• Tienda
  • Cultura Fnac
Eventos

Señor Cifrián, Nuevo Talento Fnac de Fotografía 2010

Culturafnac
Por Culturafnac
El 30/05/2010
205
Señor Cifrián, Nuevo Talento Fnac de Fotografía 2010

’62 días’ es un guiño al collage que utiliza la fotografía dentro de la fotografía. Se trata de un álbum íntimo en el que las autoras reflejan su estado anímico y las vivencias de cada día. El encaje, las texturas de la tela y las manualidades son el hilo conductor de fotografías, pequeños objetos, recuerdos y marcos, en esta obra cercana, humilde, que muestra un universo muy sensible y particular, utilizando el metalenguaje como modo de expresión.

62 DÍAS es un diario íntimo que nace como registro de nuestra experiencia vital. Consta, como su nombre indica, de sesenta y dos foto-collages realizados e inspirados en la ciudad de Nueva York durante nuestra estancia transcurrida desde el 1 de octubre al 1 de diciembre del 2008.

Siempre habíamos hablado que ambas, a la edad de nueve años, recibimos el mismo regalo de cumpleaños. Un diario rosa, cursi y floreado, acompañado de un pequeño candado con su llave, en el que se nos instaba a volcar los sueños infantiles, nuestras fantasías, los secretos más íntimos y por aquel entonces importantísimos; nuestra percepción de la realidad de niños. Eran diarios siempre inacabados, escondidos entre el resto de tesoros, que releídos ya de adultas mostraban una realidad tan absurda y auténtica en ese momento como el que podríamos escribir ahora y releer dentro de treinta años.

Cuando decidimos hacer este proyecto sobre la ciudad de Nueva York, resurgió esa idea latente del diario íntimo infantil. Un diario que era el contenedor idóneo para materializar el deseo de narrar visualmente los 62 días que allí pasamos. Cada día transcurrido fotografiábamos aquellos retazos de la ciudad que llamaban nuestra atención: las vistas desde casa de Dolores, las floristerías veinticuatro horas abiertas, la soledad, nuestra cama, el vaso de agua con hielo, Ángela recién levantada… Encontrar a cada paso algo nuevo que mirar. Las miradas que no se entrecruzan, miradas conocidas y robadas que habían empezado a formar parte de nuestra vida y que en los foto-collages se entremezclaban con los muchos objetos, papeles y texturas de nuestra cotidianeidad; cosidos , recortados y pegados haciendo familiar y delicado algo que compartimos e hicimos nuestro.

Señor Cifrián



SOBRE LAS GANADORAS

señor_cifrian04.jpg

Esther Señor (Zaragoza, 1982) y Carmen Cifrián (Valencia, 1981) han venido desarrollando su cooperación artística desde sus años de formación.

Licenciadas ambas en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia en el año 2006, durante su ciclo formativo han completado sus estudios en la Kymenlaakso Ammattikorkeakoulu – University of Applied Science, Finlandia (2004/2005) y en el Alberta College of Art and Design, Canadá (2005/2006); durante los cuales no sólo se han formado simultáneamente sino que han seguido realizando sus proyectos artísticos de manera conjunta.

En el año 2007 finalizaron el Master Oficial de Postgrado en Producción Artística por la Universidad Politécnica de Valencia.

Durante el 2008 obtuvieron la Beca DKV, con estancia de dos meses en Nueva York y actualmente se encuentran realizando su Tesis Doctoral.

Obtuvieron el Premio Ciudad de Valencia, en la modalidad de "Fotografía" en el Certamen de Creació Jove - Valencia Crea 2009.

Ambas constituyen el colectivo Señor Cifrián.








ENTREVISTA

El portafolio que habéis presentado al Nuevo Talento Fnac de Fotografía es una parte de vuestra obra titulada '62 días', un diario de un viaje a Nueva York con esa duración, pero… ¿Cuánto tiempo os llevó terminar la serie?
Unos seis meses más o menos, contando los dos que pasamos en Nueva York. Fueron meses muy intensos en los que tuvimos que organizarnos de una manera un tanto estricta para poder aprovechar todo lo que nos ofrecía la ciudad sin perder de vista la producción del nuevo proyecto. Cada uno de los días que estuvimos allí compartían una misma rutina, salir a la calle con la cámara fotográfica y con la incertidumbre de no saber lo que nos íbamos a encontrar. Los foto-collages recogen muchos de los elementos con los que tropezábamos diariamente; la gente y los lugares que nos acompañaron durante esos días. Teníamos el cuarto lleno de papeles y objetos que habíamos ido encontrando y que clasificábamos diariamente en cajas y carpetas para, en caso necesario, poder traerlos a España y seguir realizando nuestro diario.

¿De qué manera (si es que fue así) el trabajo cambió vuestra visión de la ciudad que teníais previamente?
Lo cierto es que no habíamos visitado la ciudad de Nueva York con anterioridad, la imagen que teníamos era la recurrente del cine y la televisión. Nuestra mirada fue generándose a medida que íbamos creando el diario.

El día más feliz allí...
Pensar únicamente en un día parece complicado. Fueron muchos los instantes que podrían ser llamados los más felices: una lluvia torrencial que nos dejó completamente caladas pero con un buen ataque de risa, o una cena que nos preparó Dolores, una mujer que conocimos allí y que nos abrió las puertas de su casa e intimidad, lo cierto es que se nos ocurren bastantes momentos gastronómicos… Además, tuvimos mucha suerte con las fechas en las que estuvimos, coincidió que en los meses de octubre y noviembre se celebra el día de la Hispanidad, Halloween, Acción de Gracias, el maratón, la aparatosa preparación de las navidades... y además ese año, las elecciones en las que Obama se convirtió en presidente de los EEUU.

El día más triste....
Quizás podría ser el día de la partida, el regreso... ¡dos meses se pasan volando!

¿Por qué hay días que se repiten?
Como en un diario escrito hay días en los cuales sólo anotas una frase, un breve apunte; pero hay días para el cual una página no es suficiente.

¿Qué queréis trasladar al espectador a través de '62 días'?
Un diario es una forma de volcar los sentimientos y la intimidad sobre papel. '62 Días' permite al espectador ver nuestro diario, sentir e intimar con las cosas que nosotras vivimos y, a su vez, rememorar las experiencias que ellos vivieron o sintieron estando allí. Evocar el pasado, esa cualidad que la fotografía sabe hacer tan bien.

Para vosotras fotografiar es…
Una forma de expresarnos como también lo es el pintar o coser, aunque la fotografía parece haberse convertido para nosotras en un elemento base, en cimiento donde manifestar nuestras inquietudes, nuestros deseos... donde reflejarnos más fielmente.

En cuanto a los collages, ¿quién es vuestra mayor referencia? ¿Qué artistas os gustan? ¿Y fotógrafos?
Grandes artistas del collage que nos gusten hay muchos como Josep Renau, Martha Rosler o Hannah Höch, por ejemplo. También nos interesa muchísimo la obra de artistas que, aún perteneciendo a disciplinas artísticas muy diversas, nos encantan por su crítica, sensibilidad, belleza, simplicidad o por la experiencia estética que nos producen. La lista sería interminable: Diane Arbus, Francesca Woodman, Lorna Simpson, Joan Fontcuberta, Sophie Calle, Marina Nuñez, Rosemary Trockel, Esther Ferrer, Gervasio Sánchez, Meret Openheinm, Jana Sterback...
También tendríamos que nombrar aquí a nuestras abuelas y madres, que tanto han influenciado en nuestro quehacer artístico. Ellas nos han descubierto la rica tradición artesanal, el amplio y generoso lenguaje existente en los trabajos asociados a la aguja que de pequeñas repudiábamos y ahora contemplamos con nuevos ojos.

¿Por qué utilizáis los motivos como el punto de cruz, el encaje, numerosos elementos del ámbito de la costura?
Como hemos comentado antes, el ganchillo, el punto de cruz, lo precioso o pequeño, son territorios íntimamente ligados al ámbito femenino, son elementos tradicionalmente devaluados, propios de las labores domésticas. La lana, los encajes o bordados, se enfrentan con sarcasmo a los tópicos del pasado intentando reivindicar la tradición creativa de las mujeres. Hemos quizás heredado y recogido parte de esa educación que recibieron nuestras madres, abuelas, etc., tan asociada a la maternidad y que a menudo tenía como fin la realización de un ajuar. Así es como los cosidos y descosidos de la tradición artesanal vinculada al quehacer femenino, y encuadrada también a menudo en el ámbito de la artesanía son elementos que nos interesan, tanto como recurso estético como por lo que conlleva el utilizarlos.señor_cifrian03.jpg

¿Qué banda sonora le pondríais a la serie?
O bien la banda sonora de la propia ciudad, con el ruido apabullante de sirenas y pitidos, el sonido de los coches y los taxis circulando sin parar y de la gente a todas horas por la calles… O bien el silencio que permite la mirada más pausada de la imagen y que ayuda a la concentración; donde la contemplación fotográfica se convierte en un descanso, en un inciso que ayuda a la recreación más sosegada de la imagen.

¿Qué os ha resultado más complicado durante todo el proceso de creación?
El descarte final. Cuando decidimos poner punto y final a la fase de creación nos encontramos con más de 200 foto-collages realizados, al final había que descartar y decidir, esas decisiones fueron las más difíciles.

Con respecto a vuestra personalidad… ¿de qué manera os complementáis, digamos, como equipo? ¿Qué no tiene una que aporta la otra?
Nos conocimos en el primer año de universidad y hace ya diez que trabajamos juntas. Congeniamos y nos complementamos muy bien. Quizás hay veces que cuando una está algo más baja de ánimo, la otra le anima y arrastra compensándolo con más tesón, tozudez y empeño (y viceversa).

Y en cuanto a la ejecución del proyecto, ¿qué hace cada una?
Somos un colectivo con todas sus implicaciones. A la hora de fotografiar, jugar al collage, re-fotografiar… las faenas se tergiversan, se confunden; una puede comenzar un collage que la otra terminará, o solamente fotografiará. Todo es común y compartido, las experiencias en todo momento son mutuas. Como pauta habitual no decimos esto tú y esto yo, la división de faenas surge de una manera natural, no meditada.

En este trabajo en concreto, ¿sobre qué habéis discutido más?
Quizás sobre la elección final de las imágenes que terminarían conformando el diario. Sin embargo la elección del lenguaje de expresión, la estética que tendría el diario, los propios collages... todo surge de una manera muy natural, ambas compartimos una misma idea estética y no solemos necesitar de mucha discusión para coincidir. Estamos demasiado acostumbradas y nos costaría hacer las cosas de una manera que no sea compartida, nos complementamos y nos enriquecemos de ello, nos beneficiamos de tener 4 manos con las que producir.

¿Próximo viaje?
Lo que surja, nos encantaría poder producir un diario similar a '62 Días' en muchas otras ciudades. Y es que como artistas nos debemos a la experiencia vital, al merodeo, al movimiento y, en definitiva, a la curiosidad. '62 Días' es un proyecto que surgió gracias a una beca, en nuestro caso la DKV; lo cierto es que hace falta contar con ayudas que permitan realizar proyectos nuevos en el extranjero. Iniciativas que tengan el pleno convencimiento de que el resultado que produzcas valdrá la pena y que la cultura siempre es la mejor inversión.

¿En qué estáis trabajando ahora?
Estamos intentando compaginar la realización de la Tesis Doctoral junto con dos proyectos titulados: 'Pensamientos' y 'Yo, me, mi, conmigo'. 'Pensamientos' es un proyecto que se actualiza con el paso de los años, un álbum familiar que pretende unificar retratos de amigos y familia; es un álbum en proceso que reflexiona sobre la fotografía como registro de la memoria, como soporte narrativo en imágenes de muchas historias personales que acaban siendo más escuchadas que vistas y donde todos los retratos van componiendo un álbum familiar de historias inconclusas. Actualmente se puede ver una de las fotografías en nuestra web www.senorcifrian.com. También estamos realizando un proyecto en el que nuestras madres, abuelas y tatarabuelas se convierten en narradoras de una historia familiar transmitida mediante el boca a boca femenino en 'Yo, me, mi, conmigo'.

Señor Cifrián está abierto a otros colaboradores o, de momento, tres son multitud?
De momento estamos a gusto así, aunque nunca se sabe; como se suele decir: ¡nunca digas de esta agua no beberé!.

En un mundo dominado por lo digital, en este trabajo vosotras apostáis por lo artesanal. ¿Seguiréis en esa línea?
No necesariamente, el proyecto 'Pensamientos' no es enteramente artesanal, nosotras no excluimos lo digital en nuestro quehacer artístico. Nos parece muy interesante el poder compaginar ambas cosas.

Por último ¿Qué esperáis del premio Nuevo Talento?
Visibilidad. Quizás gracias a este premio surjan otro tipo de propuestas interesantes que nos permitan continuar desarrollando nuevos proyectos.

Ana Bolívar


Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore