• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

El futuro de la fotografía móvil

Culturafnac
Por Culturafnac
El 28/12/2018
997
El futuro de la fotografía móvil

Cantaban The Buggles en su hit ochentero que la llegada del vídeo acabó con las estrellas de la radio, y aunque su apocalíptica predicción no fue del todo cierta, me recuerda al imparable avance de la fotografía móvil frente a las cámaras tradicionales. La fotografía computacional es la responsable.

Hace pocos días me contaba un compañero de tienda que un cliente interesado en una cámara réflex de iniciación quería “sacar fotos con el fondo borroso” y buscaba una recomendación para obtener el resultado deseado. Un sensor grande es adecuado para eso, no cabe duda, por lo que una cámara réflex era una buena elección. Un objetivo luminoso también, para que un diafragma abierto permita una profundidad de campo reducida. El objetivo incluido en el pack de la cámara no era el más adecuado, pero siempre se puede adquirir uno aparte. Por último, sería recomendable tener unas nociones básicas de fotografía, para poder compensar el exceso de luz de un diafragma abierto con una velocidad de obturación rápida. Todo esto para conseguir un retrato con un segundo plano desenfocado.

Pocos metros atrás, en la mesa dedicada a smartphones, si un cliente le hubiera preguntado lo mismo, habría bastado con señalar un smartphone y explicarle que tiene un modo predefinido para retrato que permite elegir el nivel de desenfoque… Ni diafragmas, ni obturaciones, ni sensores ni objetivos…, bastaría con un disparo y el móvil se encargaría de todo lo demás. Esta tremenda facilidad con la que obtener nuestras imágenes deseadas es el secreto del éxito de la fotografía en smartphones

 

fotografia -movil - iphone xr

El desarrollo de los procesadores y su imparable evolución tecnológica han permitido realizar tareas antes impensables en un tamaño tan reducido, y esta potencia se ha aplicado a la toma de imágenes para conseguir un resultado profesional. Se denomina Fotografía Computacional, y habrá que prestar atención al término, porque es el secreto de los smartphones y lo que les ha permitido paliar el tamaño de sus sensores con un resultado tan atractivo para el usuario.

Básicamente, lo que permite la fotografía computacional es sumar el poder del procesador al retoque digital por software, interpretando nuestras imágenes según lo que consideramos “una buena foto”. Esta postproducción nos permite efectos muy llamativos que provocan la clásica afirmación: “mi móvil hace mejores fotos que tu cámara” y prácticamente todas las marcas líderes en el mercado se han sumado a esta tendencia.

Volvamos al ejemplo inicial, ya que gran cantidad de smartphones permiten desenfoques graduales, y sin necesidad de contar con doble cámara. El procesador es capaz de detectar las figuras principales en el encuadre y mediante un software específico separar las distintas capas de la imagen, desenfocando el fondo y enfocando al término más cercano a la cámara. Este recorte, al ser digital, tiene sus pros y sus contras, especialmente cuando es un retrato con cabello suelto y es complicado separar los píxeles del pelo enfocado de un fondo borroso. Sin embargo, si las condiciones de luz son óptimas el efecto es sorprendente, como en el iPhone XR que, a pesar de contar con una sola cámara es capaz de ofrecer un buen bokeh gracias a la potencia de su chip Bionic A12.

En la mayor parte de los casos, además, será posible corregir el grado de desenfoque deseado con un deslizador que, mediante el software, creará un efecto parecido al que hace algunos años veíamos en las cámaras Lytro.

La fotografía computacional también afecta a la toma de imágenes nocturnas. Los de Huawei han hecho gala del modo noche de su reciente Mate 20 que, con tres sensores, es capaz de disparar con un nivel muy bajo de luz, obteniendo una imagen nítida y luminosa. Aquí el procesador vuelve a ser el protagonista de la imagen final que, obtenida en base a tres capturas, es capaz de fusionarlas, analizando sus niveles de negros y blancos para conseguir una toma enfocada y con detalle. Su procesador, el potente Kirin 980, es capaz de realizar esta operación en pocos segundos, y sin necesidad de trípode gracias a su estabilizador. 

Esta fusión de imágenes para mejorar el contraste es también un trabajo relacionado con algoritmos de mejora de las fotografías, como la función HDR, en la que se disparan varias tomas con diferente exposición para mejorar el rango dinámico de la imagen. El procesador del smartphone se encarga de obtener lo mejor de cada foto para restar y sumar información y lograr así una imagen con un efecto sorprendente.

 

fotografia movil - note 9 samsung

Pero donde la fotografía computacional alcanza su mayor exponente es en la Inteligencia Artificial de los últimos procesadores. Smartphones como el Note 9 de Samsung son capaces de reconocer la imagen que estamos enfocando. Esto, gracias a los cálculos del procesador, nos permite detectar previamente el objeto que tenemos ante la cámara del móvil, por lo que, si disparamos a una mascota, la fotografía será diferente que cuando capturemos un retrato, un plato de comida, una flor o un paisaje. Además, el procesador almacena la información registrada, cumpliéndose una máxima de la Inteligencia Artificial: el aprendizaje profundo. Cuanto más usemos la aplicación, más aprenderá el terminal de nosotros y más rápidos y precisos serán los efectos de la fotografía computacional.

El futuro de la fotografía smartphone abre un debate moral sobre lo que vemos en la pantalla de nuestro móvil y la realidad. Los algoritmos de mejora de la imagen son, a veces, tan exagerados, que el resultado no corresponde a la realidad que somos capaces de ver con nuestros ojos. Esto, que puede ser negativo para algunos, es atractivo para usuarios que quedan sorprendidos ante la mejora que un móvil puede producir en una foto aparentemente normal. 

Las cámaras sin espejo, cuya electrónica avanza cada día más, también se beneficiarán en un futuro no muy lejano de la capacidad de los procesadores para mejorar nuestras imágenes, pero en la actualidad, son los terminales móviles los primeros fotógrafos inteligentes. La evolución de la fotografía computacional es virtualmente ilimitada, hasta el punto de proyectos como Prostetic Photographer, en los que la Inteligencia Artificial decide cuándo hacer la foto, anulando parte de la voluntad del fotógrafo en aras de la calidad de la imagen. Mientras tanto, los smartphones seguirán luchando por defender su parcela en el mundo de la fotografía con efectos digitales difíciles de lograr automáticamente en las cámaras tradicionales.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
3 producto(s)s
Apple iPhone Xr 64GB Blanco

Apple iPhone Xr 64GB Blanco

Smartphone Desde: 599€
Huawei Mate 20 Pro 6,39'' 128GB Negro

Huawei Mate 20 Pro 6,39'' 128GB Negro

Smartphone Desde: 359,94€