• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

T. Rex y los bailes de Marte

Guillermo Artés
Por Guillermo Artés
El 05/12/2017
80
T. Rex y los bailes de Marte

 

El pasado septiembre, Marc Bolan, líder de T. Rex, hubiera cumplido 70 años. Ese mismo mes perdía la vida en un accidente de tráfico hace 40. En su honor, se celebró en Londres un concierto de tributo en el que participaron ilustres invitados, como su productor Tony Visconti o Marc Almond (Soft Cell), cuyo primer gran éxito fue 'Tainted Love', un tema inicialmente cantado por Gloria Jones, pareja de Bolan y madre de su hijo Rolan.

 


Pese a todo, la música de T. Rex no está de moda, no se reinvindica la figura de Bolan, su influencia en la historia del rock y su enorme éxito durante tres años (4 singles fueron nº 1 en el Reino Unido y llegaron a venderse 60.000 copias diarias).

 


Mi pequeño grano de arena y particular homenaje se titula 'Bolan', el nuevo disco de Pentatronika, publicado en Hall of Fame Records. No se trata de un trabajo de versiones ni réplicas, sino de canciones inspiradas en el amplio legado de T. Rex 

 


Marc Feld, conocido como Marc Bolan (acrónimo de Bob Dylan), siempre quiso ser una estrella. Como cuenta Tony Visconti en sus memorias, 'Bowie, Bolan and the Brooklyn Boy' (2007), él lo descubre tocando en un garito londinense en su época de dúo, Tyrannosaurus Rex. Aquel sonido de folk blues marciano, tan alejado de lo que vendría unos años después, le llamó poderosamente la atención. Ahí empezó una colaboración y amistad que duró hasta 1973.

 

A finales de 1970, ya con el nombre de T.Rex, crean una fórmula sencilla que incorpora riffs blueseros poderosos y eléctricos y un ritmo adictivo que les acerca al rock primigenio de los años 50, puesto al día con arreglos de viento, cuerdas y una producción inteligente. Marc Bolan aparece ataviado con ropas extravagantes y purpurina en la cara, una imagen ambigua que lo convierte en icono sexual. Ha nacido el glam.
T. Rex se convierte en un absoluto fenómeno de masas, especialmente entre los adolescentes, nunca visto desde The Beatles. Lo avalan dos álbumes incontestables, 'Electric Warrior' (1971) y 'The Slider' (1972) y sobre todo los singles: Hot Love, Get it on, Jeepster, Metal Guru, Children of the Revolution…

 

 

No tardó mucho tiempo en que la crítica maltratara a T. Rex, acusado de ser un grupo superficial, para niñas, algo que recuerda a Tequila en nuestro país unos pocos años después. Tampoco ayudó el poco éxito cosechado en Estados Unidos y el inmenso ego de Bolan, bajo una “dieta” de champagne y cocaína: se resintieron las ventas y la calidad de las canciones. Bolan no pudo renovarse, mientras su amigo Bowie, bajo su influencia y con otros parámetros, supo reinventarse durante toda la década de los 70.
Sin embargo, nunca se llegó a apagar la llama de Marc, como demuestra esta versión en directo de su canción más famosa y que confirma el soul como otra de las influencias en su música.

 


En 1977 Bolan resurge. Tiene su propio programa de televisión, “Marc”, donde aparecen jóvenes bandas invitadas como The Boomtown Rats o Generation X. Su figura es reivindicada por el nuevo movimiento: el punk. Desgraciadamente, fallece unos pocos días antes de cumplir los 30 años.
Aparte del glam rock de los 70, la influencia de la música de T. Rex es evidente en artistas como Bauhaus, The Smiths, The Jesus and Mary Chain, Goldfrapp o The Black Keys.
En nuestro país habría que destacar a Dinarama con El rey del Glam y Radio Futura con Divina, versión libre de un maravilloso tema de T. Rex, "Ballrooms of Mars".

 

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore