• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

Antes de dibujar. Construyendo una mirada

Ana Penyas
Por Ana Penyas
El 15/03/2017
594
Antes de dibujar. Construyendo una mirada

 

Esta segunda entrada del blog me gustaría dedicarla a todo aquello que sucede antes de dibujar, un
proceso creativo que tuvo mucho de colectvo.


Después de decidir hacer una novela gráfica sobre mis abuelas, vinieron todas las dudas. Con solo 16
páginas me faltaba casi toda la historia. ¿Qué quería contar? ¿Desde qué mirada?


De repente me encuentro con Dona't temps (Mujer, date tempo), un proyecto de intervención comunitaria
de dos amigas sociólogas dirigido a mujeres de mi barrio, Benimaclet, mayores de 50 años. Dentro del
proyecto, desarrollaron el taller Temps en Femení (Tiempo en femenino), donde las mujeres recorrían sus
vidas a la vez que compartían refexiones introduciendo una mirada feminista sobre sus propias
experiencias. Arantxa e Isa grabaron los talleres y lo recogieron en un libro, Voces entre silencios, las voces
se convierten en una sola y mis abuelas estaban en ella.


Las preguntas empiezan a tomar forma: Ellas que han sido cuidadoras, ¿cómo viven ser cuidadas o
descuidadas?, ¿se sienten reconocidas por los demás?, ¿valoran ellas mismas ese trabajo?, ¿tiene que ver
algo de todo esto con el sentimiento de soledad?, ¿qué relación tiene el franquismo?


Así que, grabadora en mano, fui a visitar a mis abuelas para recorrer sus vidas y poder escuchar qué mirada
tenían de sí mismas.


Seis horas de grabación:


Maruja
-Estábamos ahí una hora rezando el rosario y luego dábamos un paseíto a casa. Teníamos que ir por
las mañanas a misa y por las tardes al rosario.
-¿Y a ti te gustaba ir a misa?
-Sí sí, porque yo quería ser buena.
“La primera vez que había que ir a votar, no me dejó ir a votar y cuando me enteré, dije, pero bueno
¿cómo es que no he votado yo? y me dijo, bah para qué vas a votar tú, da lo mismo. Porque allí era
cosa de los hombres.”
“Siempre estaba deseando de salir, me iba al cine, me iba al Corteingles”


Herminia

“Yo es que yo los chiquillos me gustan, no me ha costado trabajo los chiquillos.”
“Me veo la novela, el puente viejo. Por ejemplo me gustan las novelas esas porque me relajan.”

 

Los temas se acumulaban: religión, trabajo de cuidados, los hijos, el ocio, el sexo, la idea que tenían de ellas
mismas, qué les ha hecho felices, Franco, pasar del campo a la ciudad, la tele.


Hice muchas fotos. Fotos a ellas, sus rutinas, a sus casas, sus objetos, su barrio. Escaneé fotos antiguas, volví
a verlas de jóvenes, en el baile del pueblo, sonriendo en la boda, cuando tenían mi edad y ya eran madres...
La imagen me sirve para distanciarme emocionalmente, intento unir sus historias con todos estas imágenes
y objetos. Había encontrado algo.

 

Herminia (izquierda) y Maruja (derecha)


Hablé muchas horas con mi madre y con mi padre. Sus puntos de vista me ayudaron a crearme una imagen de mis abuelas como madres y como mujeres jóvenes.


De nuevo el peso de la Historia a través de un libro de Carmen Martin Gaite, 'Usos amorosos del
franquismo'. Una cita: “aquellas ejemplares penélopes condenadas a coser, callar y esperar”. Las piezas del
puzle empiezan a encajar mejor.

 

Abuelas herminia y maruja de jovenes  title=

Herminia (izquierda) y Maruja (derecha)


Mi amigo Juanmi me ayuda a estructurar el guión. Objetos, tiempos históricos, muchos temas. Decidimos
los capítulos y el enfoque.


Empiezo a sentir que tengo una mirada propia que es a la vez colectiva, construida por ellas mismas, por
mis padres, por mis amigas y por la Historia.

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore