Brandon Sanderson

Brandon Sanderson (Lincoln, Nebraska, 1975) es uno de los mayores exponentes de la literatura fantástica de las primeras décadas del siglo XXI. Aunque siempre le gustó la literatura, comenzó a perder su interés a raíz de los libros que le...
Leer Biografía
Brandon Sanderson

Brandon Sanderson (Lincoln, Nebraska, 1975) es uno de los mayores exponentes de la literatura fantástica de las primeras décadas del siglo XXI.

Aunque siempre le gustó la literatura, comenzó a perder su interés a raíz de los libros que le recomendaban sus profesores de secundaria. Solo uno, Dragonsbane, de Barbara Hambly (una novela de fantasía heroica y dragones), le hizo recuperar su pasión por la lectura y descubrir el género fantástico. Sería entonces cuando, buscando historias similares, descubriría a autores como Robert Jordan, Anne McCaffrey, David Eddings, Orson Scott Card o Melanie Rawn y se iniciaría escribiendo relatos de fantasía épica que, según el propio Sanderson, fueron “terribles”.

Llegado el año 1994 se matriculó en bioquímica en la Universidad Brigham Young e incluso ejerció como misionero en Corea. Sería esta experiencia la que le haría darse cuenta de que la química no era lo suyo y que la escritura era lo que realmente añoraba. Es por ello por lo que, en su regreso a la universidad, obtuvo un máster en literatura creativa.

Terminados sus estudios, Sanderson comienza a trabajar como recepcionista nocturno de un hotel, un trabajo que le permitía escribir. Al mismo tiempo continuaba sus estudios durante el día. Fueron según el propio autor años deprimentes, pero que, sin embargo, le permitieron escribir siete novelas y varios manuscritos que, a pesar de ser rechazadas por las editoriales, no le hicieron abandonar su vocación.

Durante los años siguientes comenzó a colaborar para una revista de fantasía y ciencia ficción de la universidad, The Leading Edge, de la que ejerció como Editor jefe y le permitió establecer una red de contactos. Uno de ellos, el profesor David Farland (autor de la serie de novelas de fantasía Runelords), le propuso que acudiera a todas las convenciones que pudiera, especialmente las WorldCon y World Fantasy, en las que podría conocer a personalidades de la industria. Siguiendo su consejo así lo hizo, y en una de ellas conoció a su actual agente.

Comenzaba así la exitosa trayectoria de Sanderson, cuyo despegue fue a raíz de una llamada del editor Moshe Feder (editorial Tor Books) para comprar uno de sus libros. Fue en 2005 cuando logró publicar su primera novela con esta editorial, Elantris, que obtuvo un buen recibimiento por parte de la crítica y el público. A continuación le siguieron otros títulos como El camino de los reyes o El aliento de los dioses, esta última una de las partes de una serie de diez volúmenes denominada El archivo de las tormentas.

En 2006 publicó El imperio final, el primero de sus libros desarrollados en el universo ficticio de Cosmere, una galaxia enana compacta con menos estrellas y sistemas que la nuestra, y en el que también se ambientan otros títulos como El pozo de la ascensión, El héroe de las eras, Aleación de Ley, Sombras de identidad y Brazales de duelo.

Tal fue la repercusión y fama adquirida por el autor en el terreno de la literatura fantástica que, en 2007, fue elegido por la viuda de Robert Jordan, Harriet McDougal Rigney, para completar la serie La rueda del tiempo. Esta se dividió en tres partes debido a su gran volumen: La Tormenta, (2009), Torres de medianoche ( 2010) y Un recuerdo de luz (2013).

Además de estos libros, Sanderson también firma la The Reckoners, trilogía de superhéroes formada por Steelheart, Firefight y Calamity, las dos entregas de La espada infinita (novela basada en el videojuego homónimo), El Rithmatista y las cinco entregas de la saga juvenil Alcatraz contra los bibliotecarios malvados (2007).

A lo largo de su trayectoria, Sanderson ha sido nominado dos veces para el Premio John W. Campbell (galardón anual otorgado al mejor escritor novel de fantasía o ciencia ficción) y ha recibido el Premio David Gemmell Legend (2011) por El camino de los Reyes y el Premio Hugo (2013) por la novela El alma del emperador.