• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

La próxima revolución en la telefonía móvil

Culturafnac
Por Culturafnac
El 27/05/2019
708
La próxima revolución en la telefonía móvil

Cuando parecía que la telefonía móvil se había estancado en un mercado saturado de cámaras y la lucha por procesadores más rápidos y pantallas infinitas, llegan los smartphones flexibles, una tendencia que parece ser la próxima revolución del teléfono móvil.

Los teléfonos móviles son, probablemente, una de las familias tecnológicas que más evolución y desarrollo han sufrido (o disfrutado)  en los últimos años. Fruto de una demanda cada vez mayor y de una feroz competencia que ha mejorado la oferta disponible, el smartphone ha alcanzado un estado de madurez que, a veces, parece renovarse sólo ligeramente: algunas modificaciones en las cámaras, una mejora en la velocidad del procesador, sistemas que intentar aprovechar el 100% de la pantalla con módulos ocultos…pero a fin de cuentas, un smartphone al uso.

O eso parecía hasta la llegada de las pantallas flexibles, una tendencia que aunque le queda tiempo para madurar, es una realidad comercial y así lo han demostrado las primeras marcas apostando por ella. Probablemente sea la próxima revolución del smartphone, porque aunque la llegada del 5G se prevé para el 2020, ésta será una batalla más apta para los proveedores de telefonía que para los creadores de hardware. Aunque parezca algo aparentemente sencillo, las consecuencias de un smartphone flexible afectarán al mercado de las tablets y a los desarrolladores de aplicaciones, que tendrán que adaptar éstas a las nuevas resoluciones. 

Las ventajas del nuevo sistema son evidentes y se resumen en la posibilidad de usar nuestro teléfono para comunicarnos mediante llamadas, mensajes o redes sociales y disfrutar de su pantalla desplegada para la reproducción de plataformas de vídeo por streaming, navegación en GPS o videojuegos. Las marcas son conscientes del consumo multimedia creciente en las pantallas de los smartphones. El tamaño de las pantallas actuales, que ya favorecía esta tendencia, no llega a la diagonal de los smartphones flexibles que, cuando se despliegan, son como tablets de 7 u 8 pulgadas. La misma fórmula se aplica para los gamers que, acostumbrados a jugar en sus pantallas tradicionales de 6 pulgadas, disfrutarán una nueva experiencia al desplegar el smartphone flexible y usarlo como una consola portátil conectándole un mando bluetooth.

La revolución ha estallado con los teléfonos lanzados por Samsung y Huawei, pero la realidad es que esta tecnología lleva cocinándose mucho más tiempo del que pensamos. En un primer acercamiento a las pantallas flexibles, en 2016 se dio a conocer el ReFlex, un prototipo que no se llegó a lanzar al mercado pero que mostró las intenciones de la tecnología. El teléfono permitía doblarse ejerciendo presión en sus extremos y contaba con unos sensores que detectaban la curvatura, provocando un efecto en la aplicación que estuviéramos usando. Se popularizó por el uso del clásico Angry Birds, cuando al doblar la pantalla se aumentaba la tensión de la honda, influyendo directamente en la fuerza de lanzamiento del pájaro. Tenía otros usos, como el paso de páginas en la lectura de un archivo, pero se quedó en sólo un ejemplo de dónde podrían llegar las pantallas flexibles.

 

smartphones-pantallas-flexipai

Fue en el CES de este año donde se presentó el primer teléfono portátil completamente flexible, el FlexPai de Royole, que abrió la veda a lo que parece que vamos a entender por plegable. El smartphone se puede doblar sobre sí mismo, hasta 200.000 veces según la marca, obteniendo una diagonal de pantalla de 7,8 pulgadas cuando está abierta y que, al plegarse, cuenta con dos escritorios verticales. El teléfono de Royole se adelantó a los planes de Samsung y Huawei, y mostró cómo sería lo que estaba por venir, aunque cierta tosquedad en su diseño y algunos problemas derivados de su propia tecnología hacían entender que no era el smartphone plegable definitivo. A pesar de ello, a las pocas horas de su lanzamiento, el FlexPai se agotó, dejando claro que los usuarios tienen ganas de una evolución en el smartphone.

Las primeras marcas no han tardado mucho en reaccionar y Samsung sorprendió a los asistentes de su evento con la presentación del Galaxy Fold, su apuesta por lo plegable. El smartphone, con un diseño mucho más cuidado que el FlexPai, se puede doblar hasta una pantalla de 4,6 pulgadas. Esta característica es habitual de algunos de los modelos plegables presentados hasta el momento: cuando están doblados, los smartphones no disponen de un tamaño de pantalla al uso. Se quedan siempre en una diagonal más pequeña que, si bien nos permite interactuar con ella con absoluta normalidad, queda un poco lejos de la tendencia actual de pantallas infinitas y aprovechamiento total del panel. La magia, no obstante, se produce cuando abrimos el Galaxy Fold y disfrutamos de sus 7,3 pulgadas de pantalla con resolución QXGA y tecnología Dynamic Amoled. Samsung ha completado la configuración con la asombrosa cifra de 12 GBs de Ram y 512 de memoria interna.

 

smartphones-pantallas-huawei-mate-x

Los de Huawei no han querido ser menos y se han sumado a la moda con su Mate X, que integra no sólo la flexibilidad de su pantalla sino también la compatibilidad con 5G, aunque por lo pronto no nos sirva de mucho. Mientras la pantalla está plegada, el Mate X nos permite trabajar con 6,6 pulgadas en el panel frontal y 6,38 en el posterior (aquí ganamos tamaño con el smartphone cerrado), mientras que cuando lo desplegamos obtenemos 8 pulgadas. Al igual que en el Fold, los de Huawei han dotado a su novedad con el procesador más potente de la compañía, 8 Gbs de RAm y 512 de memoria interna, para que no le falte de nada. 

Otras marcas, como Nubia, han querido ir un poco más allá con wearables de pantalla flexible como su modelo Alpha, un híbrido de pulsera y teléfono que podremos llevar en nuestra muñeca, aunque su configuración técnica dista mucho de los anteriores ejemplos. Los de ZTE también han anunciado un próximo teléfono plegable con un diseño algo diferente e incluso se rumorea que Apple está pensando en algo parecido para el 2020. Todos quieren una pantalla flexible.

 

smartphones-flexibles-nubia-alpha

Esto es sólo el principio. Tanto Samsung como Huawei, cuyos terminales flexibles son los que más repercusión han tenido en el mercado, son conscientes de que la inversión realizada en sus teléfonos es una apuesta para el futuro. Lo demuestran las ventas iniciales de ambos, a pesar de que no son para nada smartphones económicos. Esa barrera, usual en un nacimiento tecnológico, es lo que todos esperamos que se vaya desvaneciendo en las próximas generaciones, porque las habrá. Por lo pronto, los teléfonos plegables son una realidad completamente operativa, a pesar de que, cuando están doblados, tienen un tamaño, grosor y peso superior al de un terminal habitual y que, cuando se pliegan, siguen sufriendo una presión que asusta fácilmente al portador. Inconvenientes que, como siempre, el tiempo  se encargará de solucionar.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
Atención Ha ocurrido un error, por favor inténtalo de nuevo más tarde.