• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

Por qué he escrito esta novela

Adolfo García Ortega
Por Adolfo García Ortega
El 12/03/2019
299
Por qué he escrito esta novela

1. Me lo preguntan. ¿Por qué esa historia? No lo sé, supongo que porque la historia me eligió a mí para existir, para ser leída, para ser imaginada. Pero desde la realidad. Porque mi novela Una tumba en el aire trata de esclarecer una realidad oscura: la desaparición y asesinato de tres jóvenes españoles -Humberto Fouz Escobero, Fernando Quiroga Veiga y Jorge García Carneiro- en el sur de Francia por miembros relevantes de la banda terrorista ETA. La noche del 24 de marzo de 1973, de regreso a España desde Biarritz, los jóvenes pararon en un par de discotecas. En una, La Licorne, había un grupo de etarras que, al verlos, los confundieron con policías españoles. En aquellos años, la Organización etarra, muy dividida internamente, empezaba a sospechar que había confidentes de la policía española y a temer que hubiera policías mismos infiltrados entre los refugiados vascos que estaban en el País Vasco francés, entre San Juan de Luz y Biarritz. Los etarras, en número de cinco, siguieron a los tres jóvenes y, cuando estos entraron en una segunda discoteca, La Tupiña, decidieron abordarlos y averiguar qué estaban haciendo esa noche en San Juan de Luz. Los etarras estaban liderados por Tomás Pérez Revilla, alias Hueso. En el aparcamiento de la discoteca tuvieron el primer enfrentamiento. Como no confesaron que fueran policías, decidieron darles una paliza en una playa cercana. Allí, uno de ellos -Jorge- muere debido a un golpe fulminante asestado por uno de los etarras que los retenían. Ante la situación descontrolada, Hueso opta por consultar a los líderes de la Organización, especialmente a Eustakio Mendizabal, alias Txikia, jefe militar. Este está muy cerca, reunido con otros dirigentes. Txikía le dice a Hueso que los lleven al caserío de Telesforo Monzón, en la carretera a Ascain, y que les saquen como sea todo lo que sepan. Txikia y los demás miembros de la banda temen que, si son policías, estén buscando a alguien de la cúpula debido a alguna delación. Pero hay algo más grave: en Madrid está en marcha la Operación Ogro -cuyo objetivo es Carrero Blanco- y tanto Txikia como otros miembros de la cúpula, sobre todo Peixoto, muy nerviosos, quieren saber si en Madrid tienen conocimiento de esa operación, la más importante de ETA de aquellos años. Cuando se dan cuenta de que no son más que unos jóvenes trabajadores que estaban en el lugar equivocado, probablemente Txikia da la orden de matarlos. Esta es la trama de Una tumba en el aire.

 

una tumba en el aire

 

2. Esta historia me impactó de inmediato cuando la conocí por ser una historia truncada en espera de continuidad. Me ha pasado en otras novelas mías: la necesidad de recrear vidas y hechos truncados violentamente. Truncadas en guerras o en acciones que van contra la sociedad misma, a través de las vidas rotas de seres inocentes que representan a esa sociedad que somos todos. Así pues, al saber esta historia, enseguida, como una revelación, supe que la novela les daría vida y que me había elegido a mí para hacerlo en la escritura. Porque eso es lo que hacemos los escritores, contar historias, dar vida a personajes, explicar lo inexplicable, o lo inexplicado. Me metí a investigar y llegué muy lejos. Constaté que había un abandono colectivo de estos tres jóvenes, que solo figuraban en el recuerdo congelado de sus familias, y que su herida estaba aún abierta. Hablé con todo tipo de personas de ahora y de la época de los hechos: confidentes, etarras, exetarras, espías de ambos lados de la frontera, familiares, testigos, la mayoría de los cuales me pidió siempre que guardara el secreto de las fuentes. El resultado de esa investigación es esta novela. Así convertí en literatura unos hechos inconexos, y creo que el resultado es una obra arriesgada y explícitamente literaria. Fernando, Humberto y Jorge me han acompañado todo el tiempo durante la escritura. Parecerá absurdo, pero ha habido momentos en que he creído que guiaban mis pasos.

Una tumba en el aire habla, pues, de la vida, de la amistad, de los futuros ilusionantes, y del abatimiento de todo eso cuando el azar milimetra el destino. Es, sin duda, el viaje de la vida que regresa desde la muerte a través de la memoria de aquellos jóvenes. Y he buscado -por qué no decirlo- denunciar. Denunciar quiénes, por qué y cómo los mataron tan injustamente. He buscado revelar de manera fehaciente, y por primera vez, la versión más verosímil sobre unos hechos nunca aclarados desde hace más de cuarenta y cinco años. ETA jamás ha reconocido los hechos públicamente, salvo en contadas ocasiones, cuando algunos de los protagonistas terminaron por confesar o irse de la lengua delante de algún infiltrado a quien creían de los suyos. La recreación ficcionada me ha llevado a centrarme también en las personas implicadas, en sus vidas, en sus anhelos y en sus obsesiones, así como en el contexto histórico-político de la España del fin del franquismo. Me ha supuesto esfuerzo, dudas, sudor y alguna lágrima. Al final, el resultado es una mirada a la verdad que los lectores tienen derecho a conocer desde la literatura, que es como se muestra lo que no se puede demostrar.

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)
Una tumba en el aire

Una tumba en el aire

Adolfo García Ortega Ver todo tu universo Normal | Libro | Galaxia gutenberg | febrero de 2019 Desde: 19,95€