• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Más allá de la vista

Culturafnac
Por Culturafnac
El 02/02/2017
680
Más allá de la vista

 

Para ver bien 'Mad Max' no basta tu tele 4K. Hasta que no escuches rugir sus motores en un sorprendente Dolby TrueHD no sabrás qué es cine en todo su esplendor

 

Han pasado más de 30 años desde que George Lucas patentara THX como un sistema de certificación de sonido para cine. Desde entonces empresas como Dolby o DTS han revolucionado el mundo del audio digital para acercarlo al salón de nuestra casa y hacernos sentir dentro de una película. No sólo de la vista vive el séptimo arte. A menudo nos dejamos llevar por las resoluciones extremas o los tamaños de proyección más grandes posibles, pero de nada servirá una inversión de este tipo si no la acompañamos con un sonido de calidad que nos acerque a una sala de proyección. No sólo influirá el equipo que compremos sino también el tipo de codificación que seleccionemos en nuestro receptor.

 

 

Si somos afortunados poseedores de un equipo A/V de cine, Home Cinema, barra o proyector de sonido, sabremos que en la selección de audio la oferta es variada y dependerá de muchos factores. Para que la cadena de transmisión no se rompa, tanto el soporte como el reproductor y el equipo de sonido tendrán que estar preparados para entender el lenguaje sonoro de nuestra película, cuya calidad dependerá de la codificación usada para poder grabarlo en un soporte Bluray o DVD.

Uno de los más comunes y conocidos hoy en día es Dolby TrueHD. Omnipresente en casi todos los Blurays, este sistema de reproducción de sonido respeta con detalle el sonido original del master de la película. Nos permite reproducir hasta 7 canales sin pérdida. Al ser un formato lossless, y a pesar de estar comprimido, no habrá recorte de frecuencias respecto al sonido original, por lo que se respeta prácticamente en su totalidad la masterización sonora de la película. A los 7 canales habrá que añadirle un canal de LFE o Baja Frecuencia (Subwoofer), por lo que el número de canales final sería 7.1. Cada canal está sampleado a 96 KHz (el doble de calidad de un Cd-Audio), con una definición de sonido que satisfará a los más exigentes. Si queremos aprovechar esta calidad al máximo, será necesaria una conexión HDMI 1.3 como mínimo.


Su competidor más conocido hoy en día es el DTS HD o Master Audio. Esta codificación de Alta Definición, al igual que Dolby TrueHD, sólo aparece en los Blurays, debido al espacio que ocupa gracias a su compresión sin pérdidas. Nos ofrece hasta 7.1 canales aunque puede configurarse también en 5.1. 96 KHz y 24 bits convierten a DTS HD en una digitalización muy similar al Dolby TrueHD, tanto que difícilmente seremos capaces de apreciar la diferencia entre una y otra a no ser que nuestro equipo, oído y acústica del entorno sean lo suficientemente adecuados para lograrlo.

 

Dolby_TrueHD_int1

 

En ambos casos, y siendo lo más honestos posibles, tendremos que reconocer que para disfrutar de este maravilloso audio en alta definición necesitaremos un salón o habitación suficientemente amplio o, de lo contrario, los altavoces se contaminarán unos a otros por la ausencia de separación y no apreciaremos la calidad del sonido HD. En el caso de que tengamos un espacio pequeño, será mejor que optemos por un sistema 5.1.


También tendremos que tener en cuenta que la mayoría de las distribuidoras no incluyen estas pistas de audio de alta definición en nuestro idioma nativo, por lo que tendremos que aprender inglés si queremos disfrutar del sonido original de la película. Una práctica habitual derivada del ahorro en costes de producción, dado que en la mayoría de los Blurays actuales sobra espacio para incluir otra pista de Dolby TrueHD o DTS MA en español.


Dolby_TrueHD_int2

Dolby_TrueHD_int3


¿Y qué ocurre con los Blurays Ultra HD?
En estos casos el sonido de cine se desmarca con Dolby Atmos, la apuesta exclusiva para películas en 4K. Con poco más de 3 años de vida, la idea de Dolby es modificar el concepto de sonido multicanal a sonido tridimensional o multiespacial. El significado real de este concepto es que Dolby Atmos puede proporcionarnos infinitos canales de audio, aunque la realidad sea cuantificable, llegando en algunos casos hasta 64 o 128 canales. Su gran novedad es que, mientras en Dolby TrueHD o en DTS Master HD cada canal transporta una pista concreta de audio (diálogos, efectos sonoros, música…), en Atmos el sonido se emite como “objeto”. El procesador analiza el efecto sonoro y lo mueve de un canal a otro, según la ubicación de nuestros altavoces. Sería, algo así, como aprovechar la ubicación del altavoz para reproducir cualquier tipo de sonido, no quedando limitado a una única pista.


El concepto es absolutamente inmersivo, aunque difícil de llevar a cabo en el salón de casa, porque para conseguir un efecto sonoro multiespacial, Atmos recomienda la instalación de altavoces en el techo, algo nada habitual. Para solucionar este inconveniente, las barras y proyectores de sonido, así como receptores A/V compatibles con esta tecnología, usan altavoces con salida de audio cenital que rebotan en el techo y ofrecen una perspectiva sonora tridimensional.

Dolby_TrueHD_int4


Pero para aquellos que siguen aprovechando su cine en DVD y para quienes no se defienden en la lengua de Shakespeare, la codificación de sonido más habitual es la conocida como Dolby Digital o AC3. Sí, es un sistema con pérdidas, y con menor calidad de sonido que los anteriores (48 KHz como máximo), pero la encontraremos en todos los soportes y sus canales 5.1 no defraudarán a pesar de su compresión. Existe una versión avanzada llamada Dolby Digital +, que nos permitirá decodificar la señal de audio en 7.1 en lugar de 6 altavoces.


¿Pero qué ocurre cuando queremos aprovechar nuestra cuidada distribución de altavoces en el salón, por la que hemos negociado en casa hasta la saciedad? No sólo podemos usarlos en cine. Si nuestro equipo nos lo permite, y podemos seleccionar Dolby Prologic II o DTS NEO, una pista estéreo podrá ser convertida y simulada a sonido envolvente multicanal, gracias al procesado de la señal de ambos sistemas. Música, Cine e incluso Videojuegos serán las opciones disponibles a escoger para disfrutar de un buen sonido incluso cuando se emite una película en estéreo.

 

Dolby_TrueHD_int5


Ahora ya tenemos un motivo perfecto para sustituir el malogrado sonido de los televisores planos por un sonido de cine. Ya sea barra o proyector de sonido, o equipo Home Cinema, nuestro sonido envolvente multicanal será el compañero perfecto para nuestras resoluciones de Alta Definición en vídeo. Max Rockatansky, enciende el motor y pisa el acelerador, que ahora sí estoy preparado para acompañarte en tu travesía por el desierto.

 

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore