• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

Idas y regresos

Adolfo García Ortega
Por Adolfo García Ortega
El 04/11/2016
750
Idas y regresos

 

 

1. La nueva novela de Txani Rodríguez se titula Si quieres, puedes quedarte aquí y atrapa por su clima inquietante, como de serenidad revuelta, por así decir, y su tono minimal. También te sabes un poco más animal de lo que ya eres, tras su lectura. Hay algo de propuesta biológica en esta novela. Zoológica, quizá. A ello se añade una leve amenaza que sobrevuela por la historia, y un ligero tono irónico, muy sutil, que se mezcla con el realismo de Andrea, la protagonista, y su experiencia de la vida, del amor, de la naturaleza, de lo externo.
Txani Rodríguez, que tiene mucha literatura dentro, ha logrado un asombroso equilibrio en la tensión para hablar de búsquedas, de quietudes y de huidas, y lo ha hecho con una prosa neutra, que genera una temperatura constante, como el calor que desprende el lomo de un animal; pero también una prosa incisiva, que se va clavando sin que te des cuenta, hasta comprender que estás en medio de una pasión palpitante, en un mundo donde la naturaleza impone sus leyes y los animales dictan una realidad dura, escueta y brutal.
La fuerza de esta novela de Txani Rodríguez, a mi modo de ver, es que trata de emociones desbordadas, como el amor, pero desde una contención distante, monocromática, que me ha recordado al mejor Peter Handke, el de El miedo del portero ante el penalti. Txani Rodríguez tiene la misma fuerza y capacidad que el autor austriaco para nombrar con frialdad cada escena y cada situación. Además, como gotas esparcidas aquí y allá, hay referencias a mundos tan diferentes como el francés, el español o el ruso. Lo mejor de esta narración es que dentro de ella late una permanente referencia a algo ancestral, profundo, fatídico, en efecto, pero sin sobresaltos ni efectismos. Predomina una impresión de literatura minimal concebida así a propósito.
Los personajes (Andrea, Gonzalo, Rosario, Aleksei, Otermin) trazados de una pieza, sin cargar las tintas, en claroscuro o con muchas sombras, conviven en un universo rural, montañoso, donde el amor es un sentimiento que está en el mismo plano vital que la brusquedad de la naturaleza, que la sensación de soledad y de supervivencia, o que la incomunicación y la muerte. A lo largo de la lectura de Si quieres, puedes quedarte aquí, uno experimenta el contagio de una búsqueda de la felicidad que parece inminente, pero también de la aceptación de su inexistencia, trastocada en el descubrimiento de una especie de cara b que te ofrece la vida y que te pega a la tierra, al suelo, a lo que te hace orgánico y desamparado como cualquier animal.
Txani Rodríguez no es una desconocida, ya había presentado sus credenciales como novelista muy original en Agosto, su anterior novela. Con Si quieres, puedes quedarte aquí, que acaba de publicar Sílex Ediciones, da un paso de madurez definitivo, por la penetración, la empatía y la tensión emocional que se desprenden de tan hermosa novela.

 

2. Un feliz regreso: leo el último, esperadísimo y redondísimo libro de cuentos de uno de los mejores cuentistas de la plural –por ahora- España, Hipólito G. Navarro. Se titula La vuelta al día (Páginas de Espuma) y hace doce años que estábamos esperándolo. Para nuestro gozo de lectores, en los distintos apartados con que el autor ha dividido el libro para darnos una especie de caleidoscopio de su talento, podemos encontrar al humorista, al ingenioso, al sagaz, al tierno, al amargo, al exultante y al triste, que todos ellos conviven con el feliz, pues estos son los tonos de sus maravillosos e inolvidables cuentos: lo tienen todo. Y una manera de escribirlos que está a la altura, tan solo, de sus modelos, Cortázar, Chéjov, Maupassant, Cheever… Destaco tres perlas del libro: “Los artistas cautivos”, “Las estampas del timo” y “Tantas veces huérfano”. Antológicos y extraordinarios.
Hipólito G. Navarro –quienes tenemos la suerte de conocerlo lo sabemos bien- es un mago de la oralidad hecha narrativa escrita, un sacador de historias de la mina más seca de la vida, un constructor de castillos literarios con la arena de la playa más prosaica, un inventor de ópticas nuevas para perspectivas eternas, en fin, uno de los escritores que más unanimidad concitan en cualquier tipo de lectores y de colegas: es grande, bueno, cercano, generoso, y los tres adjetivos se le pueden aplicar a él como persona y como escritor, porque su literatura es grande, buena, cercana y generosa.

 

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
3 producto(s)s
El evangelista

El evangelista

Normal | Libro | Galaxia gutenberg | octubre de 2016 Desde: 17,57€
Pasajero K

Pasajero K

Adolfo García Ortega Ver todo tu universo Bolsillo | Bolsillo | Booket | septiembre de 2013
La vuelta al día

La vuelta al día

Normal | Libro | Paginas de espuma | octubre de 2016 Desde: 16,15€
Atención Ha ocurrido un error, por favor inténtalo de nuevo más tarde.