• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

Kakania y lo que existe

Adolfo García Ortega
Por Adolfo García Ortega
El 11/02/2020
349
Kakania y lo que existe

1. Recomiendo muy encarecidamente dos novela realmente modernas. Lejos de Kakania, de Carlos Pardo, y Todo esto existe, de Íñigo Redondo. A la de Carlos Pardo me acerqué porque creo que su autor es uno de los escritores españoles más importantes de la literatura actual. Leo lo que publica porque sé que me concierne, pero también porque tiene mucha literatura dentro y siempre se aprende con él. Es fresco, es profundo, es irónico, es demoledor, es suave, es verídico, toma como pocos el pulso de la vida y sabe contar sin que decaiga el ritmo de lo que cuenta. Sus novelas anteriores, Vida de Pablo y El viaje a pie de Johann Sebastian, suponen una manera muy original de presentar una voz que se desdobla: tal vez sea la propia vida del autor la que es narrada, o tal vez sea una sutil vida imaginaria con parecidos deformados, no importa, porque, entrelazado por peripecias realistas, próximas, que poseen una gran carga poética, lo que se retrata de fondo es nuestro contemporaneidad. Fluye por esta novela la vida, la amistad, los fracasos, el amor, el sexo con/sin, la búsqueda y eso tan importante en el mundo de hoy, la capacidad de decidir y de saber hacerlo. Lejos de Kakania desarrolla extraordinariamente todo eso ya encarrilado en sus anteriores novelas. También aquí se habla mucho de poesía –Carlos Pardo es tan buen poeta como original novelista–, y sobre todo de poetas. Poetas algunos reales, otros encubiertos, todos en el filo de esa relación analógica con la realidad, que lleva a ver palabras y a pensar visiones. Es tan osado Carlos Pardo, que en medio de su viaje con Virgilio (incluso con ecos del Virgilio latino), introduce un libro de poemas entero en mitad de su portentosa novela, “Kakania”, que es una Odisea actual y, de paso, uno de sus mejores libros de poesía (ya con Los allanadores había llegado a cierta cima). Aquí hago mi profesión de fe: creo en Carlos Pardo, creo en su futuro –ya presente–, que es el de esa especie de escritores que ha hallado el tesoro de ser una literatura en sí mismos. Y creo, por último, en su Lejos de Kakania, con su pluralidad de diálogos que dan vueltas entorno a la vida que se escribe, como una espiral de círculos concéntricos, lo cual me recuerda a la Rayuela de Cortázar de hace cincuenta años: las dos son novelas de voces, de cultura y de juegos, rompedoras y universales.

 

lejos de kakania - carlos pardo

 

 

2. El argumento de Todo esto existe, de Íñigo Redondo, tiene esta premisa: en 1984, en un colegio de una ciudad de Ucrania, Irina, una muchacha de apenas dieciséis años, ha montado un escándalo de gritos y acusaciones contra otro alumno, a quien acusa de haber tratado de abusar de ella. Una vez calmada, Alexéi, director del colegio, habla con la joven, quien no logra explicar coherentemente qué ha pasado. El joven a quien acusaba, en cambio, niega los hechos y es exonerado. Alexéi cree a Irina, se compadece de ella y, convencido de que oculta algún tipo de maltrato, le da su número de teléfono. Pasan unas semanas y una noche lluviosa Alexéi recibe una llamada a altas horas. Es Irina. Está llorando, histérica, y le pide que vaya a buscarla. Ha huido de su casa. Está en una gasolinera, escondida. Alexéi acude en su coche y se encuentra con la joven en un estado lamentable, con heridas en la cara e incapaz de decir qué le ha ocurrido: solo sabe que no quiere ir a su casa bajo ningún concepto. Alexéi decide que pase la noche en su casa. A partir de ahí, las vidas de Alexéi e Irina cambiarán de la manera más extrema y desoladora, dejando al lector dentro de un laberinto de tensión inconcebible. 

Novela que cuenta una historia de suspense-sin-crimen, por así decir, y, de repente, pasa a ser una historia social ambientada de lleno en la Ucrania soviética de mediados los años 80 del siglo pasado. Su argumento es de los más originales que he leído últimamente –junto con el de la fascinante y excesivamente larga novela de Mariana Enríquez Nuestra parte de noche–, y más aún me asombra cómo lo ha desarrollado su autor. Tiene tres o cuatro hitos claves de un suspense estremecedor. No es un suspense de terror o de novela criminal, sino es el suspense de escalofrío por cómo se desenvuelven las situaciones reales. A ello contribuye el modo de narrarlo, fríamente y con frases cortas, repetitivas, algunas descriptivas y otras densas y atmosféricas muy potentes, muy hermosas, que crean el clima interior necesario para dejarse poseer por la historia.

Hay reminiscencias de Intemperie, de Jesús Carrasco, ciertamente, aunque son argumentos muy alejados, unidos por un estilo hipnótico para reflejar situaciones crudas, de un contexto ambiguo. Veo mucha más cercanía, que no influencia, con la trilogía sobre Jesús de J.M. Coetzee. Al margen de estos ecos, el mayor logro está en la novela misma, en cómo la ha construido, de manera progresiva sin tropiezos, con diálogos largos que mantienen la tensión, con acciones vertiginosas que quitan el aliento, con momentos “congelados” de respiro emocional, con una relación vivencial hermosa y tierna entre Alexéi e Irina (dos personajes formidablemente caracterizados) y con un fondo de desolación y angustia que lleva al lector a terminar las últimas páginas con un nudo en la garganta. Excelente primera novela.

 

todo esto existe - iñigo redondo

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
2 producto(s)s
Lejos de Kakania

Lejos de Kakania

Carlos Pardo Normal | Libro | Periferica | octubre de 2019 Desde: 21,75€
Todo esto existe

Todo esto existe

Iñigo Redondo Normal | Libro | Literatura random house | enero de 2020 Desde: 18,90€