• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Giradiscos: Reviviendo el pasado

Culturafnac
Por Culturafnac
El 19/07/2018
234
Giradiscos: Reviviendo el pasado

Los vinilos han regresado para quedarse y... los giradiscos, unos reproductores que tienen mucho más que decir que un MP3 y cuya elección no siempre es fácil.

Lo he vivido desde sus inicios, y he visto cómo los lineales de vinilos en las tiendas crecían y crecían cada vez más hasta llegar a la actualidad, donde ocupan diez veces el espacio de antes. Las cifras no mienten, y en el año pasado las ventas de este plástico redondo incrementaron en un 20% respecto al 2016, y todo parece indicar que el crecimiento seguirá siendo imparable, amparándose en un revival del sonido analógico y en el placer romántico de disfrutar de un formato físico, grande y atractivo. Y como en una cadena inexorablemente unida, si crecen los vinilos, crecen los giradiscos, porque no hay posibilidad de escucharlos sin ellos.

Es divertida la experiencia de contemplar a un niño pequeño cuando ve por primera vez un giradiscos en la tienda, y prestar atención a cómo sus padres le explican lo que es, y ellos mismos se sorprenden de su protagonismo en las estanterías e incluso preguntan si son artículos de segunda mano. Si no estás al tanto de la tendencia es comprensible, pero incluso a quienes conocen el renacimiento de los platos les resulta difícil elegir un reproductor adecuado para su uso, entre una gama aparentemente infinita que puede oscilar entre los 80 y los 10.000 € (o incluso más). 

El presupuesto marcará la primera elección, evidentemente, pero quienes inviertan más de 1000€ en un reproductor de vinilos sabrán, probablemente, lo que están comprando, por lo que este artículo está dedicado a quienes van a rescatar su colección de vinilos o quieren recuperar la inigualable sensación de sustituir la escucha en streaming por una mucho más cualitativa, con el ritual clásico de desembalar el vinilo, leer sus letras y colocar la aguja sobre él.

Tras haber decidido nuestra inversión, tendremos dos grandes grupos para escoger: los giradiscos con altavoces incorporados y los que necesitan un equipo de audio externo para funcionar, aunque todos son compatibles con los formatos Long Play (33 ½ revoluciones por minuto) y Single Play (45 rpm). En el primer grupo se engloban los de menor precio y, habitualmente, inferior calidad. Suelen estar fabricados con materiales menos pesados y con menor aislamiento, con componentes de plástico o poco duraderos. Carecen de controles específicos como veremos a continuación en los giradiscos de mayor calidad y no podremos calibrar aspectos fundamentales para el correcto funcionamiento del vinilo. Sin embargo, es indudable su atractivo de cara al usuario que quiere iniciarse en este mundo.

 

seleccion-giradiscos-1


Para empezar, los giradiscos con altavoces son cómodos, porque no necesitan de un equipo externo para funcionar, ocupan poco espacio y suelen tener un diseño muy seductor. Muchos de ellos son portátiles, por lo que podremos cerrar su tapa y transportarlos de un lugar a otro de la casa, e incluso en algunos casos sin necesidad de corriente, porque tienen integrada una batería de litio con una autonomía aproximada (dependiendo del modelo) de unas dos horas. 

Además de contar con una amplia variedad de colores y diseños, algunos de los giradiscos con altavoces incorporados son auténticas réplicas de muebles antiguos, con numerosas funciones añadidas, como lector de cd, radio FM, lector de puerto USB digitalizador (para convertir nuestros discos a MP3 directamente con un pendrive) y en algunos ejemplos, incluso con reproductor de casete. La ventaja de estos equipos multifunción es que integran en un solo dispositivo multitud de posibilidades, y para usuarios poco exigentes son una solución integral que permite ahorrar espacio y tener un “todo en uno”. El inconveniente suele ser la calidad de sonido. No suelen tener mucha potencia (desde 1,5 watio por canal hasta 3 o 4, dependiendo del modelo) ni una buena respuesta en frecuencia, por lo que a veces es buena idea complementar esta compra con unos altavoces o un amplificador que mejore la salida de la señal. 

Para terminar, es inevitable recordar que los giradiscos de este primer grupo no suelen contar con cápsulas (una de las piezas fundamentales para un buen sonido) ni agujas de gran calidad, por lo que será habitual que tengamos que sustituirlas habitualmente, aunque el precio no sea excesivamente alto. 

 

seleccion-giradiscos-2


En el segundo grupo nos encontramos con los platos más cercanos a la Alta Fidelidad, que carecen de altavoces incorporados y necesitan obligatoriamente de un equipo de sonido externo para su disfrute. Suelen ser menos llamativos a nivel de diseño (al menos en la gama más económica) y se parecen a primera vista a los tocadiscos clásicos que guardamos en nuestra memoria. Carecen de cualquier tipo de electrónica que no esté relacionada con la propia lectura del vinilo, centrando su funcionamiento exclusivamente en la reproducción del disco. En algunos ejemplos podremos encontrar una controladora USB, que nos permitirá conectar el equipo a un ordenador para digitalizar nuestros vinilos con el uso de un software diseñado para tal efecto. 

Una vez decididos por la mejor calidad de sonido, podremos elegir giradiscos con preamplificador incorporado y salida de línea. Si nos aconsejan erróneamente y nos llevamos a casa un giradiscos sin salida de línea, la decepción será enorme cuando lo conectemos a la entrada de audio de nuestra microcadena y el sonido sea tan bajo que prácticamente no se escuche. El motivo: los giradiscos sin salida de línea necesitarán un amplificador estéreo con entrada de Phono o bien un previo o preamplificador de sonido. Por el contrario, si nos decidimos por un giradiscos con salida de Phono o Línea conmutable, podremos conectarlo a nuestra microcadena seleccionando la salida adecuada (línea en este caso) sin tener que invertir más dinero. 

Esto no significa que la configuración de sonido en línea sea la más recomendable. Dependerá de nuestro espacio y presupuesto el equipo final elegido, pero existen soluciones compactas en microcadenas que ofrecen un sonido muy apto para giradiscos. A pesar de nuestra elección final, podremos estar tranquilos de que la lectura del vinilo será cuidada y no lo dañará, porque las cápsulas y las agujas que montan estos modelos tienen la calidad suficiente para no deteriorar nuestra colección. En precios más económicos encontraremos cápsulas de imán móvil con mejor nivel de salida y en los costes más altos cápsulas de bobina móvil, con mejor precisión pero una ganancia mucho más baja. 

Habrá que prestar atención al tipo de tracción de nuestro plato. En la gama más baja los giradiscos suelen mover el plato gracias a una correa de silicona o caucho que, al pasar por varias poleas, transmite el movimiento al vinilo. Al ser un elemento condicionado por el paso del tiempo o los cambios de temperatura, será habitual tener que cambiar la correa con el paso del tiempo. Esto no ocurrirá con los giradiscos con tracción directa, que mantendrán una velocidad nominal más estable con menos fluctuaciones de sonido, aunque con un precio más elevado.


Será una buena idea levantar el giradiscos para comprobar su peso, porque si éste es alto, favorecerá el aislamiento acústico y la estabilidad de la lectura, y muchos de ellos tendrán la posibilidad de usar una tapa transparente para proteger los vinilos del polvo cuando estén en funcionamiento y aumentar la durabilidad de nuestra musicoteca y de los componentes sensibles al uso.

En los giradiscos de Alta Fidelidad será habitual, además, encontrar la posibilidad de configurar la reproducción para que la lectura sea precisa con determinadas funciones imposibles de encontrar en los equipos con altavoces incorporados. Entre ellas podríamos destacar la luz estroboscópica (para ajustar la velocidad correcta de lectura), el contrapeso para afinar la fricción del brazo sobre el vinilo o los mecanismos anti patinaje que permiten regular la fuerza lateral aplicada por el brazo. Todas estas calibraciones nos permitirán obtener el mejor sonido posible. 

El universo del audio en Alta Fidelidad es tan amplio que definir en pocas líneas las características básicas para la elección de un giradiscos es complicado, pero estas son las cuestiones principales que cualquier comprador debería plantearse. Dependerá, como siempre, de las necesidades del usuario, pero escojas lo que escojas, volverás a disfrutar del sonido cálido y sin compresión de los vinilos de toda la vida.

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
5 producto(s)s
Tocadiscos Audio Technica AT-LP120 Plata

Tocadiscos Audio Technica AT-LP120 Plata

Plato Tocadiscos Desde: 286,65€
Tocadiscos Bigben TD79RM Broadway Burgundy Rojo

Tocadiscos Bigben TD79RM Broadway Burgundy Rojo

Plato Tocadiscos Desde: 174,72€
Tocadiscos Bluetooth Sunstech PXR6SBT Negro

Tocadiscos Bluetooth Sunstech PXR6SBT Negro

Plato Tocadiscos Desde: 53,25€
Atención Ha ocurrido un error, por favor inténtalo de nuevo más tarde.