• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Impresión3D: El futuro en casa

Culturafnac
Por Culturafnac
El 09/07/2018
457
Impresión3D: El futuro en casa

Si pensabas que la impresión 3D ha sido un éxito pasajero, nada más lejos de la realidad. Los expertos en tecnología le auguran un futuro con prestaciones ilimitadas.

Si algo me fascina de las innovaciones tecnológicas actuales es la impresión 3D. Tiene algo mágico. Diseñar un modelo en un monitor de ordenador, en dos dimensiones, y comprobar cómo luego podemos transferir nuestra idea a un universo tridimensional, tangible y real, es casi ciencia ficción. Las posibilidades de esta tecnología son infinitas, con aplicaciones orientadas hacia la sanidad y la medicina para la creación de prótesis económicas, al bricolaje para la impresión de herramientas baratas pero completamente funcionales, a la automoción para la sustitución de piezas, al ocio para decorar nuestras estanterías con figuras únicas… y podría seguir enumerando ejemplos de todos los usos que podemos darle a la impresión 3D. 

El problema de esta fantástica tecnología es que no se relaciona habitualmente con un uso doméstico, al menos hasta la llegada de esta Witbox Go! de BQ, una de las pocas impresoras tridimensionales pensadas para un uso doméstico. Se aprecia nada más verlo en su diseño, cuidado hasta el detalle, con un buen gusto estético, apto para colocarla en una mesa sin que parezca un kit de montaje de Lego y sin que desentone con el resto de la decoración. Con un peso de 5 kilos y unas dimensiones verdaderamente reducidas para lo que estamos acostumbrados, la Witbox podrá descansar en cualquier rincón de casa. Independientemente de su diseño, la impresora de BQ cuenta con otra novedad interesante entre sus competidores, pudiendo presumir de ser la primera que integra un sistema operativo Android. La ventaja principal de este software es la sencillez de manejo. No habrá que calibrar complejos equilibrios para que funcione, ni descifrar unas instrucciones de montaje difíciles de entender. Nada más encenderla, la Witbox comenzará su proceso de configuración y unos pocos minutos estará lista para comenzar la magia.

 

impresora 3D  witbox go


Los parámetros de la impresora los controlaremos desde una aplicación diseñada exclusivamente para ella, llamada Zetup, descargable para PC y para Android (evidentemente). La comodidad de poder usar nuestro smartphone no sólo para configurar la Witbox sino también para cargar diseños e imprimirlos, es otra novedad de esta impresora española. Podremos seleccionar nuestro patrón tridimensional, escoger la temperatura o la calidad que queremos que tenga nuestro resultado final, así como conocer el estado del proceso o el color y la cantidad de filamento (con sensor NFC incluido para facilitar información) que tenemos disponible para la impresión. Esta es otra de las bondades de la Witbox, pues la carga de los filamentos es sumamente sencilla y rápida. 

La impresora de BQ usa bobinas de PLA, un material muy apropiado para esta tecnología por su resistencia, dureza y nivel de detalle. Además, no necesita una temperatura muy elevada para que se vuelva maleable, lo que se traduce en un menor consumo energético y en una mayor durabilidad a largo plazo (excepto si se somete a temperaturas muy elevadas). La pieza final de su extrusor, el HotEnd, está fabricado completamente en metal y emite su calor a través de un cilindro que permite calentar homogéneamente todo el bloque y que, al eliminar partes habituales en otras impresoras 3D, reduce la posibilidad de obstrucciones facilitando así su mantenimiento. BQ nos permitirá usar otro tipo de bobinas de filamento PLA, aunque si lo hacemos, no podremos monitorizar su estado. No será un problema grave, porque si se acaba la carga antes de terminar nuestro proyecto, podremos cambiar la bobina por una nueva, y la app Zetup se encargará de gestionar el punto de corte con bastante acierto y de manera casi imperceptible. El resultado final descansará sobre su base, una bandeja de temperatura fría que mantendrá estable la figura impresa que, por cierto, no podrá superar unas dimensiones máximas de 140 milímetros en cualquiera de sus ejes, su superficie máxima de impresión.

 

impresora 3D  witbox go


Desde la aplicación gratuita podremos seleccionar diseños precargados que, como prueba inicial, será divertido, aunque el verdadero potencial de la Witbox (como en otros equipos parecidos) es la posibilidad de descargar modelados desde cualquier repositorio compatible (encontraremos multitud de ellos en la web), siendo compatible Zetup con las extensiones de plantillas 3D más habituales, como .obj o .stl. Esto nos asegura horas y horas de diversión y la certeza de que encontraremos un diseño ajustado a nuestras necesidades. Habrá que tener paciencia, porque cuando digo horas de diversión no es una expresión aleatoria, ya que la impresión de un objeto de aproximadamente 3 centímetros requerirá más de 60 minutos para su finalización aunque, todo hay que reconocerlo, con un nivel de ruido mínimo. 

La impresora de BQ tiene todos los ingredientes para ser la primera elección de quienes quieran iniciarse en el universo de la impresión tridimensional. Es pequeña, compacta, elegante y silenciosa, con filamentos de repuesto económicos y una facilidad de uso admirable gracias a su aplicación móvil. Si quieres adelantarte al futuro, la Witbox Go! será como viajar en el tiempo desde el escritorio de casa.


Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)


 

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore