Eduard Limónov

Eduard Limónov (22 de febrero de 1943, Dzerzhinsk , Óblast de Gorki - 17 de marzo de 2020; Moscú) fue el seudónimo literario de Eduard Veniaminovich Savenko, célebre por sus escandalosas obras y, más aún, por su peculiar biografía. Limónov nació en...
Leer Biografía
Eduard Limónov

Eduard Limónov (22 de febrero de 1943, Dzerzhinsk , Óblast de Gorki - 17 de marzo de 2020; Moscú) fue el seudónimo literario de Eduard Veniaminovich Savenko, célebre por sus escandalosas obras y, más aún, por su peculiar biografía.

Limónov nació en plena II Guerra Mundial en Dzerzhinsk, una ciudad industrial ahora rebautizada como Nizhni Nóvgorod, en lo que entonces era la URSS, enfrentada en aquella época a la invasión nazi. Su padre, como la mayor parte de los hombres, había sido reclutado para el ejército; más tarde sería oficial de la policía, y su madre era ama de casa. Una vez que terminó el conflicto con la victoria de los Aliados, la familia se mudó a Jarkov, situada en lo que hoy es Ucrania, donde pasó su infancia y la adolescencia.

Estudió en la Skovoroda Kharkiv National Pedagogical University . Para aquel entonces ya había empezado a escribir poesía, adoptando su seudónimo Limónov. En paralelo, había desarrollado toda una carrera como delincuente juvenil, involucrándose en peleas, robos y otros delitos menores, lo que le deparó más de un encontronazo con la ley.

En 1966 viajó por primera vez a Moscú, con la que entonces era su pareja. Mientras que se ganaba la vida en una fábrica donde se confeccionaban pantalones, se introdujo en los círculos de artistas y literatos de la capital soviética. Allí conoció a la poeta Yelena Shchapova, con la que se casó al año siguiente en una ceremonia ortodoxa. Junto a su esposa, formó parte de un grupo de escritores disidentes llamado Konkret , que solían autopublicar sus libros. Se le consideraba por aquel entonces una de las promesas de la literatura rusa más contestataria con el régimen soviético.

Aprovechando el deshielo de la Guerra Fría, en 1974 Limónov y su esposa viajaron a Estados Unidos. Lo curioso es que, aunque ni él ni su esposa eran judíos, se les concedió una visa como tales israelí. Las circunstancias de su partida fueron bastante enigmáticas, y según los archivos de la KGB, al parecer se le dio la opción de convertirse en un informante de la policía, terminar con sus huesos en prisión o dejar el país. Pocas semanas después de instalarse en Nueva York, se divorciaron.

Limónov narró su estancia neoyorquina -en la peligrosa Nueva York de los setenta inmortalizada, entre otras, en Taxi Driver- en su novela autobiográfica Soy yo, Edichka. Llevó una existencia un tanto picaresca, ganándose la vida como corrector de pruebas de un periódico de emigrantes rusos y, ocasionalmente, como periodista, a la vez que tenía un sinfín de tumultuosas aventuras sexuales tanto hétero como homosexuales. Durante un tiempo también fue mayordomo de un millonario. Vivió en una pensión miserable e hizo amistad con varios sin techo. Se vinculó a la subcultura punk y a diversos grupos políticos radicales. Acabó siendo investigado por el FBI, y al final decidió emigrar a París. Más tarde comentó que no encontraba gran diferencia entre la policía norteameriana y la KGB.

Soy yo, Édichka se publicó, con gran éxito, en Francia en 1980, donde se le definió como un Bukowski ruso. También se le comparó con Yukio Mishima. Tras ser, durante trece años, un apátrida, se le concedió la nacionalidad francesa en 1987. En 1982 se casó con otra expatriada rusa, Natalya Medvedeva (se divorciarían en 1995).

Cuando cayó el régimen soviético, en 1991, regresó a Moscú, en la que inició su pintoresca actividad política. Al producirse la desintegración de Yugoslavia, se convirtió en un firme defensor de Serbia. Viajó al frente de Sarajevo, y fue filmado junto al líder de los serbios de Bosnia, el criminal de guerra Radovan Karadžic, disparando con un rifle de francotirador en dirección a la ciudad sitiada. Más tarde, viajaría a la región secesionista de Abjasia, para apoyar su intento de independizarse de Georgia, y a Transnistria, que quería hacer lo mismo de Moldavia.

En aquella época era partidario del político ultranacionalista ruso Vladimir Zhirinovsky. Pero luego se enfrentó a él, acusándolo de ser demasiado moderado, y llegó a publicar un panfleto titulado Limónov contra Zhirinovsky. Creó en 1993 su propio partido, el controvertido Partido Nacional Bolchevique. Por sus declaraciones y mítines políticos, Limónov fue juzgado en 1996, acusado de "incitar el odio étnico, y defender la venganza y el terror masivo como política estatal".

Finalmente, en 2001 se le encarceló acusado de terrorismo, ya que planeaba formar un pequeño ejército privado para invadir Kazajstán. Permaneció en prisión durante dos años, periodo en el que escribió ocho libros, entre ellos El libro de las aguas, traducido al español. En 2006, Limónov se casó con la actriz Yekaterina Volkova , con la que tuvo dos hijos. Se separaron dos años después.

En 2007, el Partido Nacional Bolchevique fue disuelto por orden judicial, como organización política extremista. Entonces formó otro partido llamado La otra Rusia, y en sus últimos años destacó como uno de los más activos opositores contra Vladimir Putin, siendo detenidos en varias ocasiones. Acusó al régimen de pretender desprestigiarlo mediante la difusión de un vídeo en la que él, con dos de sus aliados políticos, tenían relaciones sexuales con la misma mujer.

A pesar de su enemistad con Putin, apoyó la anexión de Ucrania y animó a sus partidarios a alistarse para luchar en la Guerra de Ucrania junto a los rebeldes prorrusos. Murió el 17 de marzo de 2020, víctima de un cáncer.

La vida y obra de Limónov se hicieron mundialmente famoso gracias a la novela biográfica del autor francés Emmanuel Carrère Limónov. En 2004, el cineasta ruso Aleksandr Veledinskii dirigió la película Russkoe (Ruso), basada en sus escritos.