• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Música

Morricone oral

Culturafnac
Por Culturafnac
El 14/06/2017
1634
Morricone oral

 

El genio de la música, conocido por decenas de bandas sonoras inolvidables, nos relata su vida y nos da una visión personal de su obra

 

En febrero de 2016, una leyenda del mundo del cine ganó por fin su primer Premio Oscar: Ennio Morricone (Roma, 1928), gracias al empeño de uno de sus más rendidos admiradores, Quentin Tarantino, que consiguió sacarle de su retiro para que compusiera una nueva banda sonora, la de 'Los ocho odiosos'. Aunque ya había recibido un Oscar honorífico en 2007, era probablemente un reconocimiento escaso para el que tal vez sea el compositor de bandas sonoras más famoso de la historia. Un grande de dos artes, la música y el cine, cuya carrera había comenzado siete décadas atrás, en la Italia de la posguerra, escribiendo piezas para programas de radio…

 

Un día de finales de 1963, sonó el teléfono de casa. “Buenos días, me llamo Sergio Leone...”. El tipo dijo que era un director de cine y, sin demasiados preámbulos, añadió que más tarde me haría una visita para hablar más detalladamente de un proyecto. El apellido de Leone no me resultaba nuevo, pero, en cuanto lo vi en la puerta de casa, algo en mi memoria se activó inmediatamente. Noté enseguida un movimiento en su labio inferior que me recordaba algo: aquel hombre se parecía a un chiquillo que había conocido en tercero de primaria. Yo le pregunté: Pero, “¿tú eres Leone, el de mi colegio?”. Y él: “ ¿y tú Morricone, el que iba conmigo al viale Trastevere?” Como para no creérselo. Cogí una vieja fotografía del colegio y ahí estábamos los dos. Fue increíble que nos encontráramos después de treinta años.

 

 

El nombre de Morricone está indiscutiblemente unido al de otro genio del país trasalpino, Sergio Leone. Gracias a su famosa 'Trilogía del dólar' ('Por un puñado de dólares', 'La muerte tenía un precio' y 'El bueno, el feo y el malo' ), que creó todo un subgénero cinematográfico, el spaghetti western, ambos atrajeron la atención del público internacional. Es difícil que haya una persona en el mundo con un mínimo interés por el cine que no sea capaz de reconocer melodías tan icónicas como 'The Ecstasy of Gold'. La colaboración con Leone, del que fue, hasta su muerte, un inseparable amigo, se prolongó en sus siguientes películas, '¡Agáchate, maldito!', y sobre todo en sus dos obras magnas, 'Hasta que llegó su hora' y 'Érase una vez en América' (para algunos, la mejor banda sonora de toda la historia del cine).

 

Más recientemente tuve problemas parecidos con Pedro Almodóvar, con quién en 1990 trabajé en ¡Átame! No conseguía saber si los temas que había escrito le gustaban o no… Almodóvar asistió a todas las grabaciones en Roma. El problema es que siempre me decía: “vale”. Sin sombra de entusiasmo, calor o participación. Para él siempre todo estaba “bien”. Llegué a tener la impresión de que estaba deprimido, nada parecía gustarle de verdad.


A partir de ese momento se produjo su despegue internacional. Sin dejar de colaborar con los grandes directores italianos de su generación, como Pasolini, Bertolucci, Tornatore o Montaldo –para el que compuso la inolvidable música de 'Sacco y Vanzetti', cantada por Joan Baez-, Morricone se volvió un habitual del cine norteamericano., trabajando entre otros muchos con John Carpenter en 'La Cosa', Brian De Palma en 'Los intocables', Terrence Malick en 'Días del cielo' (por la que consiguió su primera nominación al Oscar) o Roland Joffé en 'La Misión' (su segunda nominación).


Tarantino se ha apropiado muchas veces de mi música, situándola en un contexto completamente diferente al que yo había pensado cuando la escribí. En cierto sentido, algunas de mis reticencias para trabajar con él se debían al temor que sentía al proponerle temas inéditos, porque, en semejantes casos el condicionamiento del director y de sus hábitos musicales son muy fuertes, demasiado fuertes… Tarantino, hasta 'Los odiosos ocho', siempre ha montado piezas ya existentes. ¿Cómo iba entonces a escribir algo nuevo que estuviese a la altura de lo que él conocía tan bien, algo que él ya consideraba perfecto?


La obra de Morricone es inmensa: más de quinientas bandas sonoras para cine y televisión, así como un centenar de composiciones para orquesta clásica. Ahora, 'En busca de aquel sonido. Mi música, mi vida', articulado como una larguísima conversación entre el maestro y uno de sus discípulos, el músico italiano Alessandro de Rosa, y espléndidamente editado por Malpaso, repasa la vida, obra y técnica de alguien que ha ejercido una influencia perdurable sobre el imaginario sonoro de nuestro tiempo.


Mi amigo el director Gillo Pontecorvo decía que debajo de cada historia que el cine parece contar está la verdadera historia, la que importa. Pues bien, la música debe conseguir darle un valor explícito, dejar al descubierto esa historia oculta.


 

 


Texto: José Martínez (Fnac.es)

 

ennio morricone_sorteo



SORTEO

Los ganadores 2 ejemplares de ‘EN BUSCA DE AQUEL SONIDO’ (Malpaso) son...

Narciso Mazas
Sara Bermúdez

¡ENHORABUENA!

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
Descubre nuestros universos:
1 producto(s)
En busca de aquel sonido

En busca de aquel sonido

Ennio Morricone Normal | Libro | Malpaso | mayo de 2017 Desde: 24,70€