• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Perdidos entre leds

Culturafnac
Por Culturafnac
El 12/12/2017
2917
Perdidos entre leds

 

Si te identificas con el perfil de quien llama plasma a todo televisor que no supere los 5 centímetros de fondo, deberías leer esto

 

Los televisores han cambiado notablemente en una década. Recuerdo la revolución de las pantallas “planas” y el elevado precio de un plasma de 42 pulgadas, que podía rondar fácilmente los 6000 euros. Ahora, con este presupuesto, podríamos optar a algunas gamas altas y en mayor pulgada. Pero la tecnología es cíclica, y lo mismo ocurrió con las primeras pantallas OLED y no, no eran de LG. Fue de Sony, la XEL-1, y costaba la friolera de 2500 dólares para unas discretas 11 pulgadas. En la actualidad, afortunadamente, no tenemos que desembolsar un presupuesto excesivo para disfrutar de una excelente calidad de imagen. No obstante, existen distintas tecnologías que pueden confundirnos a la hora de entender su funcionamiento.

 

televisores led vs oled

 

Oled, Led, Qled, Amoled… Es fácil perderse entre tantos términos si no sabemos qué diferencia existe entre estos distintos tipos de tecnologías de visualización, que podemos encontrar en nuestros televisores, en móviles, en tablets…Los motivos por los que han llegado hasta nosotros son, a veces, incomprensibles. Para los que sufrimos la muerte del plasma, por ejemplo, y su terrible sustitución por los LCD’s, no dejábamos de preguntarnos los motivos por los que modelos como Pioneer Kuro o Panasonic VT pasaban a mejor vida, dejándonos en manos de unos paneles retroiluminados de negros blanquecinos.

 

Hoy, tras mirar con objetividad, comprendemos que los plasmas dejaron de existir por su coste de fabricación, su escaso compromiso medioambiental y por una campaña de desprestigio por parte de las marcas interesadas en promocionar el LCD. Afortunadamente, esta tecnología no duró mucho, y dio paso al LED, aunque la realidad es que un televisor LED es un televisor LCD, diferenciados por su sistema de retroiluminación. Es decir, todas montan un panel de cristal líquido, tras el cual (y para explicarlo resumidamente) se pueden situar dos sistemas de retroiluminación: tubos fluorescentes (CCFL, conocidos como televisores LCD) o LED’s.

La llegada del LED al mundo de la imagen ha contribuido al diseño de televisores más estilizados (especialmente en las gamas más altas), con menos fugas de luz que en los LCD’s y con un sistema de iluminación más homogéneo que en los antiguos. Las ventajas de la retroiluminación LED son varias: emiten la misma cantidad de luz independientemente del tiempo que lleven encendidas, tienen un consumo energético inferior a los fluorescentes y permiten un nivel de negro más puro que el de los LCD’s. La duración de estos diodos emisores de luz es muy superior a la de un tubo fluorescente, por lo que si nos decidimos por esta tecnología, será bastante probable que nuestro televisor deje de funcionar por otro motivo distinto al desgaste de sus lámparas. Dependiendo de la ubicación de éstas, podremos encontrar tres tipos de retroiluminación: Edge LED, Direct LIT o FULL LED.


televisores led


En las imágenes se entiende fácilmente en qué consiste cada una de ellas, pero si tuviéramos que jerarquizarlas, en el nivel más bajo de calidad se encontraría el Direct LIT: en este sistema se distribuyen LED’s a lo largo de todo el panel, pero muy poca cantidad de ellos y con excesiva separación entre una lámpara y otra. Esto provoca que existan zonas de sombra y la retroiluminación no sea uniforme. Hoy en día no es fácil encontrar televisores con esta tecnología, excepto en las gamas más bajas, porque se suelen diseñar con carcasas más anchas, pesadas y con una estética menos cuidada.

Los Edge LED son mucho más comunes. De hecho, gran parte de los televisores que encontramos en el mercado montan las lámparas sólo en los marcos. La calidad es mucho mejor que en los Direct LIT, y en algunos casos permiten la atenuación local (“local dimming”) para apagar aquellas luces que no reciben señal y obtener un nivel de negros más puro y con menor contaminación lumínica. El único inconveniente es que a veces las esquinas del televisor están sobreexpuestas y en algunos modelos podremos encontrar fugas de luz.

En la gama más alta de los LED (no apta para todos los bolsillos) encontramos una matriz completa de luces iluminando el panel. Es la tecnología denominada Full ARRAY o Full LED. La distribución uniforme y cercana de las lámparas permite la fabricación de televisores muy planos, con un diseño Premium, y la posibilidad de atenuar localmente las zonas sin blancos, consiguiendo una iluminación por sectores mucho más definida que en los casos anteriores. Los televisores con Full LED obtienen un nivel de negros mejor que el de los Direct LIT o Edge LED, pero sin llegar al nivel de los OLED.

 

televisores-oled

 

Los televisores OLED son completamente diferentes a los LED, a pesar de que, comercialmente hablando, sólo les diferencia una letra. Hasta el momento, tanto los LCD’s CCFL como los LED’s eran televisores retroiluminados con algún tipo de emisor de luz activo. En los OLED’s la cosa cambia, porque pueden iluminar cada pixel individualmente, logrando un detalle minucioso a la hora de apagar zonas del televisor y la consecuente reducción en el consumo energético. A diferencia del LED habitual, un OLED está formado por un compuesto orgánico sumamente pequeño, con cualidades electroluminiscentes que varían dependiendo de la tensión eléctrica aplicada. Su minúsculo tamaño permite la fabricación de televisores extremadamente livianos y delgados, y en un futuro no muy lejano, flexibles. Esto ya supone una clara ventaja a nivel de diseño, pero la tecnología OLED tiene más secretos guardados en la manga.


Ya lo hemos citado anteriormente, pero los OLED’s consiguen los niveles de negro más puros del mercado. Son los únicos que, de verdad, pueden acercarse a aquellos paneles oscuros y profundos de los plasmas. Como los píxeles OLED generan su propia luz, no necesitan bloquear ninguna retroiluminación, por lo que no existen fugas ni contaminación de zonas y, además, les permite lograr mejores ángulos de visualización y un contraste soberbio. La velocidad con la que los píxeles OLED se encienden y apagan favorece también estas pantallas en cuanto al tiempo de respuesta, con un bajo nivel de desenfoque por movimiento y una mayor definición en imágenes rápidas, sin la interpolación excesiva de píxeles que pueda afectar a la imagen original.

 

Sin embargo, no todo iban a ser ventajas para los OLED’s. Los televisores LED cuentan, al menos en el momento en que se escribe este artículo, con un brillo muy superior al que ofrecen los diodos orgánicos. Los NITs que permiten pedir la intensidad luminosa de una pantalla son muy elevados en algunos modelos de LED’s, dando lugar a una imagen mucho más atractiva, llamativa y adecuada para entornos con un exceso de luz ambiental. Los OLED’s nos recuerdan a los plasmas no sólo por su nivel de negros, sino porque en ciertas condiciones pueden sufrir retención de imágenes. Repito “ciertas condiciones”, porque desde que tengo OLED en mi departamento (y ya hace bastante tiempo) no he sufrido el marcado de pantalla en ninguno de los casos. Los sistemas de limpieza de ruido y eliminación de halos funcionan bastante bien y sólo los he podido constatar en las pantallas de los móviles en exposición. Éste es uno de los motivos por los que marcas como Samsung ofrecen hasta 10 años de garantía por marcado de pantalla en algunos de sus modelos QLED, una interesante y agresiva política de marketing frente a la competencia.

 

 

 televisores-samsung-qled-oled

 

Los televisores QLED son una evolución comercial de los anteriores SUHD de Samsung, que al igual que sus predecesores, buscan lograr el mejor contraste y nivel de negro posible. La ventaja frente al LED convencional es evidente, no sólo en el precio sino en la calidad obtenida. Ofrecen un brillo muy superior, llegando en algunos casos a 1500 nits, frente a los 900 de un OLED o los 700 de un LED (en términos genéricos). Mejoran también el contraste y el nivel de negros, gracias a sus puntos cuánticos (Quantum Dot, ¡qué nombre de ciencia ficción!), que permiten la reproducción de colores puros, sin filtros ni suma de blancos que contaminen la longitud de onda original. La gama QLED, exclusiva de Samsung, es una seria competidora de la tecnología OLED, aunque, siendo honesto, no llega al nivel de negro de los diodos orgánicos, porque a pesar de todo, a día de hoy sigue usando la retroiluminación.


Sin embargo, y a pesar de que Samsung abandera con orgullo sus QLED’s, lo cierto es que es una de las compañías que más uso le ha dado a las pantallas OLED’s para móviles, concretamente sus famosas AMOLED (Active Matrix OLED). Frente a las matrices pasivas (PMOLED), usadas exclusivamente en dispositivos económicos de reducidos displays, las AMOLED se han convertido en una seña de identidad de los móviles de los coreanos, gracias a su reducido consumo de batería y a su excelente contraste, que las hace ser diferentes y especiales frente a otros modelos. Incluso Apple, en su reciente X, ha apostado por las pantallas OLED gracias a sus significativas ventajas en un smartphone.

 

 iphone-x-oled-4

 

Lo que nos depara el futuro es una incógnita, pero la apuesta por el OLED por marcas como Sony y Panasonic (novatas en el diseño actual de estos televisores), junto a la mejora y el abaratamiento de producción de esta tecnología, parece indicar que Samsung se quedará sola en el mundo del LED. Los coreanos, no obstante, preparan nuevas versiones (como los rumoreados MicroLEDs) para seguir apostando por la retroiluminación y el brillo

De cualquiera manera, seguro que al leer este artículo te han quedado claras dos cosas: que los plasmas ya no existen y que a pesar de lo que pueda parecer, la compra de un televisor requiere tiempo, dedicación y conocimientos.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore

Anónimo

El 24/01/2018

Muy buen articulo Rafael. Creo que clarifica un monton la situación actual y puede ser de gran ayuda para quien este pensando en comprar un TV ahora mismo Gracias!

Atención Ha ocurrido un error, por favor inténtalo de nuevo más tarde.