• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Audio HiFi: ¿Home cinema o barras de sonido?

Culturafnac
Por Culturafnac
El 10/04/2019
1235
Audio HiFi: ¿Home cinema o barras de sonido?

¿Estás pensando en añadirle ese plus de sonido potente a tu televisión? ¿Barra de sonido? ¿Home cinema? Vemos las diferencias de cada uno y cuál se convierte en la mejor opción.

A la hora de querer darle un extra de sonido a nuestra televisión o equipo que tengamos en casa, existen diferentes opciones que ayudan a darle ese plus para los que nos gusta el sonido envolvente. ¿A quién no le ha sucedido? Verse entre si adquirir una barra de sonido, o un completo home cinema. Sin saber si se adapta a lo que demandamos, buscamos diferencias entre ellos y, claro, acabamos con las ideas un poco confusas porque parece ser que ambos abarcan lo mismo, pero no comparten el mismo funcionamiento. Lo cierto es que existen datos claramente diferenciales entre un sistema y otro. Si bien el sonido potente que son capaces de reproducir agradará a todo el mundo, vamos a analizar los factores que diferencian a un equipo de otro. 

Barras de sonido

Barras de sonido

En los últimos años, este tipo de equipo se ha visto en aumento gracias al tamaño compacto y la gran calidad de sonido que son capaces de ofrecer. Para nadie es un secreto que el tamaño compacto y el poco espacio que llegan a ocupar son un gran factor a tener en cuenta. Apenas pesan, y su instalación no requiere de grandes conocimientos. De hecho, su evolución llega hasta tal punto donde no hay cables molestos y todo el sonido pasa a ser envolvente, pero de manera inalámbrica. Algo que sin duda para salones o salas de estar que son relativamente grandes y/o pequeñas, ayuda a que su facilidad de montaje sea clave para su adquisición. Por otro lado, pasando al apartado de la calidad de su sonido, que es el principal tema que nos ocupa, existen diferentes tipos. Evidentemente todo depende del factor económico. Pero todas poseen una cuidada y estudiada posición en sus altavoces, y cuando hablamos de posición, también nos referimos a la orientación de los mismos. Existe un denominado “sonido 3D” el cual, gracias a la orientación de los altavoces, consigue que el sonido “rebote” abarcando una mejor distancia y calidad de escucha. Por último, pero no por ello menos importante, muchas de estas barras van equipadas con un subwoofer que potencia la propia calidad del sonido. Lo mejor de todo es que la conexión entre las barras y el subwoofer suele ser de manera inalámbrica también. Lo que hace realmente versátil su comportamiento.

 

home cinema

Home cinema

En cambio, pasando al home cinema, estamos ante un equipo que prácticamente todos hemos visto o tenido en algún momento. Se compone de varios altavoces además de un subwoofer, siendo posible en algunos casos también la adquisición de un equipo central que también lo complemente con un DVD o Blu-ray (más habitual este último desde hace algunos años). En este caso, la cantidad de altavoces puede variar, pero la disposición de los mismos requiere un espacio más amplio para conseguir esa alta fidelidad que se pueda buscar. A su vez, los altavoces que componen este sistema suelen tener una configuración para el sonido y un rango diferente tanto en los agudos como en los graves, consiguiendo de este modo una itinerancia entre ambos tipos de sonido de una gran calidad. Todos los componentes del home cinema van conectados a una fuente principal que es la que regula todo el sonido. En su mayoría, siempre suelen ir conectados a través de cables, lo que sí otorga un extra de instalación que, si bien no es complicada, conlleva el equipamiento de los temidos cables para muchos. Cabe mencionar, que la cantidad de altavoces integrados que lleva, consiguen una calidad de sonido con una calidad tremenda.

 

¿Y cuál elegir?

Todo depende de diferentes factores. Lo primero, el precio, ya que las barras de sonido suelen ser más asequibles que el resto de home cinema. Así mismo, la propia calidad del sonido es, sin duda, la característica por la que muchos se dejarán seducir. Un home cinema ofrece una experiencia visual que merece la pena escuchar, ya que su potencial es claramente superior al de muchas barras de sonido por la división que tiene de altavoces y el juego que dan sus altavoces. Por último, su instalación. Es obvio que las barras de sonido son más fáciles de instalar, en muchos casos con un cable HDMI o un cable óptico ya tenemos el sistema listo para ser utilizado. En cambio, con un home cinema vamos a necesitar algo más de tiempo para realizar la mejor configuración y colocación de sus altavoces.

Con todo ello, estamos ante equipos que comparten un mismo fin, pero que lo canalizan a través de diferentes medios. Todo depende del espacio de cada uno y, sobre todo, de los factores anteriormente mencionados. Como colofón, sí puedes sacar algo en claro, es que elijas lo que elijas, tus oídos se verán seducidos por una calidad de sonido excepcional.

 

Texto: Daniel Hidalgo (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore