• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Motorola One Vision: El ojo que todo lo ve

Culturafnac
Por Culturafnac
El 30/07/2019
147
Motorola One Vision: El ojo que todo lo ve

El último lanzamiento de Motorola llega con nombre de canción de Queen y con una ambiciosa capacidad fotográfica en malas condiciones de luz, que promete sorprender en los disparos más oscuros que podamos encontrar en la fotografía móvil. 

El nombre del último lanzamiento de Motorola no es en vano, y hace referencia a dos de sus características más destacadas: One porque integra un sistema operativo Android puro, sin capas de personalización, y Vision porque este terminal llega decidido a competir con la calidad fotográfica de la gama media actual, ofreciendo algunas mejoras respecto a sus rivales más directos.

 

MOTOROLA ONE VISION-pantalla

Comencemos por el software, porque si los de Moto quieren potenciar ese detalle, por algo será. Evidentemente, es un punto muy a su favor. El Android One sin capas de ajuste ni aplicaciones inútiles que ocupen espacio de la memoria interna es una opción que debería extenderse más de lo actual. Tan sólo encontraremos algunas pequeñas mejoras llamadas “Acciones Moto”, basadas en gestos para activar rápidamente algunas funciones. Android One favorece objetivamente el rendimiento del smartphone. Basta moverse por los menús de este One Vision para percibir la velocidad de acceso a las pantallas y carpetas del dispositivo. Además, permite beneficiarse de todas las actualizaciones que Google ofrezca para su sistema operativo basado en el 9 Pie. Hasta 3 años está asegurado el One Vision en ser de los primeros en disfrutar de las actualizaciones de Google.

Sigamos por la cámara, el segundo aspecto a destacar en este terminal y que la marca se ha encargado de publicitar con detalle. La principal novedad a tener en cuenta es su sensor principal y la tecnología Quad Pixel, que ayuda a la captura de fotografías con poca luz. Cuenta con dos sensores, uno de 48 megapíxeles y otro de 5 megapíxeles, que apoya la gestión de la profundidad de campo y del desenfoque. En el menú de cámara podremos elegir diferentes resoluciones de imagen, pero la tecnología Quad Pixel está activada por defecto para la cámara principal,  y consiste en la agrupación de cuatro píxeles en uno sólo, logrando una mejora notable en la captación de luz, lo que favorece la toma de fotografías en entornos oscuros. El resultado es notable, y se aprecia la mejora, aunque el One Vision también cuenta como un modo nocturno llamado Night Vision. Éste no está activado por defecto, y está recomendado en entornos de baja luz sin objetos en movimiento, ya que se disparan varias fotos secuencialmente que se combinan posteriormente en una sola.

La evaluación fotográfica del One Vision parece tan nítida como sus fotografías nocturnas: es un terminal que disparará mejor que otros de su gama cuando exista poca luz. En condiciones normales, será difícil apreciar la diferencia, a no ser que disparemos en modos poco convencionales, como el de la relación de aspecto 21:9. Este disparo ultra panorámico se aprecia en todo su esplendor gracias a las dimensiones de su pantalla, poco habituales en los smartphones actuales, aunque con perspectiva de futuro.

La pantalla de este One Vision es bastante alargada y estrecha, debido precisamente a esa proporción de aspecto, que aunque todo apunta a que será un estándar en cine no es, a dia de hoy, la más usada. Esto tiene una ventaja y un inconveniente. La ventaja es que al reproducir contenidos en 21:9 (como los que tiene disponibles Netflix o Google Movies) el resultado es sorprendente, con un aprovechamiento completo del panel y una excelente resolución Full HD+ de 2520x1080 píxeles. El inconveniente es que no todos los formatos están adaptados a esta proporción ultra panorámica, lo que provocará que el formato nativo ocupe poco espacio en pantalla y gran parte de ésta sean bandas negras, y si aumentamos la imagen para ocupar el panel, perderemos demasiada información en el vídeo por el ajuste y recorte de la imagen.

La cámara secundaria para selfies está agujereada en la pantalla, como suele ser habitual en muchos de los smartphones actuales, y para la grabación de vídeo es capaz de entregar imágenes a 4k a 30 fotogramas por segundo (en este caso sólo en la cámara principal).

Un tercer punto favorable (aunque no esté incluido en el nombre del dispositivo) es la autonomía. No por sus 3500 miliamperios de batería, algo habitual en muchos de los rivales de este Motorola, sino por la gestión de energía de Android One y el rendimiento de su procesador. En este caso el One Vision monta un Exynos 9610, un micro de Samsung poco habitual en otras marcas, con un consumo de energía moderado que contribuye a un notable ahorro de autonomía, sin perjuicio de su rendimiento que, con sus 8 núcleos, desempeña con desahogo tareas exigentes como juegos de última generación. Su tecnología Turbopower nos permitirá, además, disfrutar de 7 horas de funcionamiento con una carga de tan solo 15 minutos, algo de agradecer para una emergencia de uso.

 

En su configuración por defecto encontraremos una memoria interna de 128 GBs UFS, algo poco habitual en la gama media y que contribuirá a una mayor velocidad en la transmisión de datos, y si nos quedamos sin memoria siempre podremos usar su ranura de ampliación para usar una tarjeta microSD de hasta 512 GBs.

El Motorola One Vision no lo tiene fácil. Entrar en el segmento de la gama media, a pesar de  tener un precio ajustado, es complicado si quieres situarte en los primeros puestos de venta. Sus armas son poderosas: un sistema operativo limpio y sin complicaciones, una autonomía suficiente para una jornada y una cámara muy enfocada a la fotografía nocturna o con poca luz. Si eso es lo que buscas en un smartphone, no te equivocarás si te decides por el último móvil de Motorola.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
2 producto(s)s