Jennifer Jason Leigh

Puede que al inicio de su carrera a Jennifer Jason Leigh le dieran papeles en comedias ligeras como Aquel excitante curso o Quien tiene una suegra tiene un tesoro, pero poco tardó en demostrar que le van otro tipo de papeles, poniéndose a las...
Leer Biografía
Jennifer Jason Leigh
Puede que al inicio de su carrera a Jennifer Jason Leigh le dieran papeles en comedias ligeras como Aquel excitante curso o Quien tiene una suegra tiene un tesoro, pero poco tardó en demostrar que le van otro tipo de papeles, poniéndose a las órdenes de Verhoeven en Los señores del acero una interpretación demoledora con su princesa Agnes, una terrible mezcla de inocencia y astucia, que se las apaña para enfrentarse a los sanguinarios y excitados mercenarios de Rutger Hauer (con el que volvería a coincidir en el thriller Carretera al Infierno).

Después ha logrado convertirse en una de las musas del cine semi-independiente, dándolo todo a manos de directores como Altman (Vidas cruzadas, Kansas City), los Coen (El gran salto), Ulu Grosbard (Georgia), Alan Rudolph (La Sra. Parker y el círculo vicioso) o Cronnenberg (eXistenz)... aunque haya estado involucrada también en producciones de más presupuesto como Camino a la perdición, Llamaradas, Mujer blanca soltera busca...,

Entre sus logros, además de poder presumir de tener una montaña de películas con una calidad media bestial, tiene el ser parte fundamental de una de las mejores adaptaciones a la pantalla grande de un relato de Stephen King, Dolores Clairborne (Eclipse total), en la que junto con Kathy Bates, son capaces de abordar la fractura y el dolor que provoca el terror cotidiano de los abusos dentro de la familia. Tiene también una de las películas más desasogantes de inicios del siglo XXI -al lado de un desbordante Bale- en El maquinista, y a compartido planos con un desquiciado Adrien Brody (The Jacket). En 2015 logró el doblete al intervenir en la octava película de Tarantino, Los odiosos ocho, y al poner la voz a Lisa en el film de animación Anomalisa, dos filmes absolutamente diferentes (revisión del western clásico en 70mm mezclando Diez negritos y la comedia negra en el caso de Los odiosos ocho, stop motion para una tragicomedia íntima y a veces onírica para Anomalisa), dos producciones que se encuentran en un punto, una calidad que emana de cada fotograma.

Ese talento tan camaleónico le ha valido el ser elegida dentro del reparto que David Lynch dirigirá en su última visita a Twin Peaks.

 

Miguel Herreros