Kirk Douglas

Issur Danielovitch Demsky, conocido universalmente por su nombre americanizado, Kirk Douglas (Amsterdam, Nueva York 9 de diciembre de 1916 – Beverly Hills, 5 de febrero de 2020) fue una de las últimas grandes estrellas de la edad de oro de Hollywood...
Leer Biografía
Kirk Douglas

Issur Danielovitch Demsky, conocido universalmente por su nombre americanizado, Kirk Douglas (Amsterdam, Nueva York 9 de diciembre de 1916 – Beverly Hills, 5 de febrero de 2020) fue una de las últimas grandes estrellas de la edad de oro de Hollywood, célebre por su impetuoso estilo de actuación que desarrolló en un sinfín de inolvidables papeles dramáticos y épicos.

Sus padres eran emigrantes judíos, procedentes de Chavusy , en lo que entonces era el Imperio ruso y ahora Bielorrusia. Tuvo seis hermanas. Su padre, un trapero alcohólico, los abandonó cuando aún era un niño y se crió en la pobreza. Empezó a trabajar en su infancia para ayudar a su familia, vendiendo bocadillos en las calles y repartiendo periódicos.

Al actuar en obras escolares durante la secundaria, nació su vocación y decidió convertirse en actor. Se graduó en la Universidad de St Lawrence en Letras, pagándose sus estudios con un empleo como jardinero y conserje.

Después se matriculó en la Academia Estadounidense de Artes Dramáticas en la ciudad de Nueva York. Su mejor amiga allí era una aspirante a actriz que más tarde también se haría famosa, Lauren Bacall. Esta fue pronto consciente de las dificultades materiales en las que se movía su compañero: una vez, por ejemplo, le regaló un abrigo, para que tuviera con qué defenderse del frío invernal.

Después de que se produjera el ataque de Pearl Harbor, Douglas se alistó en la Marina. Sirvió en un buque antisubmarino como oficial de comunicaciones, hasta que se licenció en 1944 por heridas de guerra. Entretanto, en uno de sus permisos, se casó con su primera esposa, Diana Dill, con la que tuvo dos hijos, Michael–que pasado el tiempo, también sería una gran estrella de Hollywood- y Joel.

Terminada la II Guerra Mundial, comenzó a trabajar como actor teatral y radiofónico. Su amiga Lauren Bacall le recomendó para su primer papel de cine en la película de cine negro El extraño amor de Martha Ivers en 1946. Después de varias películas en las que apareció como secundario, saltó a la fama interpretando con su energía característica a un boxeador en El ídolo de barro (1949).

A partir de ese momento, sería uno de los “duros” oficiales de Hollywood, en westerns como Camino de la horca (1951), Duelo de titanes (1957) o El último tren de Gun Hill (1959) y en clásicos del cine negro Brigada 21 (1951) o El gran carnaval (1951), donde se metía en la piel de un periodista sin escrúpulos. En 1954 fue el protagonista de una de las superproducciones de su tiempo, la adaptación de Julio Verne 20.000 leguas de viaje submarino. Dos años más tarde demostró que era uno de los grandes actores de su época, interpretando a Vincent Van Gogh en El loco del pelo rojo, por la que ganó un Globo de Oro.

Al año siguiente hizo uso de toda su influencia para que el estudio diera vía libre al rodaje de una controvertida cinta antibelicista, dirigida por un joven talento, Stanley Kubrick. Esta película sería Senderos de gloria y se convertiría en uno de sus clásicos. En 1960, produjo Espartaco. Eligió a Kubrick para dirigirla y contrató abiertamente a un guionista en la lista negra, Dalton Trumbo. Esto tuvo una importancia decisiva para que aquellos profesionales del cine que se había visto expulsados durante la era del macartismo pudieran volver a ser acreditados.

A lo largo de los 60 y 70, Douglas siguió siendo una de las estrellas más prolíficas y cotizadas. Sería interminable citar todas sus películas, pero habría que destacar El último atardecer (1961), Dos semanas en otra ciudad (1962), Siete días de mayo (1964), El Compromiso (1969), El día de los tramposos (1970) o La Furia (1978). También compró en 1963 los derechos de la novela de Ken Kesey Alguien voló sobre el nido del cuco, que transformó en una obra de teatro que estrenó en Broadway con él de protagonista. Una década más tarde, junto a su hijo Michael, produjo su adaptación al cine.

Sus papeles en cine comenzaron a espaciarse en la década de los 80. Junto a su segunda esposa, la productora Anne Buydens, pasaría a ser uno de los grandes filántropos de Hollywood. Entregó decenas de millones de dólares a distintas causas humanitarias y organizaciones sin fines de lucro. Creó un fondo de becas para estudiantes sin recursos en su alma mater, la Universidad de St Lawrence. Gracias a una donación de cuarenta millones de dólares, se fundó el importante centro de tratamiento de Alzheimer en Woodland Hills. También promovió la construcción del Teatro Kirk Douglas en Jerusalén.

En 1980, viajó a Egipto para entrevistarse con el presidente egipcio Anwar Sadat y tratar de convencerlo para que abriera un proceso de paz con Israel. Por estas gestiones, se le otorgó por parte de Jimmy Carter la Medalla Presidencial de la Libertad, la máxima condecoración civil de Estados Unidos.

Douglas escribió varias novelas y libros de memorias, como Yo soy Espartaco, en la que reconstruye ese difícil rodaje. En 1996, recibió un Oscar honorífico. Ese mismo año sufrió un grave derrame cerebral que le privó del habla. Aunque los médicos consideraron que probablemente sería una pérdida permanente, se sometió a años de terapia y llegó a recuperarla. En 2009 apareció por última vez en un escenario, con un monólogo autobiográfico titulado Before I Forget.

Su última y memorable aparición pública fue en la ceremonia de los Globos de Oro de 2018, junto a su nuera Catherine Z. Jones. Una gran ovación recibió a una de las últimas leyendas de la historia del cine.