• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Cine

Honestidad brutal

Culturafnac
Por Culturafnac
El 24/01/2017
1767
Honestidad brutal

 

Raúl Arévalo es un currante… y cuando trabajas duro y bien, siempre (o casi nunca) obtienes tu recompensa. Ahora ha llegado el momento de su debut detrás de la cámara, ‘Tarde para la ira’

 

Actor fetiche de Daniel Sánchez-Arévalo (desde ‘AzulOscuro…’ hasta la tumba), chico Almodóvar (‘Los amantes pasajeros’) y chico Alberto Rodríguez (‘La isla mínima’), él vale tanto para chico bueno (‘Promoción fantasma’) como para villano profesional, ya sea laico (‘Cien años de perdón’) o católico (‘Los girasoles ciegos’). Nunca olvida su parte jeta (‘Primos’), ni tampoco el que fue su primer hogar: la televisión (medio al que volvió con la comedia ‘Con el culo al aire’ y en el que ha participado en producciones como ‘El tiempo entre costuras’ o ‘La embajada’).
Incansable, Arévalo llevaba varios años elucubrando su salto a director de largometrajes. Ante la noticia del proyecto, las lenguas viperinas del mundillo comenzaron a utilizar la etiqueta de ‘actor metido a director’ con la más despectiva de las entonaciones. ¿Sería una secuela apócrifa de ‘La isla mínima’? ¿Capricho de un actor endiosado? Ajeno a toda esa polémica, Arévalo se centró en el trabajo y ha callado todas esas bocas como él mejor sabe: con un trabajazo como ‘Tarde para la ira’.

 

 

Ya desde su primera secuencia (un plano sucísimo y lleno de grano en el que vemos al personaje interpretado por Antonio de la Torre andando hasta el bar), Arévalo se quita el sambenito de intruso y presenta sus credenciales como el mejor director de la temporada. Lo mejor es que esa calidad lejos de ser un espejismo, se acrecienta a medida que va avanzando el metraje, cada vez que los personajes van bajando escalones hacia un mundo cada vez más turbio. ‘Tarde para la ira’ es un de un feísmo atroz. Todo hiede. Este es el retrato más certero de la España profunda del siglo XXI y a la vez tan semejante a la que Carlos Saura y Eloy de la Iglesia retrataron hace tres décadas en filmes como ‘Deprisa, deprisa’ o ‘Navajeros’.

 

tarde_para_la_ira_int1


Arévalo nos cuenta una enfermiza historia en la que el odio contenido durante años termina convirtiéndose en una furia desbocada que lo arrasa todo. De manera inteligente, dosifica la información e introduce los giros y golpes de efecto, logrando que la película entretenga, sorprenda y, lo que es muy importante en este tipo de películas, suelte un puñetazo en la cara del espectador cuando menos se lo espere.


Todo en ‘Tarde para la ira’ es abominablemente real, Arévalo no realiza concesión alguna, sino que opta por la sobriedad y un par de huevos. Y no hay ningún actor más real, sobrio y con un par de huevos que Antonio de la Torre. Él es el encargado de dar vida al vengativo protagonista. El actor (otro chico Almodóvar, Rodríguez y Sánchez-Arévalo) realiza otra monstruosa interpretación que se encuentra a medio camino entre el tronadísimo Travis Bickle de ‘Taxi Driver’ y el silencioso Ryan Gosling de ‘Drive’, pero siempre bajo el embrujo del español medio de De La Torre.

 


Texto: David Lastra (Fnac Callao)

 

 

 

tarde_para_la_ira_int2

 

 

Los ganadores de las 4 copias de 'Tarde para la ira' (2 dvd + 2 blu-ray) son...

Ana Oliva Martí
Rafael Nievas Calvo
María Vidal Rodríguez
Carlos Martínez Moral

 

¡ENHORABUENA!

 

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
2 producto(s)s