Johnny Depp

Johnny Depp, actor carismático donde los haya, al que o se le adora o se le aborrece, tiene tanto éxito en taquilla como mala suerte con los premios.

Con una larga trayectoria a sus espaldas, se inició a mediados de los ochenta en Pesadilla en...
Leer Biografía
Johnny Depp

Johnny Depp, actor carismático donde los haya, al que o se le adora o se le aborrece, tiene tanto éxito en taquilla como mala suerte con los premios.

Con una larga trayectoria a sus espaldas, se inició a mediados de los ochenta en Pesadilla en Elm Street y acabó convertido en carne picada por Robert Englud, con Eduardo Manostijeras fue cuando dió el salto a la fama y estableció una perdurable relación con el director Tim Burton. Tras esta película siguieron multitud de filmes, algunos con actuaciones tan destacadas como las de ¿A quién ama Gilbert Grape?, Miedo y asco en Las Vegas, Donnie Brasco o Antes que anochezca, manteniendo su colaboración en los proyectos de Burton con Ed Wood o Sleepy Hollow.



Con el cambio de milenio mantuvo una buena producción con películas como Chocolat o la polémica adaptación de Desde el Infierno (From Hell), y poco después lograría el protagonismo en una de las sagas más taquilleras de la historia: Piratas del Caribe (que además logró resucitar el género de piratas); ese pelotazo comercial no le hizo olvidar su implicación con el onírico y oscuro universo de Burton y dió lugar a Charlie y la fábrica de chocolate, Sweenie Todd y Alicia en el País de las Maravillas (y su secuela Alicia a través del espejo). Además logró unas esplendidas actuaciones en The Tourist, Los diarios del ron o Enemigos públicos (con un delicioso duelo entre Depp y Bale, y una Marion Cottilard irresistiblemente peligrosa)a la par que unos sonoros fracasos con El llanero solitario y Sombras tenebrosas, aunque ha vuelto a conectar con el público con Trascendence y Into the Woods (las canciones entre su Lobo y Caperucita -Lilla Crawford- no tienen desperdicio), y llevándose a la crítica consigo con su estremecedor mafioso en Black Mass.

Miguel Herreros