Bob Dylan

Es complicado definir una personalidad tan extraordinaria como la de un hombre que nació como Robert Allen Zimmerman en Minnesota, en 1941, pero que es universalmente conocido como Bob Dylan, pseudónimo que adoptó en honor de uno de sus escritores...
Leer Biografía
Bob Dylan

Es complicado definir una personalidad tan extraordinaria como la de un hombre que nació como Robert Allen Zimmerman en Minnesota, en 1941, pero que es universalmente conocido como Bob Dylan, pseudónimo que adoptó en honor de uno de sus escritores favoritos, Dylan Thomas. Sus decenas de discos y cientos de canciones le colocan al nivel de otros colosos de la música popular del siglo XX, como The Beatles o Elvis Presley.

 

Personaje hermético e introvertido, pasó su infancia en Duluth, una localidad rural muy aislada, lejos del bullicio de las grandes ciudades de Estados Unidos. Según el propio Dylan, sus actividades favoritas durante su adolescencia y juventud eran oír en la radio a los grandes de la música de la época como el mismo Elvis o Little Richard y leer a poetas como William Blake, Rimbaud o Walt Whitman.

 

Mientras estudiaba en la universidad de Minnesota, redescubrió el folk, la música tradicional estadounidense e, inspirado por cantautores como Woody Guthrie y Hank Williams, la renovó completamente con composiciones  inmortales como “Blowin' in the Wind”,” A Hard Rain's a-Gonna Fall” o su himno contra la guerra de Vietnam “Masters of War” que sintonizaban plenamente con el clima social y cultural de los sesenta.

 

Sin embargo, no se conformó con eso, y en 1965,  con el Highway 61 Revisited, para escándalo de buena parte de sus fans, se volvió hacia el rock’n’rol, y empezó a tocar la guitarra eléctrica, mientras que sus letras se hacían más complejas y empezaban a incluir elementos surrealistas. Su primer sencillo “Like a Rolling Stone” alcanzaría una altura mítica, hasta el punto de llamada por la revista Rolling Stone como la mejor canción de todos los tiempos.

 

Muchos años, y muchísimos discos más tarde, la lista de galardones y reconocimientos que ha recibido a lo largo de su singular carrera –que incluye su papel en  Pat Garrett  y Billy el niño de Sam Peckinpah- es abrumadora, incluyendo el Oscar y el Globo de Oro a mejor canción por la magnífica “Times Have Changed”, compuesta para la película Jóvenes prodigiosos, el Premio Príncipe de Asturias de las artes y, por supuesto, un imprevisto Premio Nobel de Literatura en 2016 (que no recogió en persona por hallarse de gira, por lo que acudió en su nombre su amiga, y también leyenda de la música contemporánea, Patti Smith) al «haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción estadounidense».