• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Literatura

Entrevista a Marc Ros

Culturafnac
Por Culturafnac
El 13/07/2020
198
Entrevista a Marc Ros

Hablamos con Marc Ros hace un mes por Skype y por fin podemos publicar la entrevista. Charlamos acerca de su primera novela, cómo ha sido el proceso de escritura para él respecto al disco, qué nos encontraremos en el próximo LP de Sidonie y sus sitios favoritos de Cadaqués.

 

Comenzábamos el año con la gran noticia de que en 2020 tendríamos tanto nuevo disco de Sidonie, el primero tras la celebración del vigésimo aniversario de la banda, y la primera novela de Marc Ros, cantante de la banda. Sin embargo, la pandemia retrasó todos sus planes: el libro recientemente ha llegado a librerías, cuando estaba previsto para marzo, y para el disco habrá que esperar a la vuelta del verano. ‘El regreso de Abba’ es una novela muy nostálgica, muy musical y un gran debut literario que gustará tanto a fans del grupo como a cualquier amante de la literatura. Además, sabe mucho a verano, a un bello verano y no al atípico que nos ha tocado vivir.

Lo primero de todo, espero que estés bien y quería preguntarte cómo estás llevando estos días, ya meses, de quedarse en casa.

Sí, igualmente, y la verdad es que no lo llevo mal porque estoy acostumbrado a estar confinado en casa. Yo he sido un tipo bastante solitario y un poco ermitaño. Justamente he empalmado dos confinamientos, el de la escritura de la novela, con el hecho de componer canciones y escribir sus letras, y el confinamiento de la pandemia. Así que en casa no tengo otro remedio que llevarme bien conmigo mismo, porque aparte estoy solo (risas). Pero sí, en casa estoy bien, sí.

 

el-regreso-de-abba

 

El libro lleva en formato ebook desde finales de marzo, pero ya esta semana, al fin, lo tendremos en librerías. ¿Tenías ganas de que llegase este momento?

¡Muchas! Hombre, no me había imaginado este escenario (risas). Pero tenía muchas ganas, sobre todo de ir a una librería y ver mi libro en una estantería. Es una cosa que me va a afectar mucho. Es como cuando suenas por la radio por primera vez con una canción tuya o vas la Fnac y ves tu disco. Me sigue emocionando a día de hoy. Así que con mi primer libro va a ser bastante potente, claro.

¿Desde cuándo tuviste la inquietud de escribir una novela? La verdad es que las canciones de Sidonie son muy narrativas, así que no nos ha chocado mucho a los que te seguimos.

Claro, pues mira, desde siempre. Soy muy adicto a los libros, especialmente a la novela, aunque he leído de todo: ensayo, poesía, mucho ensayo musical, mucha biografía musical… pero sobre todo, lo que más, novela. Entonces desde siempre. A mí me gusta contar historias, y es lo que tú decías, las canciones de Sidonie tienen sus personajes, su introducción, su nudo, su desenlace, lo que pasa es que se me quedaban cortas para contar historias de estos personajes. Entonces me dije atrévete, ahora que tienes tiempo, a hacer una mega canción que dure trescientas páginas. Eso es lo que me apetecía. Al final ni me considero músico ni me considero escritor, pero creo que tengo una historia que contar.

¿Hubo algún libro que te marcase o animara a escribir?

Muchos, pero uff, te podría hacer un top five. Pero yo creo que cuando uno lee ‘En el camino’ de Jack Kerouac, y yo creo que se puede leer a cualquier edad, pero si además lo lees cuando tienes 16 o 17 años, hostia, tú creas un vínculo con este libro que dura para siempre. Pero no solo por tener ganas de escribir y saltarse las normas, porque Kerouac demostraba que la novela no tiene por qué tener una trama muy cerrada y que se puede hacer una novela sin comas y sin puntuación, sino que además me sirvió para salir a la carretera, como el título dice. Me ayudó a subir a una furgoneta y no parar de viajar con Sidonie hasta el día de hoy. Es un libro que es la Biblia para mí.

A la par que la novela, el próximo disco de Sidonie está en sus últimas semanas de grabación. Mismo nombre y protagonistas, pero, ¿qué fue antes, el disco o la novela?

Fue la novela primero, tenía ideas para nuevas canciones, pero eran dos proyectos separados. Y un día decidí hacer que esas canciones imaginarias que Hugo y Abba componía se convirtieran en realidad. Dije, hostia, esto molaría que lo hicieran Sidonie, ¿sabes? Pero esto fue prácticamente cuando llevaba la mitad de la novela escrita.

Es casi como la banda sonora de la novela, ¿no?

Sí sí, solo que solemos asociar banda sonora a pasajes más instrumentales, pero no, aquí es una banda sonora pop.

En ‘Me llamo Abba’ está el primer acercamiento al francés, pero, además, en el disco habrá una canción en catalán. ¿Ha llegado el momento de atreverse a componer en vuestra lengua?

Sí, bueno, a mí me gustaría cantar en todos los idiomas. De hecho, hay un verso, que para mí es uno de los mejores momentos del disco, que lo canto en italiano (risas). Mira, el catalán es súper agradecido para escribir porque tiene palabras muy cortas y el castellano tiene las palabras muy largas. Escribir pop en castellano es una de las cosas más difíciles que hay en esta vida, pero también es un idioma muy bonito. Fíjate que cuando cantas en catalán las canciones suenan diferente, no sé. Cada idioma le da su sonoridad. Yo utilizo el idioma por una regla musical, no por nada, a mí me flipa cantar en cualquier idioma.

¿Qué más podrías adelantarme del disco? Nuevos sonidos, si se pueden decir fechas… ¿Vuelve tu hermana a acompañarte en alguna canción?

Uy, me encanta que me hagas esta pregunta porque además mi hermana tiene un papel importante en el disco porque va a colaborar con una canción que va a ser una versión, que por ahora no te puedo avanzar, pero sí, habrá una versión. La primera vez en un disco de Sidonie. Creemos que va a salir a principios de octubre y lo que te puedo avanzar de contenido musical es que… a ver, no sé cómo decirlo, yo creo que es un disco muy hippie. Creo que hemos dejado la puerta abierta a la experimentación e incluso a sonidos que vienen del otro lado del Atlántico, pero, digamos, del mundo latino. Así que, no sé si tú te imaginas cómo puede cuadrar esto en Sidonie, pero tiene su lógica porque hay muchos grupos peruanos de los sesenta que hacían como la cumbia y la chicha, pero con la influencia de los Beatles y la psicodelia. Entonces hay momentos de mucha percusión, mucha guitarra, y nos flipa ese rollo.

 

 

marc-ros-foto

 

 

Volviendo al libro, me imagino que tanto Axel como Jes ya lo habrán leído. ¿Qué mensaje te ha llegado de ellos? ¿Fueron muy críticos con tu debut?

No no, para nada. A Jes me consta que le encantó, a Axel también, aparte que me ha dado muy buenos consejos, porque se lo ha leído tomando apuntes, diciéndome “esto no lo veo muy claro, esto otro tal…”. Se han implicado mucho y he tenido ese apoyo, porque había días que salía con un careto, me encontraba muy mal por no haber dormido por culpa de la novela y les decía “es que es un trabajo muy solitario” y me decían “pero si nosotros estamos contigo”. Realmente he sentido su apoyo todo el rato.

Junto a Abba, Hugo y Dom, Cadaqués es el cuarto protagonista de ‘El regreso de Abba’. No he estado nunca, pero ahora, tan confinado en casa, te reconozco que me muero de ganas por ir. ¿Cuáles son los lugares imprescindibles de Marc Ros para un novato en Cadaqués?

(Risas) Sí sí, claro, mira, en Cadaqués no puedes no ir al Café de la Habana, donde también hay una escena en la novela, es un bar increíble donde ponen una música espectacular; después te recomiendo que vayas a la playa donde tiene supuestamente su casa Abba, que, de hecho, la casa existe de verdad y los vecinos no lo saben (risas). Esto está en S’Alqueria Gran, es una de mis calas favoritas, que está en Portlligat; y, para terminar, yo te recomiendo que te des una vuelta por el Cap de Creus porque eso es como estar en la luna de repente o estar en otro planeta, bueno, ahí se han rodado películas de Buñuel, Dalí se inspiró en las rocas que vio para ‘El gran masturbador’, uno de sus cuadros más famosos. Entonces sí, esos tres sitios: Creus, Café de la Habana y S’Alqueria Gran.

Te quería preguntar, más allá de nombrar a tu protagonista, ¿qué influencia ha tenido el grupo sueco ABBA en este libro y el disco?

Sí, seguro que sí, pero no de una forma consciente, pero yo creo que ABBA están en mi inconsciente de toda la vida. De hecho, en Cadaqués o en Rosas, que es el pueblo de al lado, yo recuerdo a mis padres en los ochenta y a finales de los setenta ir a fiestas donde sonaba ABBA. Siempre han estado con nosotros. El único punto, además de que he usado su nombre, porque es un nombre chica que me flipa, y porque no tengo hija, ni creo que la vaya a tener nunca (risas), pero si la tuviera se llamaría Abba, es que ABBA tiene esas dos facetas, la triste y la más visceral, ¿sabes? Como, por un lado, un estribillo de ABBA se puede bailar, pero, al mismo tiempo, llorando. Tú coges Dancing queen y es una canción que si la tocas al piano o sin ritmo, bueno, te pones a llorar todo el rato.

Totalmente, son canciones para bailar llorando.

¡Eso es! ¡Eso es! Creo que ABBA tiene eso, que es bailable y es llorable.

 

 

Es muy alucinante que, una vez mostrasteis que Kimberley Tell iba a ser quien diera vida a Abba en el videoclip no he podido quitármela de cabeza como la encarnación de Abba al leer el libro. Vaya descubrimiento, ¿no crees?

Totalmente, ya, es impresionante porque parece que hayamos hecho un casting de la hostia, pero en realidad no. Es muy fuerte, porque yo no quería describir a Abba, de hecho no pongo si es rubia o morena, si es gorda o flaca, y, de repente, apareció Kimberley Tell y todos los que han leído la novela ya la ven a ella, es alucinante. También porque Kimberly tiene esa mezcla de medio danesa, medio… pero, también, he de reconocer que yo imaginé una mujer así.

Está el libro, llegará el disco, yo le veo posibilidad de película o mini serie al menos. ¿Quién te gustaría que dieran vida a Hugo y Doménech?

(Risas) Es una pregunta muy difícil, hombre, a mí me haría mucha ilusión que esto se llevara a una pantalla o a un escenario también, en formato musical sería alucinante. Hombre, a Kimberley ya la tendríamos, y entonces, para Doménech… hostia, es que me salen nombres guiris, ¿cómo se llama el prota de ‘El perfume’? ¡Ben Whishaw! Pues ese chico me pega bastante para Hugo y a Doménech cualquier hippie, cualquier miembro de los Grateful Dead en su juventud, a Bob Weir, por ejemplo, el guitarrista rubio. Sí, yo creo que sí.

Para terminar, el libro está lleno de referencias culturales, cosa que me encanta, y te quería pedir unas más. ¿Qué discos, películas o libros te han hecho más amena estas semanas en casa y nos recomendarías para los días que quedan?

Pues mira, un disco, te podría recomendar uno que se llama ‘En órbita’ que es de Los Destellos, que es de esos grupos peruanos que te decía. Una peli, una peli… estaba pensando una muy friki, pero… no, voy a poner una más fácil… ¡O no! Vamos a por la difícil (risas). Es una peli americana que se llama ‘Psych-out’, es una de las pelis míticas de la psicodelia de los setenta, es del 68 y recuerdo que están los Seeds tocando, y la voy a volver a ver esta noche. Y un libro, ‘Una cita con la Lady’ de Mateo García Elizondo, que es un autor mexicano y es su primera novela, una novelaza, que habla de los últimos días de un yonqui terminal, pero de una forma… como los mexicanos ven la muerte, ¿sabes? Con los colores, las calaveras pintaditas y tal, y es sensacional, de hecho, la cosa es que él es nieto de Gabriel García Márquez, así siempre tiene ese punto de realismo mágico. Es una pasada, me ha encantado.

 

Texto: Alberto Vaquero (Fnac.es)

 

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
2 producto(s)s
El regreso de Abba

El regreso de Abba

Marc Ross Normal | Libro | Suma | mayo de 2020 Desde: 17€
El retorn d'Abba

El retorn d'Abba

Normal | Libro | Rosa dels vents | mayo de 2020 Desde: 17€