• Tienda
  • Cultura Fnac
Eventos

Mikel Aristregi, Nuevo Talento Fnac de Fotografía 2006

Culturafnac
Por Culturafnac
El 01/01/2009
177
Mikel Aristregi, Nuevo Talento Fnac de Fotografía 2006

Ante la incapacidad de los progenitores de hacerse cargo de todos los miembros de la familia, la tendencia es que a muy temprana edad los chicos y chicas camboyanos empiecen a valerse por sí mismos. En 'Rue 24, Phnom Penh (Kampuchea)' el fotógrafo guipuzcoano retrata infancias robadas que deambulan con penuria, enfermedad y abandono por las calles de la capital de Camboya.

Artículo 18 de la Constitución del Reino de Camboya: "el estado protegerá los derechos de la infancia, particularmente el derecho a la vida, a la educación, a la protección en tiempos de guerra y así como de la explotación económica o sexual".

Según la definición que UNICEF da de "niño de la calle", podríamos diferenciar tres grandes grupos:

a) Niños que viven en la calle: niños que han roto por completo sus lazos familiares y viven permanentemente en la calle -1.200 en Phnom Penh, 20% niñas, la mayoría entre 12 y 18 años-.

b) Niños que trabajan en la calle: niños que durante el día viven y trabajan en la calle, pero que tienen familia y una casa donde regresar por la noche -de 10.000 a 20.000 en Phnom Penh (dependiendo de la definición), 50% niñas, la mayoría entre 6 y 15 años-.

c) Familias que viven en la calle: niños que, junto con su familia, viven largas temporadas o permanentemente en la calle - de 500 a 1.500 en Phnom Penh (dependiendo de la estación climática), 50% niñas, todas las edades-.

Según los expertos de las diferentes organizaciones de Phnom Penh, el número de niños y niñas viviendo en la calle va en aumento… ¿Por qué?

En la actualidad la población de Camboya se sitúa en torno a los 14 millones de habitantes, un número que ha aumentado espectacularmente en los últimos años, sin duda propiciado por el periodo de relativa paz que vive desde 1993. Phnom Penh, la capital, tiene de dos a tres millones de habitantes, dependiendo de la época del año.

En un país donde el 81% de la población vive de la agricultura, el clima es el que determina su pulso vital. Sin embargo, la pobreza extrema que se vive en las áreas rurales, la inexistencia de tecnología agraria, la inestabilidad climática, etc. son factores determinantes que empujan a la población a emigrar a la ciudad, siempre con la esperanza de encontrar una vida mejor. Pero, como suele pasar en estos casos, la vida casi nunca se vuelve mejor, sino todo lo contrario.

Ante la incapacidad de los progenitores de hacerse cargo de todos los miembros de la familia, la tendencia es que a muy temprana edad los chicos y chicas camboyanos empiecen a valerse por sí mismos. Aproximadamente la mitad de los niños, niñas y adolescentes que viven por su cuenta en la capital han llegado de las provincias de alrededor, solos, y con unos pocos rieles en el bolsillo. Algunos regresan a sus aldeas al cabo de unos días, semanas, incluso meses; otros pasarán tanto tiempo en la calle que ya no podrán volver, simplemente porque habrán olvidado quiénes son. En su origen siempre hay una familia totalmente desestructurada: pobreza extrema, alcoholismo (lo que casi siempre se traduce en violencia doméstica) o sida son casos habituales.

Organizados en grupos pequeños, los lazos que los niños establecen entre ellos son fuertes, profundos y sinceros; tan primitivos como el instinto de supervivencia mismo. La desnutrición, el abuso de drogas, el acoso sexual de los turistas, enfermar, el tráfico…son las amenazas a las que se han de enfrentar a diario.

Mikel Aristregi

mikelaristregi03.jpg


SOBRE EL GANADOR

Nacido en Hernani, Gipuzkoa, en 1975, se licencia en Periodismo por la Universidad del País Vasco y en 1999 se traslada a Barcelona donde comienza los estudios de fotografía en el IEFC (Institut de Estudies Fotografics de Catalunya) que culminará en el presente año.

A lo largo de su breve carrera como fotoperiodista ha ido compaginando las colaboraciones con diferentes medios tanto estatales –El Periódico de Catalunya, Zazpika, Gara, Berria, Descobrir Catalunya, etc.- como europeos - Peuples du Monde (Francia) y Henne (Noruega)- así como la obtención de becas que le han permitido desarrollar su trabajo con una mayor profundidad.

En este sentido caben destacar los siguientes trabajos, ambos enmarcados dentro del documentalismo: Rue 24, Phnom Penh (Kampuchea) y Catalasians. El primero de ellos fue realizado a lo largo de cinco meses en la capital camboyana bajo la temática de los niños de la calle y fue financiado por la ONG estatal "Global Humanitaria". Gracias a este trabajo ha obtenido el Premio Nuevo Talento de Fotografía FNAC de España 2006, además de ser seleccionado para las proyecciones del 10º Encuentro Internacional de Fotoperiodismo Ciudad de Gijón, así como para las del Reportage Festival de Australia. El segundo de los dos trabajos, sobre inmigración asiática en Catalunya, ha podido realizarlo gracias a la obtención de una beca, "Clic´05", donada por la Asociación Diomira, en colaboración con el Departament de Juventut de la Generalitat de Catalunya durante el 2005-2006.

Son varias las exposiciones que ha llevado a cabo en la ciudad de Barcelona, siempre con trabajos en torno a la temática de la inmigración. En la Primavera Fotográfica de 2002 realizó su primera exposición en el Convent de Sant Agustí con un trabajo que estaba formado por dos monográficos; uno de ellos sobre una inmigrante dominicana y el otro sobre un pakistaní. La segunda exposición individual fue con el trabajo "Bayt Al-Thaqafa: la Casa de la Cultura" en el año 2004. En este trabajo Mikel recoge la vida cotidiana de la escuela más antigua del estado español para inmigrantes, mayoritariamente musulmanes. Este trabajo fue expuesto en el Colegio de Arquitectos de Barcelona dentro del ciclo "La Ciudad Reincidente".

También ha participado en exposiciones colectivas como la organizada por la UAB bajo el título "Rastros y Rostros de América Latina" y en la Mostra de Fotoperiodismo Jove CLIC´02 (Diomira) en Perpinyá con motivo del la celebración del Visa pour l´image (sección off).

Por último, destaca el periplo de medio año por el Sudeste Asiático y China en 2003-2004, en cuyo viaje realizó el trabajo "Chao-ong Vietnam" con el que ganó en 2004 un accesit del Premio Tiramillas de la Diputación de Barcelona, premio que repetía tras haber ganado otro en 2002 con un trabajo sobre Escocia.

mikelaristregi02.jpg


FALLO 2006

La fotografía humanitaria está en el objetivo de muchas críticas. Algunas apuntan con bala a la intención del fotógrafo; otras indican las obvias carencias de cualquier arte de la denuncia, del mensaje como posible remedio contra la falta de arte. El Nuevo Talento Fnac de Fotografía, acostumbrado en sus cuatro ediciones anteriores a premiar trabajos de fuerte inclinación de autor –Leila Méndez, Margarita García Buñuel, Carlos Luján, Albert Corbí– apostó fuerte este año por un trabajo en blanco y negro (el primero) y por una vertiente inédita en el galardón (la fotografía humanitaria).

Cuenta Mikel Aristregi (Nuevo Talento Fnac de Fotografía 2006) que quiso fotografíar la infancia robada que deambula con penuria, enfermedad y abandono por las calles de Phnom-Penh, capital de Camboya. Llegó allí a la manera casi clásica: enviado por una ONG (Global Humanitaria). Camboya había sido además un gran escenario del fotoperiodismo durante los años cincuenta. Últimamente había caído un poco a desmano de los depredadores audiovisuales. Desde luego, a tenor del resultado, ha conseguido que nuestra conciencia se agite y que el ojo registre esa dignidad con que los grandes fotógrafos reflejan los habitáculos de la miseria humana.

Ojo a Aristregi: compone como un clásico y golpea como un peso pesado. Tiene la elegancia de los que se meten hasta el fondo en la cocina del infierno pero salen indemnes y sin quemarse. En un escenario como el camboyano propicio a las grandes convulsiones de la misericordia mantiene el pulso firme y retrata todo el tiempo ese atisbo de vida y esperanza que conserva la gente del arroyo, los desheredados y postrados. Juegan los niños en el río, se atreven a asustarnos con su máscaras. En las habitaciones hacinadas huele a sangre coagulada, a orina y a fiebre. Es difícil detenerse en esa estación del dolor. Pero es también imposible pasar de largo.

Con Mikel Aristregi, el Nuevo Talento Fnac 2006 puede presumir de encontrar a un purasangre que con las mejores armas de la tradición fotográfica reiventa el misterio permanente de la fotografía: ese momento que parece que no ha tenido lugar nunca, que en este caso queremos olvidar pero que nos resulta imposible. Tal es la fuerza de esa agonía, de esa vida, de esa infancia robada.

Ramón Reboiras
Escritor 

mikelaristregi01.jpg


Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore