• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

Feminismo, llamas y epopeya

Adolfo García Ortega
Por Adolfo García Ortega
El 05/11/2018
361
Feminismo, llamas y epopeya

1. He aquí dos libros que hablan del empoderamiento de la mujer desde ópticas diferentes. Uno es una novela muy singular, llena de apariencias que no son lo que son y metas que logran llevar lejos en la lectura -Mi casa en llamas, de Sofía Ros (Espasa)-. El otro es un ensayo-mosaico del momento revolucionario en que se encuentra el paso adelante dado por las mujeres en busca de su igualdad social y de su ubicación en un sistema político-cultural paritario -La epopeya de las mujeres, de Graciela Rodríguez Alonso (La Huerta Grande)-.

De la novela de Sofía Ros me llamó la atención, en primer lugar, su título. Me remitió a cambio, a revuelta, a punto y aparte. Luego comprobé que no se sabe quién es esa Sofía Ros que firma la novela, pero, si hemos de creer a la editorial, se trata de “una mujer de menos de treinta años que vive en Barcelona” (no es que sea un dato proverbial, pero nos garantiza la feminidad de la voz narradora). Leí la novela y encontré algo en ella original, algo que también la entronca con la actualidad empoderadora de la mujer. Quizá la autora no sea del todo consciente de que ha escrito una magnífica ficción (confesional, cercana, lo que hace de su historia algo fronterizo entre la realidad y la fábula, el territorio de lo moderno y de lo pertinente hoy en día). Es una novela de conquista personal, desde una perspectiva de clase media alta, de burguesía hastiada y perdida, que trata de experimentar y sobrepasar con el sexo todos los convencionalismos de clase en que está catalogada la sexualidad. Pero en ello, más allá del juego, del desafío por la experiencia absoluta, está la voz femenina que se encuentra con ella misma y se plantea su rol en la pareja (o las parejas, las distintas opciones sexuales que las relaciones ofrecen) y, en ese viaje personal, que es también un viaje geográfico por distintas ciudades, lo que Sofía acaba buscando es a sí misma.

Con un estilo fluido y fresco y con elementos identificativos muy verosímiles, esta historia de liberación sexual extrema (algo que no es demasiado común) convierte a la novela en un retrato realista de una sociedad que vive en una burbuja sin saberlo, la burbuja del cuerpo libre en un contexto de mentes desnortadas y aislamiento social. A su manera crítica, Mi casa en llamas sorprende y atrapa por la voz narrativa y el modo que integra en el texto los diálogos, como un fluido de situaciones, voces, sensaciones "desde la protagonista narradora", realizando una especie de confidencia confesada, por así decir. El resultado es muy eficaz y es su punto fuerte, lo que hace dinámica, ágil y oportuna la novela. El tratamiento de "lo sexual" es abundante, como no podía ser menos, ya que la autora ha buscado confrontar con el sexo el rito de paso a una madurez mental, sumando al lector/a a su experiencia como si se enfrentase a un laberinto con muchas salidas. En general, la abundancia de sexo en esta novela no satura y da, más bien, una imagen liberadora/exploradora de Sofía y de Adam (leve y lejana referencia a unos Adán y Eva contemporáneos). Los personajes son de una pieza, distinguibles, y sus diálogos naturales e interesantes. La novela es redonda y refleja también la evolución de los personajes, sobre todo el de Sofia, a lo largo de la peripecia que abordan. Tiene fuerza y calidad, aunque solo desde la óptica de una primera novela, y sin embargo podría asegurar que se enmarca en la estela de las obras de Catherine Millet o Christine Angot, escritoras cercanas al estilo de esta misteriosa Sofia Ros que debería dar que hablar.

 

2. El libro de Graciela Rodríguez Alonso, La epopeya de las mujeres, tiene la fuerza de la razón, lo que le permite escribir sin pelos en la lengua. Reúne con valentía y decisión el hilo conductor del actual debate sobre el feminismo. Hace una revisión, incluso de manera retrospectiva, de la mujer en todos los ámbitos de la cultura, la sociedad, la política y la historia. Con claridad y un inequívoco punto de vista progresista, sin falsos enfoques de un “sí pero no”, Rodríguez Alonso ha escrito una hoja de ruta del debate feminista actual. Desde las grandes escritoras y pensadoras de la historia, hasta las filósofas y analistas actuales, se repasan aquí los asuntos claves que están cambiando a toda velocidad para bien de todas y de todos, ya que la asunción de un papel de liderazgo y de poder de la mujer en la sociedad y la cultura hace que esa sociedad y esa cultura se amplíen, corrijan y hasta mejoren sustancialmente. Se ha criticado mucho, a veces hasta la saciedad, la irrupción de este debate feminista en el relato de lo contemporáneo, pero sin duda esa crítica refleja más miedo que buen criterio, por parte del patriarcado en que vivimos. Incorporar el debate en el universo masculino requiere dos cosas: una, entender el feminismo y asumirlo como un cambio necesario para comprender la realidad y asentar el futuro; otra, extender ese debate entre las mujeres y los hombres en un diálogo sin clichés, sin mentiras y sin excusas. Diálogo que ha de convertirse en cambios visibles en materia educativa y legislativa. Libros como La epopeya de las mujeres son fundamentales para facilitar ese entendimiento, ya que hace un punto de situación del debate y aporta un rico bagaje de ideas contrastadas para hacer inapelable el hecho de que, como dijo Victoria Camps, el siglo XXI es el siglo de las mujeres. Estamos asistiendo a un cambio de civilización y la revolución feminista es uno de los motores claves de ese cambio.

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
2 producto(s)s
Mi casa en llamas

Mi casa en llamas

Sofía Ros Normal | Libro | Espasa | octubre de 2018 Desde: 18,90€
La epopeya de las mujeres

La epopeya de las mujeres

Normal | Libro | La huerta grande | octubre de 2018 Desde: 11,40€
Atención Ha ocurrido un error, por favor inténtalo de nuevo más tarde.