• Tiendas Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Dron GoPro: Con el Karma hemos topado

Culturafnac
Por Culturafnac
El 26/04/2017
2304
Dron GoPro: Con el Karma hemos topado

 

El dron más esperado aterriza en España. Con aires renovados y sin incidencias, el Karma está dispuesto a recuperar la energía positiva

 

Earl Hickey no fue una buena persona. Robó, engañó, estafó y se burló de sus compañeros de clase, sus vecinos y sus amigos. A pesar de su deplorable comportamiento fue agraciado con un generoso premio de lotería… que no llegó a disfrutar pues en mitad de su efusiva celebración un coche le atropelló. En su ingreso hospitalario comprendió qué era el Karma, esa extraña energía que equilibra el universo y compensa los buenos y malos actos. Los señores de GoPro han tenido tanto éxito que parece que el Karma ha equilibrado su buena suerte con un dron del que tuvieron que retirar 2500 unidades del mercado el año pasado; infortunio del destino como el atropello del protagonista de 'Me llamo Earl'. Afortunadamente, no llegó a distribuirse en España en aquel momento. Han pasado unos meses, el Karma ha pasado por taller, y ya podemos disfrutarlo.
 

Quizás no escogieron un buen nombre, pero todos los productos de GoPro generan tal expectación que el problema de su dron dio la vuelta al mundo. No parecía ser complejo, ni todas las unidades estuvieron afectadas, pero un problema con la batería provocaba la caída de la aeronave en pleno vuelo. El problema ya está resuelto, qué duda cabe. En este caso, además, nos encontramos con las mismas circunstancias que sufrieron los de Samsung. Su fallido Note 7 ha sido el detonante de una campaña en la que han puesto todo su esfuerzo para hacer del S8 uno de los mejores teléfonos de la historia. GoPro va a seguir su camino, no tropezará dos veces con la misma piedra, y este Karma promete convertirse en un top de ventas.

 


Lo más llamativo de este dron, o al menos lo que más captó mi interés, era la posibilidad de plegarlo y guardarlo en una maleta. Tras sostener en mis manos un DJI Phantom 3 (excepcional, por cierto) y comprobar su envergadura, me preguntaba cómo podría llevarlo a la grabación de un documental, o de una boda, o de cualquier otro reportaje, si ya con la cámara, el trípode, la antorcha, las baterías, las lentes …habíamos alcanzado el máximo de extremidades ocupadas y el tope de tara permitido para mi espalda. Pues bien, el dron de los californianos se pliega hasta caber en su propio estuche/mochila, y su peso de 1 Kg lo hace liviano en comparación a otros modelos de similares características. Un primer punto a favor para los de Gopro, que aún no siendo los únicos con un dron de estas características (véase el Mavic Pro), han tenido el acierto de cuidar el peso de su Karma.
 

El segundo punto de interés es su sistema de estabilización. No es que otros modelos no integren la compensación de movimiento, pero los de GoPro le han dado un giro más allá de lo habitual y han diseñado el Karma Grip. Realmente no es más que un gimbal para cámara deportiva, pero con el añadido de poder usarlo con y sin el Karma. Si queremos grabar con nuestra GoPro y con Karma, el Grip se ajusta a la perfección en el cuerpo de éste, disfrutando de unos vídeos estables durante el vuelo; pero si necesitamos grabar sin el Karma, podemos extraer el Grip del dron y usarlo como un estabilizador de mano. Una gran idea que nos permitirá sacarle más partido a este equipo.

 


La aeronave de GoPro nos permitirá mantener el vuelo durante 20 minutos (es la duración aproximada de su batería), a más de 3.000 metros de altura y 50 km/h de velocidad punta. En distancia horizontal, el Karma nos perderá de vista llegando hasta los 3 kilómetros de recorrido. Para su control, viene con un mando incluido que los americanos han mostrado un gran interés en destacar. El motivo es su sencillez de uso. Acostumbrados a los de otros drones, visualmente más recargados y de uso más complejo, este Karma Controller es minimalista y de fácil manejo. Integra una pantalla táctil en la que podemos ver en directo la grabación, reproducir los vídeos ya guardados y controlar el menú con una loable facilidad. El mando se pliega y se guarda también en la mochila del dron, haciendo que el conjunto sea muy cómodo de transportar. Y si queremos compartir la experiencia con nuestros amigos, GoPro ha diseñado la APP Passenger, con la que, a través de un smartphone, podrán disfrutar del vuelo en la pantalla de sus terminales y ayudarnos en el pilotaje durante el vuelo. Una opción cooperativa muy interesante cuando la trayectoria de la grabación es complicada.
 

¿Y qué tal la calidad de los vídeos? Fácil: la misma que tenga la Gopro que usemos. Parecía un poco absurdo que una marca como esta diseñara una cámara integrada para su dron. Mucho más lógico aprovechar la que ya tenemos y adaptarla al Karma para tener una solución integral sin incrementar la inversión más de lo necesario. Efectivamente, el marco del Grip permite insertar una Hero 5 Black, Hero 4 Black o Hero 4 Silver. La marca ha anunciado una pronta compatibilidad con los modelos Session, aunque aún no se ha lanzado el soporte adecuado.

 

GoPro Karma - Dron

 

Las ventajas de usar una GoPro en un dron son notables. Lejos de desmerecer la calidad de imagen que ofrece la competencia, las opciones de configuración de grabación de una GoPro son una ventaja a agradecer cuando queremos ofrecer un producto profesional. Su modo Protune, en el que podemos rodar para ajustar los parámetros de la imagen a posteriori, es un gran acierto para el uso de sus vídeos en entornos broadcast. Sin olvidar, además, que el usar una cámara para grabación a la que ya estamos habituados nos proporciona una seguridad que permite concentrarnos en otros aspectos del rodaje, como, por ejemplo, la trayectoria del vuelo.
 

No podíamos pasar por alto, y para finalizar, las trayectorias predefinidas de este cuadricóptero. Cuatro opciones de vuelo con las que podremos grabarnos a nosotros mismos, o al entorno, sin tener que preocuparnos del recorrido. No son tan variadas como la que ofrece la competencia, pero nos permite obtener resultados inmediatos, siendo muy sencillas de configurar. El punto negativo es que el Karma no podrá seguirnos, algo que otros drones sí pueden hacer, y que es muy importante cuando queremos grabarnos mientras practicamos deporte.

 

Las opciones del Karma son muy interesantes, especialmente para quienes ya son los afortunados poseedores de una Hero 4 o 5. Un precio atractivo para un dron fácil de transportar y, quizás más importante aún, fácil de pilotar, algo que a priori puede parecer irrelevante, pero que agradeceremos quienes hemos pasado minutos y minutos intentando despegar uno sin éxito. Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

 


Texto:
Rafael Lázaro (Fnac Sevilla)

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore