• Tiendas Fnac
Recomendaciones | Cómic

Cómo ser Andy Warhol: Pop rises

Culturafnac
Por Culturafnac
El 10/06/2019
206
Cómo ser Andy Warhol: Pop rises

Cómo Warhol se inventó a Warhol, cambiando irremediablemente el mercado del arte y la figura del artista, con unas gafas negras y una peluca blanca.

Antes del gigante del mundo del arte Andy Warhol, estaba el pequeño y frágil dibujante de zapatos Andrej Warhola, nacido en Pittsburgh en 1928 de padres eslovacos emigrados a Estados Unidos de los que nunca hablaba, a pesar de la importancia que tuvieron en la formación del futuro personaje en el que se convertiría su hijo, sobre todo su madre y la poca confianza que tenía en él. Porque, más allá del artista, cuyo papel en la industria del arte del siglo XX es innegable más allá de sus virtudes artísticas, estaba el personaje, ese personaje que el pequeño Andrej se inventó para escapar, para reinventarse con una peluca blanca, unas gafas de sol y una chaqueta de cuero, ese que fue espoleado irónicamente por la falta de apoyo de su progenitora, y que finalmente fagocitó al artista quedando tan sólo la máscara que frecuentaba las fiestas de las clases altas y de aquellos que buscaban desesperadamente sus prometidos quince minutos de fama.

 

como ser andy warhol-comic

 

'Cómo ser Andy Warhol' retrata precisamente ese viaje de creación interior, esos días de 1962 justo anteriores a la presentación en la Galería Stable de Nueva York de la colección de pinturas de las latas de Sopa Campbell, que supusieron de cara a la posteridad el nacimiento del Pop-Art (no fue el primero en elevar lo vulgar y popular a las esferas más elitistas del arte, pero sí el que mejor lo supo vender). Warhol fue el mejor embajador de Warhol, y en las páginas del cómic de Nick Bertozzi y Pierce Hargan podemos descubrir la eclosión del creador de The Factory en un escenario que parecía creado para él. El hombre exacto en el momento justo, con la idea que precisaba el momento, y después del cual el mundo del arte no volvió a ser el mismo, para bien y para mal.

El guión de Nick Bertozzi no busca deslumbrar con los momentos más icónicos de Warhol, conocidos hasta por lo ajenos al mundillo artístico, sino en plasmar los momentos cruciales en los que el hijo enfermizo con cierto talento para el dibujo de una familia trabajadora de inmigrantes llegó a ser el artista del momento con la visión más americana posible del arte, en la década de los cambios por antonomasia. Para ello, Bertozzi ha hecho una gran labor de investigación y documentación histórica, que deja de lado la épica más efectista para centrarse en narrar los hechos con cierta frialdad y una narrativa aparentemente monótona que no busca sino acercarse a la realidad lo más posible, sin florituras, pero con el impacto de las promesas de cambio de los giros de los acontecimientos, como el incidente en la Exposición Universal de Nueva York de 1964, y que aupó a Warhol en los medios de comunicación, oportunidad que no desaprovecharía para dar el pistoletazo definitivo y empezar a trabajar con Leo Castelli, tal vez el marchante de arte más importante del pasado siglo y el otro gran culpable de la transformación del mundo contemporáneo del arte.

 

andy-warhol-comic-2

 

El guión de Nick Bertozzi no busca deslumbrar con los momentos más icónicos de Warhol, conocidos hasta por lo ajenos al mundillo artístico, sino en plasmar los momentos cruciales en los que el hijo enfermizo con cierto talento para el dibujo de una familia trabajadora de inmigrantes llegó a ser el artista del momento con la visión más americana posible del arte, en la década de los cambios por antonomasia. Para ello, Bertozzi ha hecho una gran labor de investigación y documentación histórica, que deja de lado la épica más efectista para centrarse en narrar los hechos con cierta frialdad y una narrativa aparentemente monótona que no busca sino acercarse a la realidad lo más posible, sin florituras, pero con el impacto de las promesas de cambio de los giros de los acontecimientos, como el incidente en la Exposición Universal de Nueva York de 1964, y que aupó a Warhol en los medios de comunicación, oportunidad que no desaprovecharía para dar el pistoletazo definitivo y empezar a trabajar con Leo Castelli, tal vez el marchante de arte más importante del pasado siglo y el otro gran culpable de la transformación del mundo contemporáneo del arte.

Cómo reflejo de su época, aparte de Castelli y Eleanor Ward, la gerente de la primera galería donde Warhol empezó a tener éxito tras abandonar su trabajo como ilustrador de moda femenina y zapatos, por las páginas de 'Cómo ser Andy Warhol' se pasean las figuras más relevantes del momento, como los artistas Roy Lichtenstein, Jackson Pollock o Kandinsky. Momentos como la exposición de las obras que repetían las cajas de detergente Brillo, o las propias sopas Campbell, son recogidos por el dibujo de Pierce Hargan con un estilo casi caricaturesco que resalta lo mundano del momento, u mejor dicho, el realismo menos mágico y sin embargo determinante del momento que pasará a la historia, como dejando patente gráficamente esos quince minutos de gloría con la inmediatez de la cotidianidad, que en Warhol se convirtieron en un buen puñado más.

 

Texto: David Romera (Fnac.es).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)
Cómo ser Andy Warhol

Cómo ser Andy Warhol

Normal | Cómic | Oberon | abril de 2019 Desde: 16,10€