Concha Velasco

Concepción Velasco Varona (Valladolid, 1939), de nombre artístico Concha Velasco, es una de las actrices de mayor talento y trayectoria del cine y teatro español.Nació en la ciudad castellano-leonesa pero pasó su infancia en una pequeña ciudad al...
Leer Biografía
Concha Velasco

Concepción Velasco Varona (Valladolid, 1939), de nombre artístico Concha Velasco, es una de las actrices de mayor talento y trayectoria del cine y teatro español.

Nació en la ciudad castellano-leonesa pero pasó su infancia en una pequeña ciudad al norte de Marruecos, Larache, en la que se recibió clases de danza española. A su vuelta a Madrid,  a los 10 años, continuó sus estudios en danza española y danza clásica, que cursó en el Conservatorio Nacional hasta los 20 años.  Esta formación le permitió debutar en A Coruña como parte del ballet de la Compañía Nacional de Ópera  y participar en la compañía de Manolo Caracol en baile flamenco y en canto en la compañía de Celia Gómez.

Con 15 años, Concha dio el salto al cine en la película El bandido generoso (1954) y, durante los siguientes años, obtuvo numerosos papeles como actriz de reparto en títulos como La reina mora y La fierecilla domada (1955), Dos novias para un torero (1956) o, Mensajeros de paz (1957). Sus primeros papeles como coprotagonista fueron en Muchachas en vacaciones y Las chicas de la Cruz Roja (1958), esta última la película que supone su consagración como actriz junto a Tony Leblanc, con el que volvería a rodar en varias ocasiones.

Esta etapa de intenso trabajo para la actriz, que participó en películas de éxito como Los tramposos (1959), Amor bajo cero (1960), Julia y el celacanto (1961) o La verbena de la paloma (1963) tendría su punto álgido en Historias de la televisión (1965), en la que interpretó el famoso tema La chica ye-ye, apodo por el que comenzó a ser conocida tras deslumbrar al público con sus dotes para el canto.

El talento de Concha quedaba patente, y cada vez más directores requerían de su presencia, llegando a participar en varias películas por año con cineastas como Pedro Lazaga o Mariano Ozores, y actores como José Luis López Vázquez, Tony Leblanc, Alfredo Landa o Antonio Ozores. Forman parte de esta etapa títulos como Una vez al año ser hippy no hace daño y, Matrimonios separados (1969), La decente (1970), Préstame quince días (1971), Los gallos de la madrugada (1971) o Mi mujer es muy decente, dentro de lo que cabe (1975), entre muchas otras. Es, además, un periodo en el que protagonizó varias películas con el cantante Manolo Escobar como Relaciones casi públicas (1968) o Juicio de faldas (1969).

A medida que sumaba títulos a su filmografía, comenzaban a ofrecerle papeles de cada vez mayor envergadura y seriedad. Tales fueron El amor empieza a medianoche (1974), Pim, pam, pum... ¡fuego! (1975), Esposa y amante (1977), La colmena (1982) o Esquilache (1989), una película de corte histórico ambientada en el motín de Esquilache, una rebelión del pueblo contra las leyes del Marqués de Esquilache. En ella, Concha interpretó con gran maestría a Pastora, la esposa del marqués, al que dio vida Fernando Fernán Gómez, y obtuvo su primera nominación como Mejor actriz de reparto en los Premios Goya.

A esas alturas, y con una larga trayectoria a sus espaldas, Concha Velasco era ya una actriz consagrada, y poco a poco fue espaciando sus intervenciones cinematográficas, que compaginó con otros proyectos en teatro y televisión. Entre algunas de las últimas películas en las que participó se encuentran Más allá del jardín (1996), adaptación de la novela homónima de Antonio Gala por la que fue nominada al Goya a Mejor actriz, París-Tombuctú (1999), El oro de Moscú (2002), Chuecatown (2007), Enloquecidas (2008) y Malasaña 32 (2020).

Además de por el cine, Concha Velasco cuenta con un extenso listado de interpretaciones teatrales. Son conocidas algunas obras como Don Juan Tenorio (1964), en la que conoció a su futuro marido Paco Marsó, Las cítaras colgadas de los árboles (1974), Las arrecogías (1977), Yo me bajo en la próxima, ¿y usted? (1981) y Buenas noches, madre (1985).

Son también célebres sus interpretaciones en el musical Mamá, quiero ser artista (1986) y Carmen, Carmen (1988), escrita por Antonio Gala. Este autor incluso llegaría a escribir para ella la obra Las manzanas del viernes (1999), en la que da vida a Orosia, una mujer madura e inteligencia que se cuestiona toda su existencia al enamorarse de un joven solo interesado en disfrutar de la vida.

Entre algunas de sus últimas obras teatrales destacadas se encuentran la versión del musical de Broadway Hello, Dolly (2001) con el que recorrió toda la geografía española, Inés desabrochada (2003), también de Antonio Gala, La vida por delante (2009-2011), Concha, yo lo que quiero es bailar (2011-2012), Olivia y Eugenio (2014-2015) o La Metamorfosis (2019), en la que participó como narradora en el Festival de Mérida.

Y por si su trayectoria en cine y teatro fuera poco, la actriz dispone también de un largo historial en televisión. Su debut fue de la mano de TVE en el programa Estudio 1, en el que se proyectaban obras de teatro para televisión y en la serie, también de TVE, Teresa de Jesús (1984). Asidua de la televisión desde entonces, ha presentado programas y galas de todo tipo para distintas cadenas de televisión, desde Especiales de Nochevieja hasta concursos como Queridos Padres (1992), magazines como Encantada de la vida (1993-94) y late nights como Sorpresa, sorpresa (1999) sustituyendo a Isabel Gemio.

Participó además en series como Mamá quiere ser artista (1997), Compañeros (1998),  Las cerezas del cementerio (2005), versión de la obra homónima de Gabriel Miró, Motivos personales (2005), Herederos (2008), en la que da vida al personaje de Carmen Orozco, papel por el que obtuvo un Premio de la Unión de Actores a Mejor Actriz, galardón que volvería a obtener con Gran Hotel (2012) a Mejor Actriz Secundaria. Entre sus últimas participaciones en televisión se encuentran las exitosas series Velvet (2016) y Las chicas del cable (2017).

A día de hoy, Concha Velasco es una de las más grandes actrices del cine español, tal y como acredita el Goya de Honor que se le concedió en 2014, así como la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2008) y el Premio Toda una vida de la Academia de Televisión (2009).

Cuenta en su haber también con la Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos (2010), el Premio Nacional de Teatro (2016) y es miembro de honor, desde 2014, de la Academia de las Artes Escénicas de España.

En lo referente a su vida privada, se unió en matrimonio al actor Paco Marsó entre 1977 y 2005, padre de sus hijos Manuel y Francisco. Además, es tía de la conocida actriz Manuela Velasco.