Ben Kingsley

El oscarizado Sir Ben Kingsley, es una leyenda viva de la interpretación, capaz de meterse en la piel de tan importantes personajes de la Historia como Ghandi o Lenin, un auténtico monstruo de la interpretación capaz de elegir...
Leer Biografía
Ben Kingsley

El oscarizado Sir Ben Kingsley, es una leyenda viva de la interpretación, capaz de meterse en la piel de tan importantes personajes de la Historia como Ghandi o Lenin, un auténtico monstruo de la interpretación capaz de elegir películas de serie B y darle a los personajes adecuados un toque bufonesco encantador -¿alguien ha dicho Mandarín?-.


Kingsley es una criatura escénica, que domina las tablas del escenario al igual que las cámaras, con su presencia imponente. En su segunda actuación en el cine logró el Oscar por su interpretación de Ghandi, no obstante, se le ha nominado 3 veces más aunque se ha merecido muchas más. Pero si a pesar de todo, alguien tiene aún alguna duda solo tiene que ver La muerte y la doncella (en la que se da uno de los mejores cara a cara del cine con una Sigourney Weaver en estado de gracia) . Peliculones como La Lista de Schindler, Casa de arena y niebla o La invención de Hugo se han beneficiado de su presencia, ha tenido cierta debilidad por los filmes ambientados en otra época (Oliver Twist, Joseph , La última legión o Exodus), los thriller (Shutter Island, Sexy Beast, El caso Slevin, Transsiberian, Caza al terrorista, Los fisgones...) y también por la serie B, así como se lee, con películas como la inclasificable Bloodrayne de Uwe Boll, Species (a mayor gloria del cuerpo de Natasha Henstridge) o El sonido del trueno... Comedia, drama o ciencia ficción también han sido degustados por Kingsley, con su polémico personaje en Iron Man 3, desenfadado, humorístico y payaso, como ya le habíamos visto en El Dictador, capaz también de meterse en proyectos más orientados al público infantil, poniéndole voz a Bagheera en El libro de la selva .

Un actorazo que, a estas alturas, no tiene que demostrar nada, al que te lo encuentras metido tanto en un blockbuster La invención de Hugo, El juego de Ender- como una pequeña producción -Elegy-, y al que le sobra carisma y buen humor.

Miguel Herreros