• Tiendas Fnac
Recomendaciones | Cómic

Loki: El eterno perdedor

Culturafnac
Por Culturafnac
El 02/03/2020
97
Loki: El eterno perdedor

Que trágica paradoja es que el dios de las mentiras sea capaz de engañar a todo el mundo salvo a sí mismo, incluso en la hora decisiva de su ¿victoria? final...

Como le ocurre a la gran mayoría de villanos del universo Marvel, Loki, pese a sus esfuerzos, lleva escrita la palabra perdedor en la cara. De un modo u otro, en todas las ocasiones en las que parecía que podía acariciar la victoria con la punta de los dedos, de un plumazo era apartado de su anhelado destino una vez más. Pero, ¿y si en una sóla de esas ocasiones lo hubiera conseguido? ¿Y si existe un amanecer en el que Odín languidece en una celda con la mera compañía de sus propios fantasmas de pasado, Thor espera derrotado y encadenado a que se termine su saga en el cadalso, y Loki se sienta por fin como soberano absoluto en el trono de Asgard?

 

loki-comic

 

 

Este es precisamente el arranque de 'Loki: Hermanos de sangre', el cómic en el que comprobamos que Loki puede vencer, que finalmente consigue subyugar a su hermano y alcanzar la posición que siempre ha sentido que merecía en el panteón de los dioses nórdicos, siempre bajo el prisma Marvel, claro. Mucho ha llovido desde que en 1962, Stan Lee y Jack Kirby, los que podríamos considerar como los arquitectos supremos del Universo Marvel, decidieran adaptar la siempre interesante y épica mitología nórdica al los elementos más cósmicos del hogar de Spiderman y los Cuatro Fantásticos, con algunas variaciones y licencias respecto a su semilla original, en la serie 'Journey into mistery'.

El cómic que nos ocupa empieza justo en el momento en el que Loki se presenta como nuevo soberano del pueblo de Asgard, sin que estos le reciban con el entusiasmo que el dios del engaño considera merecer. No sabemos cómo ha conseguido tal victoria, pero sí que el precio a pagar es más de lo que el propio Loki esperaba. Ocupar el trono de Asgard supone un constante asedio de acreedores y veladas amenazas de aquellos sobre los que se ha apoyado para sentarse en él, y poco podrá disfrutar del sabor de vencer, sensación agridulce una vez hay que empezar a gestionar las mieles del éxito, las traiciones, las demandas, y la presión de Hela por obtener el alma inmortal de Thor, una vez haya sido éste ejecutado. Pero Loki es y ha sido siempre un animal herido, desgajado de su gente cuando fue llevado a Asgard por Odín, tras matar en justo combate a su padre de sangre, Laufey, rey de los gigantes de hielo de Jotunheim, y criado en aparente igualdad junto a su hermanastro Thor, tal vez con la única intención de, con su innata oscuridad, hacer más brillante aún la blancura del dios del trueno.

 

 

loki-comic

 

 

Y es que el Loki que en 'Loki: Hermanos de sangre' desarrollan Roberto Rodi y Esad Ribic es un personaje lleno de complejos e inseguridades, que ni siquiera en la victoria final es capaz de encontrar su lugar entre los vencedores. Este Loki está ajado, curtido y desgastado por mil batallas y derrotas, incluso desdentado, incapaz de frenar su propia degradación. No es el Loki magnético y carismático, a pesar de su villanía, que hemos visto en su célebre representación cinematográfica, en la piel de un Tom Hiddelston que ha hecho suyo el personaje. Aquí es una víctima con recién adquirido poder, y el rencor y la bilis han moldeado su carácter, agrio, y la coraza que se ha construido con la ayuda del sufrimiento del paso de los años está a punto de quebrarse.

El guión de Rodi, de inspiración claramente Shakesperiana, ahonda en ese Loki solitario en el trono que siempre había ansiado, y sin saber muy bien qué hacer con la derrota de su hermano, por otro lado, el único en todo Asgard que le mostró algo de afecto verdadero en el pasado. Esencialmente épica y moralmente solarizada, la narrativa de este cómic es pausada, prácticamente teatral, todo un estudio de las consecuencias de la insaciable sed de poder, y quizá una de las veces que más cerca ha estado el Asgard de Marvel del Asgard mitológico clásico. Para conseguir eso exitosamente es fundamental el trabajo del croata Esad Ribic, que como heredero del Frank Franzetta más fundacional, plasma la grandeza y miserias del reino de los dioses vikingos con sus luces y sus sombras, literalmente, con un control del color y el dibujo que hacen que cada página sea digna de enmarcar. Se respira melancolía, historia y el peso de la responsabilidad de ser un dios en cada viñeta, sin perder una expresividad perfecta en cada personaje, como este Loki maltratado por la vida que, aún con todo, mantiene encendida la llama de su dignidad.

El impresionante dibujo de 'Loki: Hermanos de sangre' es la excusa perfecta para inaugurar esta nueva línea de Panini, Grandes Tesoros Marvel, que buscar recuperar grandes obras de La Casa de las Ideas donde el protagonismo del dibujo sea ineludible, de ahí su gran formato (más grande que el formato habitual de álbum europeo, y casi doble del comic-book americano), acompañado de numerosos bocetos de los estudios de los personajes, y cuya sobrecubierta se despliega descubriendo un poster de gran tamaño, con la magnífica visión asgardiana con el trazo majestuoso de Ribic.

 

Texto: David Romera (Fnac.es).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)
Grandes Tesoros Marvel. Loki

Grandes Tesoros Marvel. Loki

Esad Ribic Normal | Cómic | Panini | enero de 2020 Desde: 33,25€