Le dernier jour d'un condamne

Victor Hugo (Autor) Bolsillo (Bolsillo) en francés
    • Le dernier jour d'un condamne_0
    Le dernier jour d'un condamne

    Vende el tuyo Le dernier jour d'un condamne en pocos clicks
    en Fnac.es

    1. Puesto a la venta
    2. compran tu producto
    3. envías tu producto
    4. recibes el pago
    ¿Vendedor profesional? Crea tu tienda
    • Resumen
    • Detalles
    • Garantías
    • Accesorios incluidos
    • Precio Fnac  4,75
    • 1 nuevo desde 5,60   y 2 de ocasión desde 8,21
    • 5€ 4,75
      Otros formatos

      Expedición en más de 30 días

      Envío desde 1,99

      En tienda

      Recogida gratuita

      Consulta disponibilidad en tienda

      Ver todas las opciones y plazos de entrega
      Ofertas especiales en este producto
      EN TODOS LOS LIBROS
    • Satisfecho
      o reembolso
    • Servicio Fnac
      a tu disposición
    • Devolución
      gratuita en tienda
    • Pago en el
      momento del envío

    2 Ofertas especiales Le dernier jour d'un condamne

    • -5%
    • EN TODOS LOS LIBROS

    LLÉVATE UNA BOLSA SANTA POR SÓLO 2,95€

    Al comprar 2 libros, llévate una bolsa santa, ilustrada por Miguel Bustos, por sólo 2,95€ más. Elige la que más te guste, añádela a tu cesta, junto a tus dos libros, y verás que se actualiza el precio al de la promoción.

    Bolsa Santa Tipografía

    Bolsa Santo Libellus

    Bolsa Santa Gramática

    Promoción exclusiva Fnac, válida sólo para productos vendidos por Fnac.es en stock y hasta fin de existencias. PVP habitual de las bolsas 13,95€.

    -5% EN TODOS LOS LIBROS

    Máximo descuento permitido por ley. Oferta válida sólo para libros vendidos por Fnac.

    Publicidad

    SINOPSIS Le dernier jour d'un condamne

    RESUMEN Le dernier jour d'un condamne

    Tout à coup, l'un des valets m'a enlevé ma veste, et l'autre a pris mes deux mains qui pendaient, les a ramenées derrière mon dos, et j'ai senti les nœuds d'une corde se rouler lentement autour de mes poignets rapprochés. En même temps, l'autre détachait ma cravate. Ma chemise de batiste, seul lambeau qui me restât du moi d'autrefois, l'a fait en quelque sorte hésiter un moment : puis il s'est mis à en couper le col. A cette précaution horrible, au saisissement de l'acier qui touchait mon cou, mes coudes ont tressailli, et j'ai laissé échapper un rugissement étouffé. La main de l'exécuteur a tremblé. - Monsieur, m'a-t-il dit, pardon ! Est-ce que je vous ai fait mal ? Ces bourreaux sont des hommes très doux.

    DetallesLe dernier jour d'un condamne

    Características digitales

    ¿Qué formato elijo para mi libro electrónico?

    OTRAS OBRAS Autor de Victor Hugo