• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Google Nest Hub: La familia crece

Culturafnac
Por Culturafnac
El 25/09/2019
697
Google Nest Hub: La familia crece

La llegada del Nest Hub aumenta las posibilidades del asistente virtual de Google e incorpora nuevas funciones imposibles de realizar en sus altavoces inteligentes. El último en llegar a la familia es, además, el primero en sustituir NEST por HOME, anticipando lo que está por llegar. 

La llegada de los altavoces inteligentes ha sido una pequeña revolución. Y cuando elijo pequeña como calificativo lo hago siendo consciente de que es un gadget poco valorado a día de hoy, en gran parte por el desconocimiento de sus funciones, pero puedo asegurar que una vez que lo tienes es sumamente adictivo. Basta con adquirir algunos periféricos relacionados con la domótica para convertirlo en un asistente muy práctico y efectivo, más aun teniendo en cuenta que el cambio de Home por Nest en su nombre no es casual, y nos recuerda que hace algunos años la prestigiosa marca americana de domótica fue absorbida por la gran G.

La evolución en el nombre tiene como objetivo dotar al asistente de Google de un marcado carácter domótico, y su último lanzamiento, el Nest Hub supone un nuevo paso en ese camino. La primera diferencia a destacar es evidente: una pantalla táctil de 7 pulgadas con resolución 1024x600 pixeles que nos permite usar nuestro asistente como algo más que un altavoz. Y no es que el Mini o el Home sean diferentes en cuanto al uso de los comandos. De hecho, el motor que los mueve es exactamente el mismo, aunque el dispositivo de salida sea ligeramente distinto al poder visualizar imágenes.

Google Nest Hub-cocina

 

Una de las funciones más habituales es la posibilidad de reproducir videos de YouTube en él. Recordemos que en los altavoces podemos pedirle que emita un vídeo a nuestro Chromecast para verlo en el televisor, pero en el Hub podemos pedirle directamente que lo reproduzca para verlo en su pantalla. La calidad de ésta es más que aceptable teniendo en cuenta su tamaño y la densidad de píxeles por pulgada, y podrá albergar todo tipo de contenido. Incluso si vemos el vídeo en nuestro smartphone podremos enviarlo al Nest en un solo paso al detectarlo la aplicación y continuar la reproducción en el dispositivo.  Mención especial al sonido, bastante nítido y potente para su tamaño gracias a que el altavoz aprovecha la base como caja de resonancia, y podremos configurar graves y agudos desde su menú de ajustes.

La pantalla es táctil y en ella podremos controlar las funciones básicas de reproducción y pausa, además de otras relacionadas con la domótica. La prueba fehaciente de esto es que tan sólo tendremos que desplazar la pantalla hacia abajo para acceder a lo que Google ha llamado Home View Dashboard, una selección de accesos directos para controlar las funciones de nuestros periféricos domóticos. También podremos hacerlo con comandos vocales, como en los altavoces inteligentes, pero quienes ya disfrutamos de ellos en casa sabemos que a veces la distancia juega malas pasadas y el asistente no nos entiende del todo bien, o si la hora no acompaña, hablarle puede resultar molesto para quienes comparten nuestro descanso. 

 

Google Nest Hub -domotica

 

En un instante podemos apagar o encender nuestras luces inteligentes, modificar su intensidad o color o activar nuestras rutinas entre otras funciones. Actuará, básicamente, como un control remoto de nuestro hogar.

La pantalla también nos servirá para visualizar nuestras fotografías, a modo de los obsoletos marcos digitales. Tendremos que tener activa una cuenta en Google Fotos, pero pocos usuarios de smartphones no la usan hoy en día. Si agrupamos nuestras fotos en álbumes podremos, además, pedirle que nos muestre las imágenes de una persona en concreto, o de un viaje, o de aquello que tengamos organizado en nuestra nube para que las muestre en pase de diapositivas. 

 

Google Nest Hub-fotos

 

Uno de sus usos más valorados es la visualización de recetas, ya que gracias a la pantalla nos permite pedirle consejos para la elaboración de nuestros platos favoritos, y el Nest Hub emitirá los ingredientes y los pasos necesarios para su preparación. Tanto el tamaño como el diseño invitan a ubicar este altavoz con pantalla en la cocina, tanto para seguir las instrucciones de sus vídeos de recetas como para acompañar nuestro cocinado con música o con vídeos. El punto negativo es que carece de batería, por lo que no podremos moverlo cómodamente de un sitio a otro.

El Nest Hub de Google cuenta con algunas funciones exclusivas. Una de las más atractivas es la posibilidad de hacer videollamadas. No a través de Whatsapp, función recién disponible en Estados Unidos y que espero no tarde en llegar a España, pero sí que podremos interactuar con nuestros contactos aunque ellos no puedan vernos, ya que este Nest Hub no tiene webcam. Sí que lo tiene su hermano mayor Hub Max, pero no se comercializa en nuestro país. Además, la aplicación Home de Google ha añadido un acceso directo recién estrenado llamado “Llamar a casa”, con el que podremos contactar directamente con el Nest Hub de nuestro hogar cuando estemos fuera de casa. Otra función muy interesante es la posibilidad de activar su traductor simultáneo, una característica que nos permite traducir a tiempo real nuestras frases y mantener una conversación en más de 20 idiomas, mostrando en pantalla la transcripción de lo traducido. 

El nuevo integrante de la familia Nest es un complemento perfecto para quienes buscan un dispositivo que mezcle la versatilidad del asistente inteligente de Google con la funcionalidad de una pantalla táctil. Su marcado carácter domótico y la compatibilidad con los accesorios de Nest lo convierten, además, en un complemento perfecto para quienes quieren automatizar su hogar.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
3 producto(s)s