• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

El jurado

Rodrigo Cortés
Por Rodrigo Cortés
El 26/04/2016
113
El jurado

 

El jurado no tendrá en cuenta el último testimonio. El jurado no tomará en consideración lo que ha escuchado. Aunque el jurado ha oído perfectamente lo que ha oído, el jurado hará como que no y su criterio no se verá por ello afectado. El jurado tomará, en adelante, sus decisiones usando de forma selectiva su conocimiento y establecerá conexiones neuronales nuevas que le permitan sacar las mismas conclusiones que habría sacado si no hubiera escuchado lo que ha escuchado. Que, a todos los efectos, no habrá escuchado. El jurado obviará sus prejuicios, sus ideas y su particular experiencia, obviará sus desengaños, cuál es su equipo y sus rencores conscientes e inconscientes. Obviará sus fobias y sus filias, racionales e irracionales. Obviará sus sueños. Obviará sus deseos. Obviará, si está a su alcance, que forma parte del jurado.

 

El jurado borrará de su mente la última declaración y valorará en adelante cuanta información le sea presentada sólo si se desarrolla en los términos que la ley prevé y no viola, dirige o condiciona la voluntad del jurado. Si el jurado, por accidente, es informado de algo inapropiado, el jurado interceptará la información a la altura del cuello, antes de que alcance el cerebro. El jurado dará la declaración por no recibida y por no comprendida. El jurado será virgen, cualquiera que sea su edad. El jurado carecerá de pecado original y no tendrá ombligo. El jurado no tendrá sexo. El jurado ignorará a quién juzga. El jurado no sabrá quiénes son los demás miembros del jurado.

 

El jurado será sometido a una operación quirúrgica que trepane su corteza frontal. Al jurado le será limada con una hoja de afeitar la superficie del hipocampo. El jurado será sometido a hipnosis. El jurado será lobotomizado. El jurado aceptará una terapia regresiva a cargo del Estado que elimine de su mente recuerdos superfluos y convierta su intelecto en un lienzo en blanco. El jurado recibirá duchas frías, le será denegado el sueño y dormirá en un jergón de dimensiones reducidas en una habitación de dimensiones reducidas. Con la luz siempre encendida. El jurado será privado de alimento y bebida. El jurado recibirá instrucciones en lenguas desconocidas, a cualquier hora del día y de la noche. El jurado ingerirá drogas que faciliten su labor y garanticen el desarrollo de su función de jurado.

 

El jurado empeñará su voluntad en asegurar el bien del proceso. El jurado recibirá la instrucción de morir sacrificado como aval último de discreción. El jurado obedecerá de buen grado. 

Etiquetas: cine rodrigo cortés
Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore