• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Sony A6500: Difícil de catalogar

Culturafnac
Por Culturafnac
El 31/01/2017
5794
Sony A6500: Difícil de catalogar

 

No hace ni un año que Sony lanzó su cámara evil A6300 y nos sorprende ahora con su versión mejorada, la A6500

 

Recuerdo hace algunos años, cuando miraba el expositor de una tienda de fotografía, y veía un 40% de Canon, un 35% de Nikon, un 5% de Pentax y un 20% restante de marcas variadas (Panasonic, Sony, Olympus, Leica…). Actualmente la situación ha cambiado. Ahora el espacio se reparte casi en un 40% para Canon y Nikon y un 60% restante para el resto de marcas. Aunque avanza poco a poco, está claro que el mercado de las CSC va ganando protagonismo en el sector de la fotografía, y con cámaras como esta Sony A6500 no resulta extraño.


Las fronteras entre fotografía amateur y profesional se desdibujan con cámaras como la que nos ocupa. Por eso me resulta difícil catalogarla en una jerarquía de uso. Los motivos son varios, pero para empezar podríamos decir que la última aportación de Sony para el mercado de las evil es sencillamente sorprendente para un tamaño y peso tan pequeños. Esta es la primera nota importante: menos de 500 gramos para el cuerpo, algo que agradecerá nuestro cuello cuando llevemos un tiempo disparando con ella.


sony_a6500_int1


Su carácter liviano no le resta puntos en otros aspectos. Al igual que su predecesora, la 6500 monta un sensor APS-C, similar al de las gamas medias de las DSLR, pero en esta ocasión la marca japonesa le ha añadido un estabilizador de 5 ejes, algo que se echó de menos en la A6300. Este estabilizador está especialmente pensado para vídeo, ya que nos permitirá grabar a mano manteniendo una mínima trepidación e imprimir a nuestros montajes un marcado carácter profesional. Para foto este sistema nos permite, en teoría, compensar la toma hasta en 5 pasos (podría usar una obturación cinco veces más lenta) aunque siempre en consonancia con lentes compatibles.

No acaban ahí las novedades de este modelo, siendo una de mis favoritas la función táctil de la pantalla. Parecía incomprensible que Sony no integrara esta característica en la A6300. Como son cámaras muy orientadas al vídeo, la posibilidad de seleccionar un punto de enfoque tocando la pantalla es muy cómodo y efectivo a la hora de grabar. De hecho, cámaras profesionales y de precio mucho más elevado como la A7RII no incluyen esta característica, por lo que es muy de agradecer que hayan tenido en cuenta este detalle.

 

sony_a6500_int2

 

No debemos olvidar (aunque no sea diferente en este sentido a la anterior) los 425 puntos de enfoque en detección de fase, una auténtica gozada que según los de Sony nos permitirá lograr un foco nítido en 0,05 segundos, una cifra récord en este sector. La potencia de su procesador contribuye a la rapidez de disparo, llegando a los 11 fotogramas por segundo y con capacidad en su memoria intermedia para almacenar más de 300 fotos. Si no capturamos el momento perfecto con esta máquina, será mejor que nos dediquemos a otra cosa…


Y cómo no hablar del vídeo. Las cámaras híbridas llevan tiempo percatándose de la importancia de ofrecer un sistema diferenciador en este segmento. No sólo para bloggers o youtubers se dirige el mercado: las capacidades de captura de estos modelos sirven para mucho más. Prueba de ello es, en primer lugar, su capacidad para grabar vídeo en resolución 4K sin agrupamiento de píxeles. Explico esto: en otros modelos la información de varios píxeles se agrupa después en uno sólo empeorando la calidad resultante, así como la información capturada por el sensor. La 6500 no necesita estos trucos y obtiene la información sin mezcla de píxeles, logrando así una imagen más fiel a la realidad. Si a esto le añadimos que esta híbrida tiene la posibilidad de trabajar con curvas logarítmicas se descubre que tiene una clara orientación al vídeo. Su compatibilidad con S-Log y S-Gamut nos permitirá mejorar el rango dinámico de nuestras grabaciones en la fase de postproducción y graduar el color a nuestro antojo.

 

sony_a6500_int3

 

Y aunque no es algo original de Sony porque Panasonic ya lo había logrado en su GH4, la 6500 nos permitirá extraer fotogramas de un vídeo 4K a una resolución de 8 megapíxeles. Imaginen lo difícil que parece capturar el vuelo de un pájaro en pleno cielo. Con esta función ya no lo será tanto: lo grabo en vídeo 4K y posteriormente selecciono el fotograma que más me guste. Éste quedará guardado como una foto en nuestra tarjeta. Más fácil imposible.

Esta 6500 no es un juguete, está claro. Sin lugar a dudas es una de las híbridas más potentes que existen en el mercado. La combinación de su sensor APS-C, su enfoque ultra rápido y sus funciones avanzadas de grabación en 4K la convierten en una seria competidora, incluso para sus hermanas mayores. Sony ha vuelto a demostrar que en este terreno es difícil seguirle los pasos.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore

Anónimo

El 13/02/2017

Muy buenas, Rafael. Gracias por tu artículo; es muy completo e interesante. Sólo me queda una duda: por el precio, ¿no merece más la pena la Sony Alpha 7, con sensor de fotograma completo? Saludos y gracias de antemano.

sarah El 15/02/2017

Gracias por tu comentario. Para compararla a la familia de las A7 habría que hacerlo con la A7s, la primera en precio que graba vídeo en 4k, pero no lo hace internamente, por lo que habría que sumar un dispositivo externo que no es muy económico. El precio incrementaría notablemente, pero con la A7s ganarás en el trabajo de la profundidad de campo y en la respuesta al ruido/grano en isos altos (tiene una sensibilidad sorprendente aunque en perjuicio de su resolución). La A7s, además, no lleva estabilizador. Son familias muy diferentes entre sí, por lo que recomendar uno u otro modelo dependerá en gran medida de tus preferencias. ¡Saludos!

1 producto(s)
Cámara EVIL Sony ILC6500 Body 4K WiFi Negro

Cámara EVIL Sony ILC6500 Body 4K WiFi Negro

Cámaras EVIL Desde: 855€