• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Kids

¡Esto es Pop! Entrevista a Javier Becerra

Culturafnac
Por Culturafnac
El 06/02/2020
89
¡Esto es Pop! Entrevista a Javier Becerra

Entrevistamos a Javier Becerra, periodista musical y autor del libro para niños '¡Esto es Pop!, una invitación para que los pequeños de la casa descubran y disfruten la música popular.

Empecemos por el nombre del libro, ‘¡Esto es Pop!’. Para ti, ¿qué es el pop?

Empezamos difícil (risas). De hecho, en las charlas que doy yo, tengo otra de rock y empezamos viendo las diferencias entre el pop y el rock, que es otra de las grandes preguntas. Bueno, para mí el pop es la música popular y ahí lo engloba todo, desde Iron Maiden a los Beatles, es como lo entiendo yo, en un sentido muy amplio. Hay gente que lo entiende más como un estilo musical, más melódico, pero yo no, yo lo entiendo como música popular. Como lo entienden los ingleses.

Hoy presentas el libro en Fnac Callao, pero antes has dado charlas en colegios, y lo mejor es que tu público son niños, ¿qué tal se portan y atienden a tus clases de música pop?

Genial, genial. En cierto modo, parte del impulso de hacer este libro es un poco recuperar esa fascinación que yo tenía de niño con la música pop. A unos les interesa más el deporte, a otros más los libros… Yo cuando salían grupos pop en la TV me quedaba flipado, y ahora me encanta volver a ver eso en los niños. Esa sensación de que a un niño le dices “mira, estos son los Beatles” y no los ha conocido nunca, pero, de repente, los ve… ¡Es flipante!

 

 

esto es pop - libro

 

 

Y los padres, ¿qué mensajes te ha llegado de ellos tras leer tu libro a sus hijos?

Hay un componente como de padre que quiere que el hijo se meta en esta historia, pero luego hay otro padre que no es un melómano de comprar muchos discos ni nada, tiene una idea un poco así general de la música, pero viene a las presentaciones y les gusta porque para él le es familiar, aprenden también un poquito y meten también a sus hijos en estas historias, luego también es una actividad de ocio con tu hijo divertida que no es Cantajuegos. También pasa, que no es mi intención, pero sí que me llega de padres anti reguetoneros que entienden que esto es como una tabla de salvación, pero yo les explico que no, que esto es que los niños conozcan a los Beatles y luego ellos decidan qué les gusta. 

¿Cómo recuerdas tu primer acercamiento a la música siendo un niño?

Uff mis padres tenían un bar, allí tenían una máquina de discos, una jukebox, y tengo los recuerdos de estar escuchando música continuamente, de ir a comprar discos, singles, y de flipar. Pero luego, así de ¡buah! Thriller de Michael Jackson en la tele, con nueve años en Nochevieja y flipar. Luego ver a Madonna en La Bola de Cristal con el vídeo Like a virgin, y pensar que era la mujer más guapa que había visto en mi vida (risas). También recuerdo mucho a Mecano, en ‘1, 2, 3’ y este tipo de programas.

Otra cosa que marca mucho en esos años es el primer disco que compras, ¿cuál fue el tuyo?

El primer disco que compré yo… Me lo han preguntado varias veces y tengo dudas. Yo recuerdo en un cumpleaños mío me regaló mi hermano el single de Coz Las chicas son guerreras, pero no es un disco que yo elegí. Y el de elegir tengo dudas entre si fue ‘Entre el cielo y el suelo’ de Mecano o el ‘Bad’ de Michael Jackson. En todo caso el ‘Bad’ de Michael Jackson fue un casete porque me habían regalado por la Primera Comunión un radio casete, y el ‘Entre el cielo y el suelo’ fue un vinilo. 

 

 

esto es pop - Becerra



Una cosa que he leído en tus últimos posts en La Voz de Galicia es que un grupo fundamental en tu vida fueron Los Flechazos, la primera banda de Álex Díez, líder de Cooper. ¿Qué ha supuesto para ti la retirada de Álex de la música?

Pfu Los Flechazos fue grupo que me pilla con diecisiete años y me abre el underground. Hasta entonces para mí la música eran grandes estrellas. Meterme en las salas de conciertos y conocer la escena mod, para mí fue con Los Flechazos. Y, al mismo tiempo, mi primer impulso periodístico. Quería entrevistarlos, entonces fui al concierto, me colé en el camerino y fue mi primera entrevista. Luego pasó que ellos eran muy majos, muy buena gente, y se creó una cierta amistad. Yo salgo dedicado en algún disco de Los Flechazos, luego, por ejemplo, el disco ‘Popcorner’ tiene textos míos, otro DVD que sacaron Cooper el texto lo hice yo, también cuando hice el quinto aniversario de mi blog me llevé a Cooper para que tocaran… Es una relación muy bonita y, bueno, me da pena porque una de las cosas que defendía Álex era la idea de un pop más allá de la juventud y ahora claro, ya no va a tocar más canciones, entonces yo le digo que me voy a hacer mayor y no voy a tener a alguien que me haya acompañado desde la adolescencia (risas). Además él es una persona muy culta, muy normal, que a veces en el mundo de la música parece que se premie la excentricidad. Yo le tengo mucho cariño. Es uno de mis ídolos musicales y es referencial para muchas cosas.

Volviendo a tu libro, ¿de dónde surge la idea de ‘¡Esto es Pop!’?

Este libro aparece porque me llaman una vez de un festival para que dé un charla para niños y yo acepto sin saber muy bien qué es lo que voy a hacer, y cuando llega unos días antes de la charla digo “lo resuelvo con diez momentos en los que el pop cambió”, algo que les pueda sorprender a los niños: la primera vez que Michael Jackson hizo el moonwalk, cuando los Sex Pistols aparecieron en la televisión, cosas de estas. Haciéndolo, viendo la reacción de los niños, viendo la reacción de los padres, lo vi, de repente sentí “esto me encanta, es genial”. Coincide también que yo también soy padre en ese momento, y entre lo que le hablo yo a los niños en casa, esa charla y las lecturas que tenían mis niños, me llegaban con el libro de ‘El monstruo de los colores’, que es una especie de best seller infantil que habla de las emociones por colores, algo que cuando yo era pequeño no existía, las pelis de Pixar como ‘Inside out’, que habla mucho de las emociones… Bueno, escuchar mucho a Xoel López, que también aparece en este libro. Xoel, sobre todo en su segundo disco, ‘Paramales’, habla un poco también de esa idea, de la libertad en la música. Entonces, tras todo eso, sale este libro.

También te quería preguntar cómo ha influido tu paternidad en este libro.

Es clave. Yo tengo una hija de ocho años y un niño de cinco. Mi hijo con un año y medio iba a festivales conmigo, incluso tiene grupo favorito, los Beatles, desayunamos viendo  música… y viendo cómo ellos se acercan a la música me abre un horizonte para mí. Yo, como soy periodista de música, leo mucho de música, escribo mucho de música, y digamos que acumulo, con toda mi actividad, un conocimiento. Ese conocimiento, he llegado a la conclusión, no sé, cuando tenía treinta y bastantes, que a veces es un obstáculo para disfrutar de la música, porque lo que se supone que es criterio puede impedirte disfrutar de las cosas. Entonces ver a mis hijos que no tienen ese filtro y son puros, me influye tanto pero a niveles de que mis hijos me han descubierto canciones. Hay música de este reguetón pop que escuchan en los cumpleaños y alguna me gusta. La manera de acercarse ellos a la música es genial. Por ejemplo, yo de adolescente tenía los discos de los Beatles y me gustaban los Beatles, pero no flipaba con ellos, digamos, no era el grupo que me ponía a mí a 100. A mí me ponía a 100 los Stones, la Velvet… algo más duro. Los Beatles tenían un punto dulce, un poco tontorrón, que a mí me echaba atrás. Pues bueno, ahora lo entiendo todo. Porque veo a mis hijos aproximándose a esa historia y ahora escucho mucho más los Beatles que lo que los escuchaba entonces y es muy importante. 

Además es muy chulo en tu libro que no hay límites, estás pasando del punk de los Sex Pistols al mainstream de Adele y no pasa nada.

Claro, a mí eso… He roto totalmente, que también tiene que ver con mi actividad profesional. Yo soy periodista en La Voz de Galicia, que es un medio general y tengo que entrevistar a Beret y a Ismael Serrano o a Carolina Durante, y me los tomo a los tres igual de en serio. En el pasado, pues sí, esa especie de canon indie que se instauró en la prensa nacional y te marcaba que los buenos eran los minoritarios es una tontería. Mira, yo fui pinchadiscos durante cinco o seis años en Coruña en una discoteca potente, en la época en la que yo pinchaba se daban un poco los coletazos del britpop, grupos como Suede, Blur… Yo ponía temas de Kylie Minogue y de Beyoncé entonces y la gente se enfadaba. ¡Pero si son temazos! Hoy en día yo creo que a nadie se le ocurre pensar que Can’t get you out of my head o Crazy in love no son temazos, pero en aquella época era distinto. Por eso empiezo las charlas invitando a la gente a que vuelvan a ser niños. Muchas veces en el mundo de la música nos reunimos los inadaptados, los que en el cole no jugábamos bien al fútbol, ni éramos especialmente guapos, pues esos nos metemos en la música. De hecho, hoy aquí viene uno de mis amigos del cole de cuando teníamos doce años, y hablábamos de eso, no nos hacían bullying ni nada, pero nosotros no existíamos, éramos los de la música, estábamos apartados. ¿Y eso qué genera también? Que hay veces que quedan cosas ahí y te reafirmas como “ahora ya controlo”, ¿no? Entonces empiezas a hacer algo que es muy chungo, que es a despreciar a la gente que no sabe tanto como tú, e incluso querer saber para poder despreciar, y eso yo lo veo mucho y me da mucha pereza. Esto es todo lo contrario, esto es una invitación a ser felices, a compartir. Oye, yo sé mucho, poco, regular, no sé, pero lo que sé lo voy a compartir contigo, y si tú sabes más que yo compártelo conmigo. 

El único artista español que sale en tu libro es Xoel López. ¿Qué le ha parecido a Xoel ser el gran cierre de ‘¡Esto es Pop!’?

Muy bien, de hecho iba a venir hoy aquí, pero me acaba de enviar un mensaje de que su niño está malo. Xoel es como, digamos dentro de mi actividad de periodista… Yo entrevisto a los grupos, me escucho bien sus discos, me intereso por su música, pero en el caso de Xoel la cosa siempre fue un poquito más allá. Él y yo siempre hemos hablado un lenguaje similar en algunas cosas. Esa búsqueda de la pureza, del juego, el volver a ser niño, el quitarse los prejuicios en la música. Xoel salía en mis entrevistas diciendo que le gustaban los Hombres G y Juan Luis Guerra, cosas así. Ese fue un proceso que creo que hicimos los dos de manera paralela, yo en lo mío y él en lo suyo. Somos de la misma ciudad, ya nos conocíamos de adolescentes, luego nos separamos y nos reencontramos profesionalmente. La canción de Jaguar en concreto habla de esa fascinación de cuando eres padre y ves a tu hijo y quieres ser tan libre como él. Por eso lo metí, y él encantado. De hecho, en Coruña tenemos una versión de espectáculo con canciones en directo y vino él a tocar unas canciones. 

 

 



Para terminar, ¿cuál podría ser la próxima estrella del pop que podría entrar en este libro?

Hombre, Billie Eilish, ¿no? Ahora es la estrella del momento. Estoy pensando hacer un ‘¡Esto es Pop español!’ y un poco el leitmotiv, lo he hablado con la editorial, sería de Los Brincos a Rosalía. Rosalía es la estrella del momento. Si fuera para este ‘¡Esto es Pop!’, igual que cerraba con Beyoncé en Coachella, sí, sería Billie Eilish perfectamente.

 

Texto: Alberto Vaquero (Fnac.es).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)
¡Esto es pop! - 25 pequeñas grandes historias

¡Esto es pop! - 25 pequeñas grandes historias

Normal | Libro | Mont ventoux | Desde: 19€