Un cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco?

Normal (Libro) en español
    • Un cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco?_0
    Un cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco?

    Vende el tuyo Un cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco? en pocos clicks
    en Fnac.es

    1. Puesto a la venta
    2. compran tu producto
    3. envías tu producto
    4. recibes el pago
    ¿Vendedor profesional? Crea tu tienda
    • Resumen
    • Detalles
    • Garantías
    • Accesorios incluidos
    • Editor Aguilar
      Colección Tendencias

      Ver todas las características

    • Busca una lupa grande y descubre con el rey de las cosas pequeñas qué pata de la realidad es la que cojea hoy. ¿Qué habría pasado si el hombre no hubiera inventado las armas? Pues nada, porque no las inventó el hombre, las inventó Dios. Estaban Adán y Eva en el Paraíso, sin inventar armas ni nada, comiendo manzanas, por hacer algo original, y va Dios y manda un ángel con una espada de fuego. Los pobres Adán y Eva no tenían ni idea de lo que era aquello. «¿Qué es eso, Eva?», «Es un arma.», «Ya, pero ¿es un arma blanca o... Ver más

    • Precio Fnac  12,16
    • 2 nuevos desde 12,16   y 1 ocasión desde 8€
    • Todas las ofertas
      • 8€ Gastos de transporte +5,99
        En stock
        Segundamano - Buen estado
        Profesional
        ALZOFORA
        (886)
    • Satisfecho
      o reembolso
    • Servicio Fnac
      a tu disposición
    • Devolución
      gratuita en tienda
    • Pago en el
      momento del envío

    SINOPSIS Un cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco?

    Busca una lupa grande y descubre con el rey de las cosas pequeñas qué pata de la realidad es la que cojea hoy.

    ¿Qué habría pasado si el hombre no hubiera inventado las armas? Pues nada, porque no las inventó el hombre, las inventó Dios. Estaban Adán y Eva en el Paraíso, sin inventar armas ni nada, comiendo manzanas, por hacer algo original, y va Dios y manda un ángel con una espada de fuego. Los pobres Adán y Eva no tenían ni idea de lo que era aquello. «¿Qué es eso, Eva?», «Es un arma.», «Ya, pero ¿es un arma blanca o un arma de fuego?».

    De repente alguien dice: «Yo soy un amante de los animales. Me gustan los pájaros: voy a meter uno en una jaula». Luego, al verlo, se siente culpable y dice: «Pues... voy a ponerle un columpio». ¿Un columpio a un canario? ¡Pero ¿no ves que no tiene brazos?! Es como si le pones una guitarra y le dices: «¡Hala! Además de cantar, toca».

    Pablo Motos ha dicho...

    «Si es un hecho innegable que los mejores cómicos son los que sacan las ideas del corazón y del alma, pasa página y compruébalo.»

    DetallesUn cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco?

    • Editor Aguilar
    • Colección Tendencias
    • EAN 978-8403096462
    • ISBN 9788403096462
    • Número de Páginas 272

    Opinión Clientes Un cacahuete flotando en una piscina... ¿sigue siendo un fruto seco?

    Condiciones de Publicación

    Ver más