• Tiendas Fnac
Recomendaciones | Tecnología

Procesadores Intel Core: Conociendo sus diferencias

Culturafnac
Por Culturafnac
El 05/10/2018
1085
Procesadores Intel Core: Conociendo sus diferencias

Conoce las diferencias entre los procesadores i3, i5 e i7, sus características principales y las tareas capaces de soportar. 

Si podemos hablar de las utilidades de la tecnología, podríamos hablar de muchas. Prácticamente cada uno daría un motivo diferente, pero todos llegaríamos a una misma conclusión. Y es que se termina adaptando a cualquiera de nuestras necesidades para ofrecer la mejor de sus posibilidades y hacer de las mismas, todo mucho más fácil. Con ello, podemos decir que pasa lo mismo con el tema que abarcamos a continuación, los procesadore: han sido creados para cubrir la demanda que cada usuario determine en función de uso. Por ello, vamos a ponernos manos a la obra y descubrir en que consiste cada uno.

Para empezar, y antes que nada, es primordial conocer el propio significado de lo que es un procesador y su función dentro de cualquier aparato tecnológico que lleve uno en su interior. Pues bien, a groso modo, el procesador viene a ser el “cerebro” del terminal y, justamente, el que ejecuta cualquier proceso en un ordenador, tablet, smartphone o terminal que albergue uno. Así mismo, forma parte del hardware y, si bien abarcan una arquitectura parecida, existen diferentes procesadores. Seguro que prácticamente todos hemos oído alguna vez hablar de los procesadores Intel Core y sobre todo de su nomenclatura “i” seguida de una numeración, la cual determina unas funciones diferentes y le aportan utilidades con mayor o menor potencia. En concreto, hablamos de los procesadores i3, i5 e i7, los cuales vamos a conocer mejor en profundidad.

 

Procesador Intel Core i3

Nacidos allá por el 2010, son procesadores que cuentan con dos núcleos en su poder para soportar las diferentes tareas a los que pueden ser expuestos. Su principal uso reside en lograr mover con soltura y gran rendimiento tareas como la navegación en Internet, procesadores de textos, hojas de cálculo, presentaciones, etc. A ello, se le suma que programas que no tengan una gran carga gráfica ni diseño de imágenes también podrá soportarlos. No es apto para utilizarlos en videojuegos, por ejemplo, pero pueden cubrir perfectamente la demanda de cualquier usuario en un uso básico. De ahí que sean precios competitivos y asequibles para los bolsillos con un presupuesto más ajustado. Por otro lado, existen generaciones diferentes de este procesador, ello se traduce en que son revisiones que sacan de manera progresiva.

Donde mejoran y pulen ciertos aspectos para aprovechar del todo su arquitectura, haciéndolo más eficiente y potente. Y hablando de su arquitectura, destacar que cada núcleo es capaz de trabajar en tareas distintas para lograr un rendimiento digno de mención. Así mismo, si buscas un portátil para tareas de ofimática, contenido multimedia, navegar y utilizar según que programas, éste es el tuyo.

Procesador Intel Core i5

Empezamos con un procesador que alberga en su interior contenido suficiente para empezar a usar programas y apps que demanden más potencia. En concreto, su arquitectura suele albergar cuatro núcleos a diferencia de su hermano menor, con lo que el poder en su rendimiento se eleva de manera considerable. Además de ello, suelen integrar la tecnología “Turbo Boost”, la cual le permite aumentar la velocidad de procesamiento en mayor medida si el conjunto de tareas o programas así lo necesitase. Como sucede en el modelo i3, existen diferentes generaciones, siendo siempre la más reciente la que mejor partido saca al conjunto del procesador, así como a la máquina en su totalidad. Por otro lado, suele ser la mejor elección para aquellos que no pueden permitirse tanto pero que necesitan un extra de potencia. Ejemplo de ello es la edición de fotografías en Photoshop, siendo este un procesador todoterreno capaz de adaptarse a un amplio abanico de posibilidades.

Procesador Intel Core i7

Y llegamos a los pesos pesados en la gama Intel. Realmente, y a diferencia de su predecesor, el Intel i7 saca partido de programas muy concretos pero que requieren de una fuerza robusta capaz de llevarla sin parones ni ralentizaciones. Su arquitectura va desde los cuatro núcleos hasta los 18 en el caso de la octava generación, pero las tareas que puede procesar aumentan. Por ello, este tipo de procesadores van dedicados al Gaming, al diseño gráfico, programas de arquitectura o edición y renderización de vídeos, los cuales necesitan que el procesador saque todo el músculo para soportar tal rendimiento. Su precio no suele ser el más asequible, y normalmente van de la mano con otros componentes de mayores especificaciones como lo son la RAM y la tarjeta gráfica. Evidentemente, lleva consigo la tecnología “Turbo Boost” para sacarle aún mayor rendimiento al procesador en niveles de exigencia alta. Por otro lado, su consumo en energía es el más elevado de los tres, pero se justifica con su potencia, algo que es importante saber de cara a su adquisición. En equipos portátiles reduce la hora de la batería por el mismo motivo, pero los dota de una fuerza de procesamiento envidiable. Posee también diferentes generaciones, las cuales han sabido sacarle el mejor partido a un procesador que hace las delicias de los usuarios más exigentes.

Por último, es importante recalcar que, no por comprar el mejor procesador, todas las aplicaciones que tienes en mente irán siempre mejor. Cada una cuenta con un equipo de desarrolladores que las adaptan según a que situación. Recalcar por otro lado, que las generaciones en los procesadores sacan su mejor versión cuanto mayor sea el número que la acompaña. Así pues, un procesador Intel i7-6700K nos indica que es un procesador i7 de sexta generación (denominada siempre por el primer número tras el modelo del mismo). También es importante que la gama de procesadores de Intel no solo se queda en estos tres, abarcan un segmento que se adaptan para diferentes tipos de equipos, como portátiles, convertibles, tablets con sistema operativo Windows, etc.

Por ello, ahora que conoces más acerca de la diferencia entre estos tres conocidos procesadores, tan solo te queda comprobar cual se adapta mejor a tus necesidades y empezar a sacarle partido a tu máquina.

 

Texto: Daniel Hidalgo (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore