• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Cómic

Ventiladores Clyde: Una vida anacrónica

Culturafnac
Por Culturafnac
El 09/07/2019
440
Ventiladores Clyde: Una vida anacrónica

La historia de dos hermanos y la empresa familiar es una poesía melancólica, y sin embargo optimista, plasmada en viñetas por un Seth cuya sola mención es sinónimo de excelencia comiquera.

Veinte años no son nada para escribir La Gran Novela Americana. Aunque tal vez deberíamos decir mejor La Gran Novela canadiense, ya que su autor, Gregory Gallant, más conocido como Seth, es oriundo de Toronto y uno de los pilares inamovibles del cómic canadiense del siglo XX/XXI, junto a sus coletas Joe Matt y Chester Brown, sospechosos habituales los unos en los cómics de los otros (sobre todo en los autobiográficos de Matt, el único estadounidense del terceto, aunque residió durante más de una década en Toronto). Aunque empezó a serializarla en la revista Palookavile, de la que es editor, durante los años noventa, lo cierto es que no la acabó del todo hasta hace relativamente poco, que el autor completó las tres partes de las que se compone 'Ventiladores Clyde'. De hecho, la anterior edición en nuestro país de la mano de Sins Entido recogía sólo las dos primeras partes, cuya conclusión era confusa pero bien podría haber sido un final, y es ahora Salamandra Graphic quien la edita completa en un formato de auténtico lujo, en un tomo en tapa dura con funda de cartón rígida que es contenedora de todo tipo de textos recomendatorios y bromas privadas relacionadas con el contenido del cómic, con un resultado de esos que consiguen un fabuloso libro-objeto, en el buen sentido de la palabra, no sólo bonito de leer sino también bonito de ver.

 

ventiladores clyde

 

A pesar de su título empresarial, 'Ventiladores Clyde' es un retrato sentimental del paso del tiempo, de la influencia del pasado y el peso del legado. Como dice el propio autor en boca de uno de sus personajes, 'cuando pasa el tiempo uno mismo no cambia frente al mundo, sino que es el mundo el que cambia a su alrededor', uno de los ejemplos del alcance de la melancólica poesía visual de las que es capaz el autor canadiense. La nostalgia de Seth por el pasado en casi una obsesión, siendo su propio aspecto un buen ejemplo de ello (siempre ha parecido mayor de lo que es, con sus trajes inmaculados, su pelo engominado y sus gafas pequeñas, como recién escapado de un episodio de 'Mad Men') y eso se nota en 'Ventiladores Clyde', donde la relación con sus padres y su época y la personalidad de los dos protagonistas, dos trasuntos del propio Seth desdoblado en dos hermanos, forman un todo acerca del inexorable paso del tiempo, del avance más rápido del mundo que los rodea que ellos mismos, y también de la capacidad de permanecer a pesar de todo ello. A fin de cuentas, ya no se hacen cosas como antes con la intención de durar, lo que otorga una irónica ventaja superviviente a muchas cosas antiguas.

Ventiladores Clyde es la empresa familiar que heredan los hermanos Abraham Matchcard y Simon Matchcard de su padre, el fundador de dicha empresa. En una época en que los aires acondicionados le van robando el terreno a pasos agigantados a los ventiladores, Abraham y Simon, aunque tremendamente diferentes entre sí, lucharán por sacar a flote el negocio mientras se enfrentan a los fantasmas del pasado, y a los del futuro. A través de una serie de saltos hacía atrás en el tiempo descubriremos los momentos claves en sus vida y la historia de la empresa, que nos permitirá entender en toda su magnitud esa incertidumbre frente a lo que está por llegar.

 

ventiladores clyde

 

El dibujo de Seth se supedita a la necesidad de la narrativa secuencial a la hora de contar la historia, y eso se nota en la economía respecto a los bocadillos de texto, y no digamos ya de textos explicativos fuera de diálogo, prácticamente inexistentes. Hay texto, por supuesto, pero Seth cuida tanto su técnica visual con todo detalle, incluso a pesar de lo amable y directo de su trazo, es fundamental para transmitir la esencia de la historia. Es más, el dibujo esta trabajado para transmitir con precisión y minimalismo las sensaciones y emotividad del momento. Su narrativa no es acelerada, es literaria en un sentido casi balzac-niano, cambiando descripciones hiper-detalladas por sensaciones y sentimientos hiper-detallados, con ese dibujo suyo que parece heredado de los grandes dibujantes clásicos portadistas de revistas como The New Yorker (una de las influencias más inopinadas y sin embargo repetidamente obvias del cómic literario americano), con una línea clara, urbana y limpia ordenada en un sempiterno patrón de viñetas casi matemático.

Y de un modo u otro, todas las obsesiones de Seth acaban volcándose de manera ordenada y poética en las páginas de este tomo con nombre de catálogo comercial. La propia idea del cómic le sobrevino a Seth durante los años ochenta, cuando en un paseo por su Toronto natal se topó con un negocio ya cerrado que parecía sacado de los años cuarenta. Detrás del cristal del escaparate había unos pocos muebles de aspecto ajado que habían sobrevivido a mucho, unos cuantos ventiladores y las fotos de dos tipos muy serios que miraban enjutos desde sus marcos finos y poco presuntuosos en la pared, generando de facto un interés narrativo difícil de eludir. El nombre del negocio, era, por supuesto... Ventiladores Clyde.

 

Texto: David Romera (Fnac.es).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore
1 producto(s)
Ventiladores Clyde

Ventiladores Clyde

Seth Normal | Cómic | Salamandra | mayo de 2019 Desde: 40,85€