco de platino en Reino Unido, así como nominaciones a los Premios Mercury Music y los Brit Awards. Es en esta época durante la que conoció a su futuro marido, Blake Fielder-Civil, en un bar de la capital británica y con el que inició una tóxica relación que la fue introduciendo en el mundo de las drogas.

Tres años después lanzó Back to Black (2006), un éxito rotundo que obtuvo seis nominaciones a los Grammy, arrasando con cinco de los galardones, entre ellos Mejor nueva artista. Por ello igualó el récord de premios obtenidos en la misma noche por la misma artista, hasta entonces solo conseguido por Alicia Keys, Beyoncé, Norah Jones y Lauryn Hill. Por este álbum obtuvo también un Brit Award a Mejor artista británica, así como tres nominaciones a los MTV Video Music Awards y una a los Mercury. Ese mismo año se casó con Blake y comenzó su época más oscura en el mundo de las drogas, hasta el punto de que, dos meses después de la boda, fue hospitalizada por sobredosis.

La notoriedad adquirida por Amy Winehouse tanto por su música como por sus escándalos, así como su particular estilo, comenzaron a despertar el interés de los medios e incluso se convirtió en inspiración para diseñadores como Karl Lagerfeld. Sin embargo, toda esta fama también comenzó a acarrearle problemas legales debido a su cada vez mayor adicción a las drogas y el alcohol, que los medios se encargaron de difundir.

En 2008 lanzó una edición especial de su segundo disco bajo el nombre de Back to Black: B-Side, que se situó en la cabeza de las listas musicales británicas y vendió más de dos millones de copias solo en el Reino Unido. Al mismo tiempo, su marido fue ingresado en prisión por desobediencia a la autoridad y agresión, hecho que destrozó a la cantante, que canceló sus compromisos públicos. Un año después presentó una demanda de divorcio, a pesar de lo que sus escándalos no cesaron, sino todo lo contrario, eran frecuentes sus apariciones en estado de embriaguez, apenas sin voz y sin poder mantenerse en pie. Incluso tuvo que suspender algunos conciertos debido a sus excesos.

Su situación fue empeorando poco a poco y, a pesar de que se rumoreaba que estaba trabajando en un nuevo álbum, este nunca llegó. Sus últimos proyectos fueron un dueto con el cantante Tony Bennett y una serie de bochornosos conciertos, poco después de los que fallecería en su apartamento londinense (23 de julio de 2011) a causa del síndrome de abstinencia del alcohol, tal y como reveló su autopsia.

En el momento de su muerte Amy Winehouse contaba con tan solo 27 años, hecho por el que se la incluye en el denominado ‘Club de los 27’, del que forman parte otros cantantes fallecidos con esa edad como Kurt Cobain, Jimi Hendrix, Janis Joplin o Jim Morrison.

 Unos años después de su pérdida el director Asif Kapadia lanzó el documental Amy. La chica detrás del nombre, que se proyectó en el Festival de Cannes y recibió premios como el de Mejor Documental en los Premios del Cine Europeo, la misma categoría en los National Board Review (NBR) e incluso un Óscar también a Mejor Documental en 2016. Además, en homenaje, el barrio de Candem, en el que residía le dedicó una estatua a la cantante.

En 2018 se anunció el regreso de la cantante en forma de holograma impulsado por su padre y la empresa Hologram BASE con una serie de conciertos durante tres años cuyos beneficios están destinados a la Fundación Amy Winehouse, que que ayuda a jóvenes a superar sus adicciones.