Opiniones de clientes

Fernando J.
Activo desde el 12 febrero 2019
Última opinión del 08 mayo 2019
2 Opiniones escritas
5/5 Evaluación media
0 Notas útiles

La herida perpetua
La herida perpetua ¡Genial!
Nota general
¡Genial!
una cita imprescindible Además de ser un fiel lector de sus libros, no falto nunca a la cita semanal con Almudena en el diario El Pais. Una cita imprescindible porque pone un punto lúcido, de libre pensamiento, en medio del ruido que inunda constantemente nuestras vidas. Un gran acierto que la editorial Tusquets recupere estas columnas para saborearlas a pequeñas dosis o en dulce atracón.
Facha
Facha ¡Genial!
Nota general
¡Genial!
De lectura obligatoria Estados Unidos es el país de los grandes contrastes. Es capaz de alzar a la presidencia a un personaje como Donald Trump, pero también de liderar la batalla ideológica contra los nuevos fascistas. Así lo hizo Madeleine Albright, ex Secretaria de Estado en el segundo mandato de Bill Clinton, en su magnífico libro Fascismo y lo hace Jason Stanley, profesor de Filosofía en la Universidad de Yale, en este texto publicado por Blackie Books. Stanley disecciona como un buen cirujano el tumor del "fascismo" y nos dice cuál es su sintomatología y su diagnosis. Realiza un análisis meticuloso e inteligente para desvelarnos cómo actúa, cuáles son sus métodos, poniéndonos de este modo sobre aviso de su existencia. Porque no estamos reviviendo la historia de los años 30 del siglo pasado, pero sí que se está extendiendo entre una gran parte de la derecha nacionalista en todo el mundo una forma de actuar que no nos es desconocida. Como dice Isaac Rosa en el prólogo que acompaña la edición española "Si algo nos enseña el pasado es que el triunfo del fascismo siempre se entiende años después: en el momento parece inadvertido". Por eso es importante este libro, porque pone en evidencia, sin estridencias y con una absoluta claridad, la forma de actuar fascista, que es sorprendentemente igual en todas las partes del mundo en donde ya está actuando: el pasado mítico, la propaganda, con sus fake news, el antiintelectualismo, la irrealidad, el principio de jerarquía en el que se apoya su rechazo absoluto a cualquier avance en la igualdad de género, el victimismo, el orden público y la ansiedad sexual. Son algunos de los instrumentos que utiliza la forma de ser y actuar fascista (hay que nombrarlo claramente, no dulcificarlo). Permítanme que ejemplifique con algunos ejemplos del libro: "Un principio fundamental de la política fascista es que la oratoria no tiene que convencer al intelecto, sino influir en la voluntad"; "Cuando la mujer la obtiene [la igualdad], el rol del hombre como sostén de la familia se ve amenazado", y pierde poder frente a ella. ¿Les suena de algo? ¿Han oído o leído en los medios de comunicación o en las redes sociales cosas relacionadas con esto en las últimas semanas? Este no es solo un libro importante. Debería ser de obligada lectura, no para que el miedo se extienda entre nosotros, sino para poder actuar en consecuencia y con conocimiento en los difíciles tiempos que nos va a tocar vivir. Que ya nos toca vivir.