• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Refresca tu pantalla

Culturafnac
Por Culturafnac
El 09/01/2020
617
Refresca tu pantalla

La próxima tendencia en tecnología smartphone serán las pantallas con frecuencia de refresco elevada. Ya podemos encontrar en el mercado algunas marcas que apuestan por ella, y todo parece indicar que los próximos lanzamientos enarbolarán la bandera de los hercios como su mejor arma contra la competencia. 

El 2020 es un año que se espera con impaciencia para los amantes de la tecnología y, más concretamente, para los usuarios avanzados de smartphones. La tendencia más destacada será la compatibilidad con redes 5G, anunciadas para el nuevo año y que causa una gran expectación ante las promesas que el aumento de velocidad traerá a nuestros móviles. Tampoco me olvido de los smartphones flexibles, o de las resoluciones aumentadas para las cámaras de nuestros móviles, pero si la tendencia no nos engaña, la próxima y más cercana revolución de la telefonía serán las pantallas con tasa de refresco elevada.

Ya hemos podido disfrutar de algunos ejemplos en el 2019, con un resultado muy convincente, y los próximos lanzamientos de las primeras marcas de telefonía quieren apostar por esta tendencia. En la actualidad, un smartphone tradicional cuenta con un panel de 60 hercios, lo que significa que la imagen se actualiza 60 veces por segundo en esa pantalla. No parece un dato negativo (de hecho, no lo es), pero es una cifra que se queda corta cuando queremos potenciar el uso de nuestro móvil. 

La explicación técnica es la misma que podemos encontrar en el mercado de los televisores. Los hercios se usan como argumento de venta ante una pantalla u otra y determinan la velocidad de refresco de imagen, por lo que se recomiendan para el visionado de deportes o escenas de acción, donde el panel debe ser capaz de actualizarse a la velocidad de la imagen para que no ocurra el habitual efecto estela de los televisores más “lentos”.

 

smartphone-BLACK SHARK 2

 

 

El Razer Phone fue uno de los pioneros montando un panel de 120 hercios, o lo que es lo mismo: su pantalla se puede actualizar 120 veces por segundo. Esta velocidad de refresco se traduce en la práctica en una mayor fluidez en la transición entre los menús, en un visionado más cómodo ante vídeos de contenido de acción y, por supuesto, en una experiencia Premium a la hora de jugar en un smartphone. Éste es el principal motivo por el que un móvil como el de Razer integró esta característica.

Sin embargo, no es condición indispensable para un smartphone para gamers. El One Plus 7 Pro, por ejemplo, monta un panel de 90 hercios, y no es un equipo pensado para jugar. Sí que podemos disfrutar en él de cualquier videojuego actual gracias a su apartado técnico, pero no tiene menús dedicados al videojuego, ni iluminación RGB ni accesorios compatibles con el ocio gamer. Por el contrario, otro smartphone orientado al videojuego, como el Black Shark 2, monta un panel de 60 hercios a pesar de su marcado carácter gamer. No es una característica, por lo tanto, exclusiva de los teléfonos para jugar, aunque seria de agradecer que la incluyeran.

El motivo es evidente: la relación entre fotogramas por segundo (fps) y tasa de refresco. Los aficionados a los videojuegos son conscientes de que los fps son un requisito fundamental para una experiencia fluida a la hora de jugar. La capacidad de una tarjeta gráfica para representar más fotogramas por segundo implicará una mayor realidad, una respuesta mucho más rápida a la hora de movernos en un mundo tridimensional y, en ocasiones, la frontera que marca una victoria de una derrota en un juego online. Si la pantalla de nuestro smartphone es de 60 hercios y un juego es capaz de proporcionar 90 fps, no seremos capaces de aprovechar el rendimiento del software y, por lo tanto, nuestra efectividad a la hora de apuntar o ejecutar alguna acción se verá mermada por la limitación técnica. Una pantalla de 90 o 120 hercios será, por lo tanto, determinante en un shooter, aunque no nos vaya a convertir en los reyes del PUBG, Call of Duty o Fornite. 

Los smartphones que integren esta característica deberán estar acompañados de una configuración técnica acorde a la tasa de refresco. Un buen ejemplo es el Realme X2 Pro que, además de una pantalla de 90 hercios, monta un procesador Snapdragon 855+ y una gráfica Adreno 640, toda un apartado premium que nos permitirá sacar el máximo partido a nuestro terminal, independientemente del uso que le vayamos a dar y, por supuesto, completamente preparado para el ocio gamer.

 

smartphone-ONE PLUS 7 PRO

 

 

Una mayor tasa de refresco implica, desgraciadamente, un mayor consumo de batería, por lo que las marcas que han implementado esta función permiten (mediante decisión del usuario) activar o desactivar la función dependiendo del uso que se le esté dando al móvil en ese preciso instante. 

One Plus ya ha anunciado que todos sus terminales, a partir del 7 Pro, contarán con una pantalla de 90 hercios. Xiaomi, temerosa de la competencia de Realme, ha confirmado que uno de sus próximos smartphones contará con un panel de 120 hercios. Los rumores apuntan a que el próximo S11 de Samsung también contará con tasa de refresco mejorada y, por su parte, Apple y sus iPhones del 2020 quieren sumarse a la tendencia e igualar la frecuencia de refresco de sus Ipad Pro de tercera generación. Las nuevas pantallas de 120 hercios serán, en poco tiempo, una realidad en todos los terminales de gama alta y gracias a ellas podremos disfrutar de una experiencia multimedia mejorada en nuestros smartphones.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)