Andrea Camilleri

Andrea Camilleri (Porto Empedocle, Sicilia, 6 de septiembre de 1925-Roma, 17 de julio de 2019) es uno de los novelistas más populares de la literatura italiana contemporánea. En especial, gracias a las obras policíacas protagonizadas por el...
Leer Biografía
Andrea Camilleri

Andrea Camilleri (Porto Empedocle, Sicilia, 6 de septiembre de 1925-Roma, 17 de julio de 2019) es uno de los novelistas más populares de la literatura italiana contemporánea. En especial, gracias a las obras policíacas protagonizadas por el comisario Salvo Montalbano.

Camilleri nació en Sicilia durante el apogeo del régimen de Mussolini, del que su padre, inspector portuario, era un partidario acérrimo. Empezó sus estudios en un colegio religioso, del que fue expulsado por su carácter rebelde. Durante su adolescencia, sufrió las consecuencias de la II Guerra Mundial, cuando Sicilia fue invadida primero por los alemanes y, después, por los aliados. Su familia se refugió, huyendo de los bombardeos, en la localidad de Enna, en el centro de la isla. Allí comenzó a frecuentar la biblioteca local, porque no tenía calefacción en casa, y se aficionó a la lectura.

Una vez finalizada la guerra, se inscribió en la Facultad de Letras y, más tarde, estudió dirección en la Academia de Arte Dramático Silvio d'Amico, al mismo tiempo que escribía sus primeros poemas y relatos. Optó a un puesto en la RAI, pero fue rechazado, según él por motivos políticos, ya que por aquel entonces militaba en el partido comunista. En 1958, comenzó a trabajar como profesor en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma. También dirigió varios montajes teatrales de autores de vanguardia, como Pirandello, Samuel Beckett, Ionesco o Adamov. En 1968, llevó a la televisión una adaptación del Lazarillo de Tormes.

Después de cuarenta años dedicado a la escritura de guiones, a la docencia y a la dirección teatral y televisiva, en 1994 publicó La forma del agua, la primera novela policíaca protagonizada por su gran personaje, con el que ganaría una inmensa popularidad dentro y fuera de Italia, el comisario Salvo Montalbano, un concienzudo e inteligente funcionario destinado a Sicilia. Como dato curioso, su apellido es un homenaje al escritor español Manuel Vázquez Montalbán, del que era gran admirador. A esta la seguirían otros veinticinco títulos, que serían traducidos a numerosos idiomas como el inglés, francés, alemán, español, portugués, irlandés, el gallego o el ruso, vendiendo en todo el mundo más de 10 millones de libros. Entre las que destacan Un giro decisivo, El carrusel de las confusiones o La sonrisa de Angélica

En 2008 ganó el Premio internacional RBA de novela negra, con La muerte de Amalia Sacerdote. Anunció que había escrito una obra con el “final” de Montalbano, que confió a su editor y que sólo sería publicada tras su muerte. A su éxito mundial contribuyó la serie de televisión, que adaptaba las andanzas de Montalbano. Además de estas novelas detectivescas, también publicó varias biografías de grandes pintores como Caravaggio, Guttuso o Renoir. Debido a sus problemas de visión, tuvo que dictar a una asistente sus últimos libros.