• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

La hija de la española

Adolfo García Ortega
Por Adolfo García Ortega
El 25/04/2019
286
La hija de la española

1. La magnífica novela de Karina Sainz Borgo La hija de la española se centra en la Venezuela actual y la destripa. Pero sobre todo su fuerza consiste en haber sabido contar un cambio audaz desde una realidad atroz. El arranque de la novela -sin desmontar su creciente y sutil trama- es este: en medio de los disturbios violentos motivados por la escasez, la hambruna, la corrupción y la deriva totalitarista del país que asolaron Caracas hace tres o cuatro años y sumieron a la población en una revuelta que fue sofocada por los paramilitares, llamados Hijos de la Revolución, Adelaida entierra a su madre llamada como ella, Adelaida Falcón.

Adelaida no puede evitar tener una lluvia de recuerdos de la vida de su madre y de la vida con su madre, pues siempre han vivido juntas y solas. Recuerda los días de infancia en la provincia, en un pueblo llamado Ocumare, donde las Falcón, como eran conocidas sus tías Amelia y Clara, regentaban una pensión. Recuerda cómo se fue hundiendo el negocio, aunque aún sigue en pie, con ellas ya bastante mayores. Recuerda muchos momentos vividos con su madre, que se quedó preñada de un joven que huyó ante el casamiento y al que llamaron “el Difunto”. Recuerda lo dura que ha sido la vida, aunque Adelaida Falcón terminó de maestra y salió adelante. Era una mujer culta e introdujo a su hija Adelaida en la lectura y en la pasión por los libros. Pero libros hubo pocos en la casa; de todo, en realidad, hubo poco.Esto lo constata Adelaida después del entierro y de regresar al piso donde vivía con su madre. Muy pocas pertenencias, algunos muebles, una vajilla, los libros. Mientras, en la calle, se oyen disparos, explosiones, griterío. Desde el balcón ve escenas de asesinatos cometidos por los paramilitares chavistas contra jóvenes manifestantes. Pillaje y saqueo por todas partes.

Recibe la llamada de su amiga Ana. Esta le cuenta que está muy preocupada porque hace más de un mes ha desaparecido su hermano Santiago después de haber encabezado una manifestación. Sabe que lo metieron en la Tumba, lugar siniestro donde torturan a los disidentes. No ha vuelto a saber de él. Adelaida, en el clima de terror y violencia en que vive Caracas, se enfrenta al hecho de estar sola, sin dinero ni recursos familiares, y a abordar una nueva fase en su vida, con ya 38 años. Sus pensamientos van de la nostalgia por los tiempos de su infancia y veraneos en Ocumare a la rabia por la situación desesperada y sin salida de la Venezuela actual. 

En medio de todos los recuerdos y de las dificultades del momento, el edificio donde vive es asaltado por un grupo de Mujeres de la Revolución, auténticas criminales abusivas que se aprovechan de los demás, roban las casas, echan a los inquilinos y destruyen todo lo que no pueden vender. El grupo echa a Adelaida de su piso no sin antes propinarle una paliza y amenazarla de muerte. Adelaida, decidida a recuperar las pocas pertenencias de su madre, vuelve al bloque, pero, no sabiendo dónde refugiarse, repara en que la puerta de un piso está intacta y aún no ha sido invadido. Se trata del de una vecina, Aurora Peralta, de una edad algo mayor que ella, a quien todos conocían como “la hija de la española” por ser hija de Julia, una mujer emigrante que, tras muchas penalidad, abrió una casa de comidas que alcanzó fama.

2. Karina Sainz Borgo (Caracas, 1982) ha escrito dos libros de corte periodísticos, Caracas hip-hop y Tráfico y Guaire. El país y sus intelectuales, ambos de 2007. La hija de la española es su primera novela. Y le ha salido intensa, tanto política como humanamente. Se lee de un tirón por lo bien trenzado de la trama. Tiene calidad literaria, que no decae en ningún momento, y cuenta con una voz de narradora muy directa y muy emocional. Esa emocionalidad proviene del impulso decisivo de la narradora para afrontar la crudeza de la realidad y, lejos de acobardarse, dar un salto a una vida nueva. Hay en esto una atracción literaria por encima de cualquier tópico y engancha de un modo envolvente. Guarda reminiscencias del realismo mágico de la literatura del boom, con un mundo rural, el de Ocumare, que tiene algo garciamarquesco de El amor en los tiempos del cólera, esa obra maestra.

Creo que la novela de Sainz Borgo es excelente y colma las expectativas por su astuta sencillez, su linealidad absorbente y el carácter sólido, humana y narrativamente, de la protagonista, Adelaida. Una protagonista que causa una inmediata identificación afectiva con los lectores y las lectoras, pues es libro para todo tipo y género de lecturas. Por último, last but not least, la novela tiene la fuerza poderosa de ser una crónica bien reportajeada de la Venezuela actual, sin escatimar la crítica ni dar el mínimo amparo a la justificación de la “revolución bolivariana”: pinta un país destruido, devastado, sin salida ni solución. Quizá sea la gran novela venezolana esperada, y una de las mejores de la Latinoamérica de hoy. Ojo: Sainz Borgo alienta mucho futuro.

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)
La hija de la española

La hija de la española

Karina Sainz Borgo Normal | Libro | Lumen | marzo de 2019 Desde: 15€