• Tienda
  • Cultura Fnac
Blog

Tres inolvidables libros para el verano

Adolfo García Ortega
Por Adolfo García Ortega
El 27/07/2018
887
Tres inolvidables libros para el verano

1. Autorretrato sin mí, de Fernando Aramburu. El nexo con uno mismo siempre es extraño. Aramburu, que es uno de los escritores más relevantes y originales en lengua española, nos hace un curioso recorrido por sí mismo extirpándose de sí mismo. Leemos un escenario de emociones, de velada autobiografía, de reflexiones hermosas, de pulcritud detallista, de arbitrariedad libre y gozosa, en el que esperamos hallar al autor de cada una de las micro secuencias del libro, pero descubrimos que tal vez no sea el autor quien vive estas ideas, sino otra persona. Y esa otra persona, de pronto, se revela como el lector mismo, como si Aramburu hubiera hallado la fórmula mágica de escribir un texto-espejo poético y muy vivo, de una sensibilidad enormemente sensata (porque es un escritor que introduce sentido común a los sentimientos desbocados), un texto-espejo en el que se refleja otro ser, un ser que es el yo de los demás, un ser que, en realidad es la unión del autor –ese Fernando Aramburu que pulula por el libro sacando temas y provocando modos de pensar– y del lector que camina a su lado. Ha encontrado Aramburu una fórmula atractiva para escritores y lectores/as: un espacio platónico donde conviven esas dos entidades fusionadas en una sola experiencia. Creo que Autorretrato sin mí es más de lo que pudiera parecer, es una literatura eminente y seductora, y deja respirar al lector hasta hacerlo algo muy cercano a un ser feliz.

2. La decadencia de Nerón Golden, de Salman Rushdie. Tengo para mí que dos de los mejores escritores (hombres) británicos son Kazuo Ishiguro (por si no lo saben, yo a Ishiguro lo reverencio con una admiración sin límites) y Salman Rushdie. Ambos son libres para escribir lo que les place cuando les place y ambos escriben de maravilla, haciendo muy real lo de “maravilla” en tanto que cautivan al lector hasta envolverlo en un hechizo. De Rushdie ya escribí largo y tendido en mi libro Fantasmas del escritor, pero ahora traigo a cuento su última novela, una deslumbrante comedia incisiva y realista. Sin embargo, aunque todo en ella es ligeramente distópico, como en las sátiras clásicas de un Jonathan Swift o un Laurence Sterne, o en las más modernas de un Evelyn Waugh o incluso de un Julian Barnes inspirado. Rushdie hace un soberbio y despiadado retrato de la realidad sociopolítica del mundo actual. Nerón Golden es un Donald Trump avant la lettre, poderoso, cretino, malvado, émulo del emperador romano con quien comparte nombre y absolutamente abyecto y miserable. Es decir, es un líder prototípico del mundo moderno. Su decadencia, que es la misma de la sociedad que lo sostiene, está aquí recogida con una creatividad desbordante, en la que otros personajes de la novela, a través de una peripecia deslumbrante, terminan por fijar una parodia del siglo XXI brutal. Creo que esta novela es la mejor para este verano: uno regresará de las vacaciones más crítico y con una sonrisa de oreja a oreja, incluso más inteligente (pero tampoco se le pueden pedir milagros a los escritores, eso es cuestión de los planes de estudio y ahí me temo que España siempre pincha en hueso: fabricamos analfabetos). Novelas como La decadencia de Nerón Golden valen por todo un curso completo. Muy recomendable.

3. Denuncia inmediata, de Jeffrey Eugenides. Siempre lo digo: Eugenides ha escrito dos novelas excepcionales, boscosas, jubilosas, luminosas: Middlesex (2002) y La trama nupcial (2013). Ahora nos llegan sus cuentos, en realidad relatos largos, bien trabados, que dejan el sabor en la boca de querer leer más, como si fuesen novelas incipientes interrumpidas. Ha reunido Eugenides diez relatos de muy diversas épocas. Hay dos de 2017, varios de finales de los años 90, tres de los años 2000, uno de 1988. Suponen, también, un fresco de la evolución sutil de este gran escritor. En todos sus relatos predomina la realidad de las relaciones entre personas que están suspendidas en una peripecia decisiva en sus vidas. Asistimos en estos cuentos a desenlaces, a tránsitos emocionales, a incursiones laberínticas por microhistorias cotidianas, en los que se reconocen los deseos, los afectos, las decepciones, los encuentros, la tristeza y la súbita alegría. A mí, además, me ha vuelto a permitir encontrar lo que más me gusta de Eugenides, que es su narrativa dúctil y musculosa, su fuerza para contar historias y su habilidad para entrar en personajes insólitos y dubitativos, reales y verosímiles en un contexto que siempre es extraordinario. Quizá por esa capacidad literaria tan poderosa, este mosaico de cuentos se puede leer como una novela. Desde luego, al final, la sensación es la de haber estado en un mundo cohesionado, en el que los cuentos entran unos en otros reproduciendo un mismo mundo, el que ya inauguró con en 1993 Las vírgenes suicidas.


¡Feliz verano con estas tres lecturas complementarias!

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
3 producto(s)s
Autorretrato sin mí

Autorretrato sin mí

Fernando Aramburu Ver todo tu universo Normal | Libro | Tusquets | febrero de 2018 Desde: 17,10€
La decadencia de Nerón Golden

La decadencia de Nerón Golden

Salman Rushdie Normal | Libro | Seix barral | noviembre de 2017 Desde: 13,54€
Denuncia inmediata

Denuncia inmediata

Jeffrey Eugenides Normal | Libro | Anagrama | mayo de 2018 Desde: 18,90€