Luis García Berlanga

Luis García-Berlanga Martí (12 de junio de 1921, Valencia – 13 de noviembre de 2010, Madrid) es uno de los principales y más influyentes directores de la historia del cine español. Sus comedias realizan un retrato irónico y crítico de la sociedad de...
Leer Biografía
Luis García Berlanga

Luis García-Berlanga Martí (12 de junio de 1921, Valencia – 13 de noviembre de 2010, Madrid) es uno de los principales y más influyentes directores de la historia del cine español. Sus comedias realizan un retrato irónico y crítico de la sociedad de su época.

Berlanga nació en una familia acomodada, vinculada a la política valenciana. Su abuelo llegó a ser diputado del Partido Liberal de Sagasta, a finales del siglo XIX, y presidente de la diputación de Valencia. Su progenitor estuvo afiliado a la Unión Republicana y desempeñó diversos cargos, como gobernador civil de Valencia durante la II República. Recibió su educación en un instituto jesuita de Valencia y en un internado suizo.

Al finalizar la Guerra Civil, su familia sufrió diversas represalias por parte de los vencedores, hasta el punto que su padre fue condenado a muerte, aunque la pena sería conmutada. Como otras jóvenes en circunstancias análogas, Berlanga se alistó en la División Azul, enviada por el régimen franquista a combatir con los alemanes al frente ruso, para “lavar con sangre” el nombre de su familia. Allí conocería a otro recluta, que se convertiría en uno de sus mejores amigos, el actor Luis Ciges.

De regreso a España, comenzó a estudiar Filosofía y Letras en la Universidad de Valencia. Más tarde la abandonó, y se matriculó en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas de Madrid, donde coincidió con otro joven aspirante a cineasta, Juan Antonio Bardem . J

untos escribieron un primer guion, La huida, que fue prohibido por la censura. En 1951, debutaron con Esa pareja feliz, una comedia dramática influida por el neorrealismo italiano. No obstante, ambos destacarían sobre todo por su siguiente creación, la mítica Bienvenido Mr. Marshall, una magnífica sátira de la España de la época que recibió en el Festival de Cannes el Premio a Mejor Comedia y una mención especial al guion, que había sido coescrito por Berlanga, Bardem y uno de los grandes nombres del humor de la posguerra, Miguel Mihura.

Tras este éxito, las carreras de Bardem y Berlanga se separaron. El segundo continuó dirigiendo varias comedias excelentes: Novio a la vista (1954) o Calabuch (1956). Especialmente polémica resultó Los jueves, milagro (1957), al considerar la censura que se burlaba del fenómeno de las apariciones marianas. En 1961 rodó, en colaboración con Rafael Azcona, una de sus obras maestras: Plácido, una durísima denuncia de hipocresía de las clases altas. Nominada al Oscar a Mejor Película extranjera, no tuvo apenas distribución comercial, pero más tarde sería redescubierta por sucesivas generaciones de cinéfilos y considerada una de las obras cumbres del cine europeo.

A esta la siguió otra de las mejores películas de Berlanga, la comedia negra El verdugo (1963), estrenada en la Mostra de Venecia, con la que de nuevo tuvo que lidiar con la censura. También colaboró en el guion del clásico de Fernando Fernán Gómez, El extraño viaje (1964). Después de esta gran etapa de su cine, se trasladó a Argentina, donde rodaría Las pirañas (1967). En 1970, llegó ¡Vivan los novios!en la que satiriza el boom del turismo. Y en 1974, una de sus obras más personales, Tamaño Natural, sobre la relación obsesiva de un hombre con su muñeca hinchable.

 En 1978 estrenó otra de las joyas de su filmografía: La escopeta nacional, que junto a sus dos secuelas, Patrimonio Nacional (1981) y Nacional III (1983), a través de la desventuras de la disparatada familia Leguineche, nos ofrece una esperpéntica visión de la España de los últimos años del franquismo y los comienzos de la Transición.

A continuación, emprendió su proyecto más ambicioso, y que había concebido con Azcona muchas décadas atrás: la comedia negra La vaquilla (1985), situada durante la Guerra Civil española. En 1987, se estrenó Moros y cristianos, en la que prolongó la vena esperpéntica de las películas de la trilogía de Nacional. Y en 1933, Todos a la cárcel, una comedia coral que gira en torno a la llamada “cultura del pelotazo” y la corrupción política.

Las últimas obras de Berlanga sería la miniserie biográfica sobre el escritor Blasco Ibáñez (1997) y, en 1999, París-Tumbuctú, en la que hace un repaso final a su particularísimo imaginario.

Luis García Berlanga tuvo tres hijos. Dos de ellos fueron figuras fundamentales del movimiento cultural de la Movida, Jorge Berlanga, como escritor y traductor, y Carlos Berlanga, como ilustrador y diseñador, y miembro de grupos como Kaka de Luxe, Alaska y los Pegamoidesy Alaska y Dinarama. Ambos fallecieron tempranamente a causa de enfermedades hepáticas: Carlos en 2002 y Jorge en 2011.

Berlanga fue un acreditado experto en erotismo, y reunió una enorme colección de materiales sobre el tema. Dirigió la colección de literatura erótica La sonrisa vertical y fue presidente del jurado del premio que concedía anualmente.

Entre las decenas de galardones y honores recibidos a lo largo de su carrera, se podría citar el homenaje que recibió en 1982 por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos. En 1986 se le concedió en Premio Príncipe de Asturias. Fue Presidente de Honor de la Academia del Cine española desde su fundación.