• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Surface laptop: La familia Microsoft crece

Culturafnac
Por Culturafnac
El 01/08/2017
419
Surface laptop: La familia Microsoft crece

 

La respuesta de Microsoft a uno de los portátiles más vendidos de Apple ha llegado más tarde de lo que pensábamos. Te contamos si la espera ha merecido la pena

 

La llegada del MacBook Air a las tiendas fue una revolución tecnológica. Su diseño, peso y rendimiento lo convirtieron en uno de los portátiles más vendidos años atrás, llegando a superar más de la mitad de la cuota de mercado en los Estados Unidos. Tal ha sido su éxito que aún hoy en día sigue estando vigente en el catálogo de Apple, frente a otros equipos mucho más modernos que se han caído de la oferta de Cupertino. Y aunque pueda parecer incoherente comenzar un análisis de Microsoft citando a Apple, en este caso tiene bastante lógica, pues el Surface Laptop ha llegado para hacerles frente.

Podríamos pensar que Microsoft no necesita un portátil para enfrentarse a los californianos cuando a principios de 2017 la cuota de mercado de los PC’s rondaba el 90%, pero el Surface Laptop no es sólo un ordenador: es una seña de identidad para la marca. Ya lo es la Surface Pro, que aunque se introdujo tímidamente en el sector de los convertibles hace algunos años hoy en día se ha convertido en un referente, y ha ganado la batalla a un mercado de tablets cada vez más deprimido. El último integrante de la familia Microsoft quizás tenga que esperar unos años para alzar el vuelo, pero la primera impresión no defrauda.

 

 

Su estilo es lo primero que llama la atención. Aunque en mi experiencia personal el diseño no sea una parte importante en la elección de compra (excepto casos flagrantes), he de reconocer que el portátil de Microsoft llamó mi atención. Con un peso ligero (poco más de un kilo) y un grosor mínimo, la primera sensación es la de un ordenador fácil de transportar, cómodo para tenerlo sobre las piernas y con un tamaño muy bien equilibrado. Su pantalla de 13,5” es lo suficientemente nítida para trabajar con ella durante horas gracias a la elevada autonomía de su batería, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta.

Siguiendo con el diseño, es imposible olvidarse de la textura porosa, casi pétrea, de la base del teclado, que proporciona una sensación completamente diferente al tacto en lo que respecta a otros equipos. El culpable de tan peculiar textura es el tejido Alcantara, que aunque no tiene nada que ver con los protagonistas de Cuéntame, promete ser tan duradero como el tiempo que la serie lleva en antena. Microsoft ya lo había utilizado en la Surface Pro, pero en este portátil llama mucho más la atención. Sus propiedades ya eran conocidas en el mundo de la automoción, por su ligereza, agarre y resistencia, pero sin lugar a dudas en el mundo de la informática la más interesante es su capacidad de repeler los líquidos y permitir una limpieza a fondo sin temor a dañarlo. Puede que el diseño sea incoherente: aluminio en la tapa y tejido Alcantara en el teclado… Parecen dos piezas diferentes que se unen en el mismo equipo. Sin embargo, Microsoft defiende su idea tanto a nivel estético como funcional. Habrá que darle un tiempo a ver cómo envejece, porque el Alcantara está indisolublemente unido al equipo y no podremos cambiarlo por otro tejido cuando éste sufra los achaques de la edad.

 

Microsoft Surface Laptop

 

Un detalle muy importante que no debemos de olvidar es que su pantalla es táctil. Aunque no está catalogado como un convertible más (para eso ya está la Surface) Microsoft ha querido mejorar las características de los portátiles de la competencia. Una idea acertada que permite un uso mucho más extenso del Laptop frente a sus rivales y que muy probablemente inclinará la balanza a su favor en casos de duda. Su tecnología Pixel Sense nos asegura un reconocimiento rápido y fiable del panel táctil, casi con cualquier objeto que acerquemos a la pantalla, como el lápiz de la marca, perfectamente compatible con el Surface Laptop.

En el apartado de rendimiento nada nos sorprende demasiado. Ya conocíamos la potencia de las Pro y los Laptop no defraudan. Podemos elegir entre diferentes configuraciones, con cambios en los procesadores, memoria RAM y almacenamiento; incluso en las configuraciones más modestas su potencia no decepcionará.

 

Microsoft Surface Laptop

 

Pero una de las características más importantes del equipo, y que se merece ser la última de todas por su singularidad, es que el Laptop es uno de los pocos PC’s con licencia Windows S. El nuevo sistema operativo de Microsoft quiere alejarse de la mala fama que obtuvo su RT y ofrece un software blindado al que sólo podremos instalarle aplicaciones de la tienda oficial. A nivel de marca esta jugada es fundamental, porque de esta manera Microsoft puede competir con otros sistemas operativos de bajo consumo pensados para entornos educativos y así hacerse un hueco en las aulas. A nivel de usuario, la imposibilidad de abrir archivos ejecutables mejora notablemente la seguridad, siendo prácticamente invulnerables al ataque de virus. En el apartado de rendimiento y autonomía, el uso de aplicaciones programadas exclusivamente para Windows 10 S ofrece mayor velocidad en su uso y un menor consumo energético. Todo parece positivo, pero seguramente muchos ya habrán pensado qué hacer con las licencias de software ejecutables que ya tengan, o con aquellos softwares específicos que, muy probablemente, jamás se lancen en esta plataforma.
Para esa tipología de usuario existen dos opciones: optar por un equipo diferente, más tradicional y que se ajuste mejor a nuestras necesidades; o bien migrar a Windows 10 Pro, actualización que será gratuita hasta 2018. La “mutación” será rápida e indolora pero, eso sí, tendremos que ser firmes en nuestra postura porque una vez hecho el cambio, no habrá marcha atrás.

La realidad es que el Surface Laptop está pensado para Windows 10 S, y si no es vital el cambio, mejor que lo dejemos en su estado natural, porque el rendimiento, la autonomía y la seguridad están optimizados para el nuevo sistema operativo. Si a pesar de ello estamos decididos, pero nuestro software más usado no existe en la tienda de Apps y no confiamos en que vaya a existir algún día, habrá que plantearse la migración a Windows 10 Pro. El Surface Laptop bien merece la pena.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore