Rosalía de Castro

María Rosalía Rita de Castro (Santiago de Compostela, 24 de febrero de 1837 - Padrón, 15 de julio de 1885) fue una escritora de prosa y poesía en castellano y gallego, lengua esta última de la que es una de sus...
Leer Biografía
Rosalía de Castro

María Rosalía Rita de Castro (Santiago de Compostela, 24 de febrero de 1837 - Padrón, 15 de julio de 1885) fue una escritora de prosa y poesía en castellano y gallego, lengua esta última de la que es una de sus mayores exponentes. Es, de hecho, una de las figuras más representativas del llamado Rexurdimento galego, un movimiento en el que, junto con Curros Enríquez y Eduardo Pondal, se buscaba revitalizar el idioma como medio de expresión social tras los denominados ‘Séculos escuros’.

Rosalía era hija de una hidalga de familia noble y de un sacerdote, motivo por este último por el que fue registrada como hija de padres desconocidos y vivió con Teresa, su tía paterna, hasta los 8 años en una pequeña localidad coruñesa. Allí conoció de cerca la dureza de los trabajos rurales, así como las costumbres, creencias, tradiciones y el idioma gallego.

Alrededor de los 13 años se traslada a Santiago de Compostela junto a su madre y comienza una etapa totalmente diferente a la anterior: allí recibió clases de música y dibujo, algo mejor visto para las jóvenes señoritas de la época, y comenzó a acudir a actos culturales en los que tomó contacto por primera vez con el mundo editorial y con importantes autores como Manuel Murguía, otro de los precursores del Rexurdimento galego. Tras seis años en la capital gallega, Rosalía se traslada a Madrid, ciudad en la que comenzaría su actividad literaria de la mano La flor, un conjunto de poesías que contaron con el apoyo de Manuel Murguía, con el que contraería matrimonio en el año 1858 y con el que tuvo 7 hijos: Alejandra (1859), Aura (1868), Gala y Ovidio (mellizos de 1871), Amara (1873), Adriano hojorato (1875) y Valentina (1877, nacida muerta), todos nacidos en Galicia.

A pesar de que Murguía siempre apoyó a Rosalía, los problemas de salud que sufrió a lo largo de su vida –se pronosticaba para ella una muerte temprana y su médico le dedicó un libro como ‘De su eterna enferma’-, la difícil situación económica que atravesó el matrimonio y las constantes idas y venidas entre Galicia, Madrid y otras ciudades en las que vivieron como Simancas (Valladolid) marcaron ese tono pesimista, sensible y triste de su obra.

Aunque Rosalía es autora de un largo listado de obras, son tres las más destacables de su carrera: Cantares gallegos, Follas novas y En las orillas del Sar.

Cantares gallegos (1863) es la obra más célebre de la escritora, considerada como la que inició el Rexurdimento, un conjunto de 36 poemas en voz de una joven que canta acerca de las bellezas de Galicia y que obtuvo una gran aceptación y admiración del gremio literario de la época, unos años en los que escribir en gallego no estaba bien visto al considerarse como un idioma rural, nada propio de las personas cultas. A pesar de ello, Rosalía demostró que era posible escribir en gallego, dignificando la lengua con bellos versos sobre la sociedad rural en la que se crió en combinación con poemas de tono intimista, costumbrista y amoroso.

Follas novas, escrito en 1869 durante el tiempo en el que el matrimonio vivió en Simancas, Valladolid, pero editado en Madrid en 1880, es la segunda de las grandes obras de la escritora en lengua gallega.

Se trata de una obra que recopila en cinco partes poemas de gran riqueza y profundidad, en cuyo trasfondo se puede intuir una crítica social a colectivos marginados como la mujer, los niños huérfanos y la sociedad campesina emigrante.

En las orillas del Sar (1885) es la tercera de las grandes obras de Rosalía de Castro, un libro publicado un año antes de su fallecimiento y en lengua castellana. En esta ocasión, la escritora se centra en temas como el desamor, el paso del tiempo, la angustia existencial y la soledad. Se trata de una obra que habla sobre el significado de la vida, y la liberación que nos espera tras la muerte.

La obra de Rosalía de Castro tiene un intenso significado para la literatura en lengua gallega. No solo supone el inicio del Rexurdimento, sino que también es un claro reflejo de las dificultades de la sociedad rural gallega y una defensa del idioma, las costumbres y la identidad del pueblo gallego. Es, además, la obra que ha dado lugar a la celebración, cada año, de la festividad denominada ‘Día das Letras Galegas’, que tiene su origen en el año 1963 y en la que, cada año, se rinde homenaje a un escritor en lengua gallega.

Además de este reconocimiento, a lo largo de la geografía gallega existen multitud de esculturas, placas y espacios públicos y centros educativos y culturales con su nombre. Y más allá de Galicia, en otras regiones de España o en países como Venezuela o Uruguay existen teatros con su nombre. Incluso la imagen de Rosalía circuló durante años en los billetes de 500 pesetas.