Benito Pérez Galdós

Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 10 de mayo de 1843 – Madrid, 4 de enero de 1920) fue un novelista, dramaturgo y político español. Es considerado unánimemente uno de los más grandes escritores europeos del siglo XIX y comienzos del...
Leer Biografía
Benito Pérez Galdós

Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 10 de mayo de 1843 – Madrid, 4 de enero de 1920) fue un novelista, dramaturgo y político español.

Es considerado unánimemente uno de los más grandes escritores europeos del siglo XIX y comienzos del XX. Galdós fue el décimo hijo de un coronel del ejército, natural de Gran Canarias. Su madre era de origen guipuzcoano. Estudia en el Colegio de San Agustín de su ciudad y, aún siendo escolar, comenzó a publicar pequeños relatos y poemas en el periódico local El Ómnibus. También se aficionó a la historia, gracias a la influencia de su padre, que solía relatarle anécdotas de la Guerra de Independencia, en la que había combatido.

Al terminar sus estudios básicos en 1862, se trasladó a Tenerife para el bachillerato, y posteriormente marchó a Madrid donde se matriculó en Derecho. Para aquel entonces, su vocación literaria ya le hacía preferir acudir a las tertulias del Ateneo y los cafés Fornos y Suizo, donde acudían los intelectuales y artistas de la época, que asistir a clase. En el Ateneo conoció a alguien que se convertiría en uno de sus amigos más cercanos: un joven crítico asturiano, Leopoldo Alas “Clarín”, que pasado el tiempo se convertiría en el otro gran novelista español de su época.

Empezó a escribir en los diarios La Nación y El Debate. Como corresponsal, viajó por Europa, conociendo de primera mano las corrientes literarias en boga, como el naturalismo. Así su obra se vio influenciada por Balzac, Zola y Dickens, entre otros. Sus principales obras narrativas pueden dividirse en dos grandes series: los Episodios Nacionales, una crónica novelada del siglo XIX, compuesta de 46 libros, que arranca en la batalla de Trafalgar y llega hasta la Restauración borbónica. Para escribirla Galdós recurrió a una exhaustiva documentación, pero también a viajar por toda España, lo que le permitió conocer a gentes de distintas condiciones y clases sociales. Los Episodios Nacionales alcanzaron pronto una enorme popularidad y se los sitúa como la cima de la novela histórica española.

Por otro, las Novelas españolas contemporáneas, que es el nombre que el propio Benito Pérez Galdós dio a las obras publicadas entre 1881 y 1889, en las que describe la sociedad española de la segunda mitad del siglo XIX. Entre ellas, hay que destacar hitos tan importantes como Fortunada y Jacinta, Tristana , Torquemada , Nazarín o Misericordia . Académico de la Real Academia desde 1897, fue nominado al Premio Nobel en 1912, aunque no se le concedió al parecer por motivos políticos.

Galdós evolucionó del liberalismo a la izquierda. Entre 1907 y 1910, fue diputado, junto a Pablo Iglesias, a las Cortes por la Conjunción Republicano Socialista. Eso no le impidió mantener una fraternal amistad con intelectuales conservadores como Marcelino Menéndez Pelayo o Francisco Silvela.

Permaneció soltero durante toda su vida y guardó celosamente su intimidad. Sólo muchos años después de su muerte se conoció sus romances con varias actrices y, sobre todo, con la escritora Emilia Pardo Bazán.

Un año antes de su muerte, se descubrió en el parque del Retiro de Madrid una escultura en su honor erigida por suscripción pública. El día de su entierro una enorme muchedumbre de madrileños acompañó su ataúd hasta el cementerio de la Almudena.

Se considera que la obra de Galdós es uno de los grandes tesoros de la cultura española y no ha dejado nunca de reeditarse y traducirse. Max Aub dijo de él «desde Lope ningún escritor fue tan popular, ninguno tan universal desde Cervantes». Muchas de sus narraciones han sido llevadas a la televisión y al cine; Tristana y Nazarín por uno de sus grandes admiradores, Luis Buñuel.