Juan Eduardo Zúñiga

Juan Eduardo Zúñiga Amaro (Madrid, 24 de enero de 1919-I 24 de febrero de 2020) fue un ilustre traductor, crítico y escritor español. Zuñiga nació en una familia acomodada. Su padre era un farmacéutico y llegó a ser secretario de la Real Academia de...
Leer Biografía
Juan Eduardo Zúñiga

Juan Eduardo Zúñiga Amaro (Madrid, 24 de enero de 1919-I 24 de febrero de 2020) fue un ilustre traductor, crítico y escritor español.

Zuñiga nació en una familia acomodada. Su padre era un farmacéutico y llegó a ser secretario de la Real Academia de Farmacia. Según relató el propio autor, su vocación literaria llegó con la lectura de su primer libro adulto, la novela Nido de nobles, de Ivan Turgueniev. Comenzó estudios de Bellas Artes, y al estallar la Guerra Civil fue movilizado. Su experiencia de la Guerra Civil, en el Madrid asediado, le marcó de por vida y se reflejaría profusamente en su obra literaria. Una vez terminado el conflicto, se licenció en Filosofía y Letras, especializándose en lenguas eslavas, en particular ruso y búlgaro. Llegaría a ser uno de los principales especialistas españoles en la literatura de esas dos naciones. Frecuentaba las tertulias del Ateneo de Madrid, lo que le llevó a trabar amistad con otros incipientes escritores de la época, como Antonio Ferres, Antonio Buero Vallejoo Francisco García Pavón. En 1956, contrajo matrimonio con la escritora y editora Felicidad Orquín, de la que tuvo una hija, Adriana, que le dio dos nietos.

Sus primeros relatos breves fueron publicados a finales de los años cuarenta. En 1951 se editó su novela corta Inútiles totales y, en 1962, El coral y las aguas. Ambas pasaron desapercibidas. El éxito le llegaría en 1980 con su colección de relatos Largo noviembre en Madrid, situada en la capital en los días dramáticos de la Guerra Civil. Junto a Capital de la gloria (1989), Premio Nacional de la Crítica, y La tierra será un paraíso (2004), conformaría su llamada Trilogía de la Guerra Civil. Zuñiga la describiría de este modo: “al escribir estos relatos, no me interesaron los combates, las trincheras o los campos españoles ensangrentados, sino el heroísmo cotidiano de las personas que permanecieron en la capital de España sitiada, bombardeada, acosados por el hambre, la inseguridad, los fríos inviernos, y el contacto frecuente con la muerte.”

Además, también hay que destacar su biografía novelada de los últimos días de Mariano José de Larra, Flores de Plomo (1999) y las colecciones de cuentos fantásticos Misterios de las noches y los días (1992) y Brillan monedas oxidadas (2010). Y su autobiografía, Recuerdos de vida.

Sus vastos conocimientos sobre la literatura rusa se reflejan en los ensayos El anillo de Pushkin (1986), Las inviertas pasiones de Ivan Turgueniev (1996) y Desde los bosques nevados (2010).

En 1987 recibió el Premio Nacional de Traducción por la versión castellana de las obras del escritor portugués Antero de Quental y en 2016 el Premio Nacional de las Letras Españoles por el conjunto de su obra.